Autor: Minaya, F.. 
   Los cuerpos, a los depósitos de los cementerios  :   
 Algunas familias no quieren dejarlos y vuelven a llevarlos a las casas. 
 Pueblo.    19/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LOS CUERPOS, A LOS DEPÓSITOS DE LOS CEMENTERIOS

Algunas familias no quieren dejarlos y vuelven a llevarlos a las casas

MADRID. (PUEBLO, por F. MlNAYA.J Los empleados municipales han ido a la huelga. El paro en los cementerios madrileños del servicio de enterradores es total, a excepción de para casos judiciales. Nos hemos puesto en contacto con la empresa EMSFMSA (Empresa Mixta de Servicios Funerarios de Madrid, S. A.), en donde nos ha atendido su gerente, señor Antonino, quien ha explicado en qué forma su entidad se ha visto afectada por el paro.

—Nosotros estamos haciendo lo indecible en beneficio del público, pero esto ya no depende de nosotros, puesto que somos simplemente los transportistas, por llamarlo de alguna manera. Nuestro servicio se está desarrollando normalmente, pero llegan al cementerio los furgones y hay que dejar los cuerpos en el depósito por falta de enterradores. Nuestros trabajadores están cumpliendo con su obligación y estén haciendo el servicio.

.—¿Tomaron ustedes alguna medida preventiva?

—Se advirtió a las familias de lo que podía pasar: pero si quieren realizar el entierro nosotros cumplimos con nuestro deber. Lamentamos profundamente esta situación. Incluso los familiares tendrán que sacar los féretros de los furgones, porque nosotros lo hacemos de los domicilios, pero en ios cementerios, como sólo va el conductor, si no hay enterradores no puede hacerlo él solo. De todas formas, hay familiares que. a pesar de la advertencia que les hacemos, quieren que se lleve el cuerpo, aunque se quede en el depósito. Otras familias, sin embargo, ante ia situación que ven allí, no quieren dejar a su ser querido, y tenemos que volver al domicilio.

El señor Antonino nos aclara cuánto lamentan esta situación, totalmente ajena a sus deseos. Asimismo dice que, habida cuenta de que los entierros son durante tres horas por la mañana y dos por ¡a tarde, prácticamente de forma ininterrumpida, se provocará el colapso, aunque elfos, por su parte, intentan reducir al máximo las salidas, convenciendo a los familiares del problema

A la hora de cerrar esta .segunda edición, había ya más de cincuenta cadáveres en los diversos depósitos de los cementerios madrileños,

 

< Volver