Autor: Castaños, José María. 
 Buenos días, señor alcalde. 
 Capitalizar la huelga     
 
 Ya.    22/12/1977.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

BUENOS DÍAS, SEÑOR ALCALDE CAPITALIZAR LA HUELGA

LOS partidos políticos y las Centrales sindicales van a. tener que comprarse aprisa y corriendo un ordenador para colocarlo como cerebro electrónico en las sedes sociales respectivas. De esta manera sabremos quién ha aprendido mejor a sumar: si los partidos, si los sindicatos, si el Ayuntamiento o si la opinión pública, que ya está comenzando a hartarse del sucio juego de capitalizar las huelgas.

LO menos importante parece que es conseguir el objetivo de una reivindicación salarial. Los de arriba, los que tiran de las cuerdas de la marioneta, prefieren sentirse orgullosos de los éxitos políticos, echando tierra a los fracasos y multiplicando por la cifra que les venga en gana a los asistentes a las asambleas o al número de absentismo en el lugar de trabajo. Hay que decir que se ha ganado, y ya está. Hay que proclamar que se ha humillado a alguien, y ya es bastante. Hay que anotarse una victoria más en el frecuente pulso que entre ellas mismas se están echando las centrales sindicales, y con eso se compensa. Para que veas que yo puedo más que tú; para que te de» cuenta que mis afiliados son más leales que los tuyos; para que te convenzas de una vez que al 80 por 100 de los indiferentes lo maneja el 20 por 100 de los politizados.

Y yo me pregunto: ¿capitalizan también los efectos que están produciendo en la opinión pública? Porque van a llevarse una sorpresa. Y no a mucho tardar. Los enterradores que se negaron durante la mañana a darle tierra a nuestros muertos son los mismos que no tuvieron inconveniente hace muy pocos días en trasladar un cadáver en una carretilla de la basura porque tenían pinchado el otro vehículo. Y enterradores hay muchos, aunque no entierren muertos. Están enterrando el respeto que se les debe a unas mayorías silenciosas que con ojos cada vez más espantados están viendo cómo se juegan a los chinos las centrales sindicales el voto de un 80 por 100 que ni ha votado ni está de acuerdo con las fórmulas empleadas. Esto también lo deben capitalizar en ese ordenador los que no entienden más que de sardinas y ascuas. Lo que ocurre es que no se sabe de quién es el ascua ni las sardinas. Yo personalmente habría enterrado a mis muertos, !Ya lo creo que lo habría hecho!

José María CASTAÑOS

 

< Volver