El ministro de Obras Públicas visitó la calle Pensamiento. 
 Tras Garrigues, las inundaciones     
 
 Diario 16.    23/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

El ministro de Obras Públicas visitó la calle Pensamiento

Tras Garrigues, las inundaciones

"Si el ministro Garrigues llega a ir dos "horas mas tarda a las cuatro y media, a la calle Pensamiento se

encuentra en medio de un circo", ha informado el vecino Jesús .Antoranz a D16.

El ministro de Obras Públicas y Urbanismo l1egó pronto a visitar el barrio, porque dos horas después la

lluvia cegó la única alcantarilla de la calle Pensamiento, y tas 17 familias habitantes se vieron inundadas.

A las dos y media del sábado, el ministro Garrigues y el delegado del Gobierno en Coplaco, Elias Cruz,

se presentaron en la calle Pensamiento para ver las condiciones de vida de las 17 familias a punto de ser

expropiadas y que se ven prácticamente enterradas por las obras del nuevo Eurobuilding.

"Nos cayó muy bien"

"Le enseñamos todo entre mi mujer, otra señora y yo —explicó el señor Antoranz;—. Vio las viviendas,

el servicio comunal, los escombros que arroja el Eurobuildíng y particulares que hasta con camiones

vienen aquí a echarnos basura. Nos preguntó por las casas que nos quieren dar los de la Junta de

Compensación en Carabanchel Alto, y yo le dije que hasta que no las viéramos bien que no podía decirle;

que lo que no podíamos era pagar una hipoteca de 600.000 pesetas, como se pretendía. Diga usted que fue

muy amable y muy afectuoso al despedirse. Y que ños cayó muy bién y Dos horas después de irse el

ministro, a las cuatro y media Justamente, la lluvia intensa cegó el alcantarillado de Pensamiento,

inundando las calles.

"Vino una vecina corriendo, con la falda arremangada, gritando que se nos llenaban de agua los pisos. Yo

cogí un pico y me puse a levantar aquello —Basilio Burgueño, vecino de Pensamiento, enseña los

arañazos y cortes resultado de su pelea con la alcantarilla—. Es normal que ocurriera. Esta alcantarilla

recoge todas las, aguas de Bravo Murillo y es muy pequeña. Tenía que ocurrir. Lo hemos anunciado ya

muchas veces. También se lo habíamos contado al ministro. ¡Anda, que si llega un ratito más tardé...."*

 

< Volver