Autor: AEMILIUS. 
   Más luz sobre intelhorce     
 
 Pueblo.    12/11/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

MAS LUZ SOBRE INTELHORCE

LOS rumores sobre el desmantelamiento de la empresa textil Intelhorce y su traslado a Cataluña son motivo de grave preocupación en Andalucía. La historia de esta importante empresa nacional, puesta en pie con recursos públicos, ha estado plagada de puntos muy oscuros que deben ser revelados ahora, al menos para que quede testimonio de ello, y, en su caso, se disipen las sospechas de todo tipo que ha despertado la sinuosa trayectoria de esta empresa, cuyo papel en una región y una provincia deprimida hubiera servido* de guía para abordar oirás acciones parecidas.

Intelhorce arrastró grandes déficits en los primeros tiempos de su funcionamiento, y los fue

reduciendo paulatinamente, hasta el punto de que, poco antes de su venta, había disminuido a cifra ridícula para una instalación que ocupa a tres mil trabajadores. El diario «Sur», al que nos remitimos, afirma que, en la época en que se decidió la venta de Intelhorce a una empresa privada, los técnicos valoraron el valor real ,de la fábrica en más de cuatro mil millones de pesetas, mientras que la venta se efectuó en ochocientos cincuenta y dos. Ahora, las viejas preocupaciones, las lucubraciones sobre lo que podía significar la venta de Intelhorce, la oscura conseja sobre los culpables de sus dificultades, se enriquece con la noticia de que se trata de desmantelarla y trasladarla a Barcelona.

Es curioso, y algo más, que pueda producirse un hecho así en unos momentos en que Andalucía, como problema sangrante, es noticia continua, aunque esto de ahora sea consecuencia de ciertos hechos producidos en otros tiempos. Es lamentable que ahora, cuando el INI anunció hace tiempo su intención de incidir con sus actuaciones en la corrección de los desequilibrios regionales, tres mil puestos de trabajo puedan perderse en una zona en que el paro es el problema más dramático.

No sabemos si el conflicto tiene solución, pero sí pedimos que se haga luz sobre el asunto de

Intelhorce. Dejar en la sombra los condicionamientos reales, Los inconvenientes y los obstáculos, las zancadillas y las irresponsabilidades de unos y otros, de éstos y aquéllos, convertirá este caso en un objeto de especulación y de leyenda, pero, sobre todo y en primer lugar, lo privará de su valor como ejemplo y como símbolo de lo que debe evitarse y no puede pasar.

 

< Volver