Informes de Rumasa y Atlántico. 
 Los salarios obsesionan a los bancos     
 
 Diario 16.    06/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Informes de Rumasa y Atlántico

Los salarios obsesionan a los bancos

MADRID, 6 (D16).—Clari-. dad y energía reclama Rumasa del Gobierno en sus negociaciones con empresarios y centrales sindicales para imponer una política de control de salarios, según señala el último informe de "Coyuntura financiera", publicado por ese grupo.

El Banco Atlántico, controlado por Rumasa, insiste en que "el pacto social, cualquiera que sea su´ forma de expresión semántica, tiene que estar en la base de toda pretensión de mejora". Aunque el Atlántico reconoce en su revista "Tenias´´ que la subida de precios no responde sólo a las alzas salariales, anticipa que "poco se va a conseguir" si no se moderan aquéllas.

Salarios contra empresas

"La redistribución de la renta vía salarios se halla muy próxima al. límite de lo que permite la continuación de la actividad empresarial y de lo que exige el equilibrio económico, interno • y externo, necesario para la reducción del desempleo", dice Rumasa.

Otro tanto señala el- Atlántico, destacando que la relación de precios con los costes, en especial loe salarios, tiene que ser coherente con una rentabilidad razonable. A esto añade la necesidad de "un sistema laboral flexible, capaz de potenciar 1» productividad", que, en consonancia con recientes declaraciones empresariales, supone una flexibilización drástica de plantillas.

Para el "holding" Ruma-sa los salarios en España tienen una participación sobre la renta nacional que sitúa este país--entre los primeros de la OCDÉ. El informe -no aclara si en el 66,7 por 100 de los salarios sobre la renta se incluyen los pagos por Seguridad Social,

Incrementos negativos

Rumasa aconseja. Incrementos negativos en términos de salario real. S-.oidas inferiores al ritmo de aumento del costo de vida. Si bien el informe del "holding" recomienda tal criterio para las rentas salariales superiores a las 25.000 pesetas, su postura en relación a los ingresos más bajos resulta similar.

El informe aconseja en estos casos subidas linéales que supongan un aumento superior al 20 por 100, sin aclarar ,en cuánto deben superar aquéllas esa proporción. Si se sitúan por debajo • del 30 por 100 —ritmo actual de inflación anual—, las subidas serán negativas para los salarios reales de todas las categoría de ingresos.

En el caso del informe del Atlántico no se aconsejan montantes precisos, aunque llama la atención la referencia del banco a que las ui-tímas subidas salariales hayan sido superiores al aumento del producto bruto. El crecimiento de éste, sin embargo, es unas quince veces inferior ai de la inflación.

Devaluación de poco vuelo

El informe del Atlántico anticipa que si los precios siguen sufriendo —lo iue se afirma en otro capitulo del texto— las ventajas derivadas de la d avaluación se agotarán a plazo medio. At-?unos economistas señalaron a D16 que los electos del reajuste de la peseta se agotarán hacia fines de noviembre, con solo mantener los precios su actual ritmo de subida.

La incidencia de la devaluación sobre el turismo tiene poca relevancia, señala el Atlántico, atendiendo a que el turismo extranjero que viene a España es "barato". Esto es así por el tipo de cambio barato de los últimos años y porque la infraestructura turística no es apta para recibir un turismo de mayor categoría,

Ambigua industria

Perspectivas diferentes sobre la marcha de la industria ofrecen ej Informe del Atlántico y una encuesta de coyuntura realizada por la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona.

Para esta última se asiste a "un empeoramiento" de las expectativas empresariales y

un descenso casi general en la cartera de pedidos", mientras que el Atlántico destaca que "el síntoma más positivo es la mejoría en las previsiones empresariales en cuanto a la inversión, debido a la necesidad de aumentar la capacidad productiva (ahora utilizada en un 85 por 100, mientras en 1975 era del 78 por 100) y renovar el equipo".

El Atlántico reconoce, al igual que la Cámara de Barcelona, que la debilidad de la demanda interior explica una cierta infrautilización de la capacidad productiva y el sesgo negativo que aún afecta a las expectativas empresariales.

No se explica el por qué de la debilidad de la demanda interior. Anteriores informes de coyuntura han destacado que el consumo privado impidió hasta ei momento que la crisis de la industria sea más honda. Como el 68 por 100 de loa españoles viven directa o indirectamente de un salario —según reconoce el informe de Rumasa— el relativo vigor del consumo privado se explica en buena medida por las alzas salariales de un 30 por 100 promedio en los últimos dos años.

l«as restricciones salariales que ahora se recomiendan, atendiendo además al recrudecimiento de la inflación, pueden llegar a debilitar aún más el mercado Interno y, con él, a la industria.

 

< Volver