Destruidas por una bomba las oficinas de Babcock Wilcox  :   
 Los trabajadores, insatisfechos de las conversaciones con la Administración. 
 Informaciones.    10/11/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Destruidas por una bomba las oficinas de Babcock Wilcox

LOS TRABAJADORES, INSATISFECHOS DE LAS CONVERSACIONES DON LA ADMINISTRACIÓN

BILBAO, 10 (INFORMACIONES).—Un artefacto de mediana potencia hizo ayer explosión en las oficinas que Babcock-Wilcox tiene en la Alameda de Recalde, de Bilbao, causando daños por valor de millón y medio de pesetas. No se han registrado desgracias personales.

Según los testigos presenciales del atentado, los presuntos autores fueron tres jóvenes de veinte a veinticinco años, que hacia, las nueve y cuarto de anoche penetraron en los locales de la empresa empuñando dos metralletas y una pistola.

El portero del inmueble y el jefe de publicidad, que se encontraban en la oficina, fueron conducidos a la portería bajo la amenaza de las armas, indicándoles los malhechores que en tres minutos haría explosión un artefacto. Previamente habían comprobado que no se encontraba ninguna persona más en las oficinas de Babcock-Wilcox ai en las plantas superiores. Una vez producida la explosión, los tres jóvenes se fugaron en un taxi aparcado en las proximidades, donde les esperaba un cuarto compañero. Este taxi fue robado anteriormente de una parada situada junto ai teatro Arriaga.

LOS TRABAJADORES, INSATISFECHOS

Los trabajadores de esta empresa, que se encuentran en conflicto desde el mes de junio, cobran hoy 14.000 pesetas con cuenta a las 120.000 que la empresa adeuda a cada uno. Asimismo, han expresado su insatisfacción por las conversaciones que se están manteniendo con la Administración.

Los trabajadores se muestran partidarios de la intervención del Instituto Nacional de Industria. En este mismo sentido también se ha pronunciado la Dirección de la empresa. El Ministerio de Industria, por su parte, prefiere que sea la iniciativa privada quien haga salir de la crisis a la empresa, para lo cual está dispuesto a prestar apoyo a través del llamado «plan Millán" que, según los trabajadores, ha ido colapsando paulatinamente la empresa.

 

< Volver