Lladó y Fernández Urrutia. 
 Espero que tengamos unas Navidades tranquilas     
 
 Arriba.    08/12/1977.  Página: 43. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Llado y Fernández Urrutia

ESPERO QUE TENGAMOS UNAS NAVIDADES TRANQUILAS»

«El Ministerio de Transportes es conflictivo y con razón, debido al silencio impuesto»

MADRID. (Pyresa).—«El Ministerio de Transportes es efectivamente un Ministerio conflictivo, pero yo matizaría que conflictivo con razón. Después de treinta años de silencio impuesto hay muchos sectores que nacen ahora a un mundo de libertades que es necesario respetar.

Aunque en algunos momentos los trabajadores afectados hayan hecho oír su voz con fuerza desproporcionada». Don estas palabras ha enjuiciado en TVE el actual Ministro español de Transportes y Comunicaciones, señor Liado, la situación conflictiva por la que atraviesan diversos sectores de su Departamento, saliendo al paso de las críticas que se formulan a su gestión.

El Ministro de Transportes regresó ayer de París, donde a lo largo de los últimos días ha participaron la Reunión de Ministros de Transportes Europeos, que en esta ocasión se ha dedicado en especial a estudiar la crisis del transporte por ferrocarril.

El déficit del ferrocarril

En relación con este tema, el señor Llado ha llamado la atención sobre los déficit que presenta esta modalidad de transporte en Europa, déficit que son superiores a los españoles, tanto desde el punto de vista del transporte de mercancías —Tm/Km,— como de pasajeros persona/Km.—, aunque hay que hacer la salvedad de que la mayoría de (os países europeos ofrecen niveles de calidad superior a la del ferrocarril español.

En nuestro país, los problemas del transporte por ferrocarril están directamente relacionados con los transportes por carretera, que en nuestro caso tienen un mayor peso específico (un 85 por 100 de! total, frente al 50 por 100 en Europa), Y aunque desde el punto de vista energético es recomendable una inflexión en favor del ferrocarril, hay que tener presente la situación de los ciento quince mil autopatronos (el cincuenta por 100 del transporte terrestre), que han cubierto con su iniciativa las necesidades da transporte españolas de los últimos años, y a los que ahora no se puede sacrificar sin consideración.

En este campo concreto, la opinión del señor Liado es que se debe suprimir el canon de coincidencia y revisar el actual sistema de abastecimiento de combustible, además de apoyar las iniciativas paras racionalizar este medio de transporte y contribuir a una gestión mas eficaz del mismo.

Aviación Civil

En cuanto al tema de la aviación civil, el señor Liago ha aprovechado su viaje a París para estudiar la situación en otros países, con los que España guarda notables diferencias en este campo. Da hecho, la mayoría de los países europeos deslindaron las competencias del área de competencia de la defensa nacional y la aviación civil inmediatamente después de la segunda guerra mundial. en España esto no se ha hecho hasta estos momentos y las consecuencias las han pagado los trabajadores. El empeño del Ministro es racionalizar a aviación civil española atendiendo las legítimas aspiraciones de promoción de los trabajadoras.

En este terreno se están estudiando soluciones que permitan superar los conflictos planteados últimamente. Lo que ocurre es que ciertas soluciones serán operativas a corto plazo y otras en plazos algo más diferidos.

Correos

Por lo que se refiere a la situación del persona) de Correos, la opinión del Ministro de Transportes es que la Administración Central ha desatendido a los sesenta mil trabajadores que se encuadran en la actualidad en la Dirección General de Correos, y que no se pueden homologar el resto del personal administrativo; 39.400 de estos trabajadores no ganan el salario mínimo interprofesional, con el agravante de que las pensiones de viudedad y vejez que se están concediendo, después de toda una vida de dedicación a) Cuerpo, se cifran en doscientas pesetas diarias. En estas condiciones, los trabajadores carecen de incentivos para realizar su misión va que no tienen expectativas de promoción administrativa ni posibilidades reales de ascenso. Además, trabajan en condiciones de higiene y seguridad en el empleo ciertamente deficientes. «En estos casos concreto-? —opina el señor Lladó—. la Administración, en lugar de dar ejemplo está incumpliendo su propia legislación».

A modo de balance final sobre !a situación de su Departamento. el señor Lladó, que reconoce la importancia de tos conflictos planteados, píenla que se pueden arbitrar soluciones buenas Dará todos. «Mi deseo —concluye— es que disfrutemos todos unas Navidades tranquilas.

 

< Volver