Según un sondeo de la Confederación de Cajas de Ahorro. 
 La inflación aumenta la conflictividad (entre las empresas y sus trabajadores)     
 
 Pueblo.    21/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Según un sondeo de la Confederación de Cajas de Ahorro

LA INFLACIÓN AUMENTA LA CONFLICTIVIDAD

(entre las empresas y sus trabajadores)

¿Qué opinan ios ejecutivos de las empresas españolas sobre el tema de la inflación? Esta pregunta ha sido planteada por Estudios y Programación de la Confederación de las Cajas de Ahorro, y la respuesta, recogida en el último número d« «Coyuntura Económica», ofrece las siguientes conclusiones:

Creen que la inflación está provocada por el aumento de los costes de primeras materias, personal, energía, baja productividad en las empresas y gastos financieros.

Desconfía de la eficacia de las medidas económicas previstas para reducir la tasa de inflación antes de fin de año.

Congruente con este pesimismo, sitúa el porcentaje de inflación a 31 de diciembre de 1977 por encima del 26 por 100 (entre un 26 y 30 por 100 recibe «1 mayor número de votos).

Sin embargo, son moderadamente optimistas para 1978, pues pronostica una desaceleración de la tasa de inflación para ese año.

La inflación provoca situaciones indeseables en la empresa, tanto desde el lado del capital como del trabajo.

La actividad inversora de desarrollo ha disminuido por necesidad de aplicar los recursos financieros a salvar problemas de tesorería, pagar dividendos sin previos beneficios, por dificultad en presupuestar y por inseguridad social.

La inflación contribuye a aumentar la conflictividad «entre la empresa, que ve problemático la traslación a sus precios de fuertes aumentos de costes de personal, y los trabajadores, sometidos a un continuo deterioro de su capacidad de compra.

La negociación para alcanzar un acuerdo entre esas fuerzas sociales parece premisa indispensable para salir de la crisis.

Pero tienen serias dudas sobre la posibilidad de alcanzar un pacto en las actuales circunstancias.

Son partidarios de disponer de medidas concretas y operativas que permitan aliviar la carga de la crisis: control de precios eficaz (a pesar de su fracaso histórico), aumento del bienestar social, traspaso del coste de la Seguridad Social al Estado, mayor eficacia del sector público, reforma fiscal, autoridad y equiparación al derecho de huelga con la posibilidad de despido libre.

Piden para invertir una política de fomento a la inversión mediante una política fiscal y crediticia adecuadas.

 

< Volver