Autor: Izquierdo, Rosario. 
 Mientras aumenta el paro en España. 
 ¿Importamos trabajadores?     
 
 Arriba.    12/10/1977.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Mientras aumenta el paro en España

¿IMPORTAMOS TRABAJADORES?

Rafael Cossio: "Viene" técnicos y personal no cualificado

"Las extranjeros buscan mejorar sus rentas en nuestro país>

Las incipientes cifras de parados en nuestro país han comenzado a preocupar de un tiempo a esta parte El Gobierno, y los españoles en genera), son conscientes de un problema al que se ve como una de Ca taras más importantes de 4a economía española. Hoy. todo al mundo habla del eran número d" personas que no encuentran trabajo y, mientras tanto, se tiene noticia de bastantes extranjeros que ocupan determinados puestos que bien pudieran pertenecer a nuestros compatriotas La Prensa y los diferentes medios de comunicación comienzan a comentar esta tema, incluso, se ha formado un* comisión integrada por e! Ministerio de Justicia, el del Interior. Trabajo, Industria y Comercio que se encarga. rá de estudiar !a situación de tos extranjeros en nuestro país y va a elaborar unas nuevas reglamentaciones referentes al régimen de su estancia aquí

Al parecer, si asunto no es tan grave y es probable que responda más a la caótica situación de nuestra economía que a la cantidad de personas que desarrollan una actividad tabora! en el país. Según datos dei Ministerio de Trabajo, "n España, en 1975, había 159.249 trabajadores extranjeros. En tos dos primeros trimestres del presente año se concedieron 33.878 permisos laborales; de "Ros 15.425 fueron peticiones, y 18.453 renovaciones. Como quizá se* este ano e! de mayor importancia, puede añadirse que de estos permisos, 23.069 corresponden a! sector terciario -servicios-; 7.515. a ta industria; 2.320, a ia construcción y 974 a la agricultura.

TRABAJADORES EN CLANDESTINIDAD

Rafael de Cósalo es el director general de Empleo y Promoción Social del Ministerio de Trabajo. E! ha facilitado todos estos datos y es uno de ios responsables, dentro de la comisión que ve " tratar este tema.

-¿Qué razones justifican la creación de esta comisión?

-Varia", Por ejemplo, la situación delicada que atraviesa ei país, e" decir, ei actual paro que incita • qoe se tomen determinadas medidas. Por otro lado, tenemos que estudiar los problemas ante nuestra probable incorporación a la Comunidad Económica Europea. Asimismo, hay que vigilar el movimiento de los trabajadores extranjeros en España..

Todos somos conscientes de que ?a Inmigración existe. Sin embargo, aunque Ja legislación española exija determinada" requisitos, no se tiene una seguridad plena en cuanto a las cantidades tos datos "puntados anteriormente son ciertos, pero conllevan un error difícil de averiguar ya que es indudable que

en España hay bastantes trabajadores clandestinos.

-Por otra parte -dice Cossio- si un trabajador se da de baja, no nos enteramos.. Solo nos limitamos a conceder permisos cuando se cumplen los reglamentos y alguien viene con su contrato en la mano.

En ios tres últimos anos Jas ci fras, prácticamente, no han cambia. do y no se han producido grandes alzas o bajas en ia cantidad de trabajadores extranjeros Puede afirmarse que la mayoría d" ellos han venido siempre de países como Portugal. Alemania. Francia e Inglaterra. Aunque también acuden de otros, son estos cuatro los que encabezan todos los cuadros. Lógicamente, si nuestros emigrantes han buscado naciones que pudieran reportarles mejoras en su calidad de vida, los inmigrantes españoles buscan aquí mejores rentas. Por ello proceden en s" mayoría de países subdesarrollados o, al menos, con menor rentabilidad que el nuestro. Por otro lado, muchos de ellos llegan de lugares latinoamericanos coi convenio de doble nacionalidad. Estos tienen, por tanto, la facilidad de no necesitar requisito alguno

MANO DE OBRA MAS BARATA

-Señor Cossio. ¿Qué tipo cíe trabajador viene a España?, ¿qué ocupaciones buscan?

-Hay predominio de dos categorías: persona! poco cualificado y técnicos- Estes muchas veces vienen por decisión de sus propias empresa", que les mandan a diferentes países. En cuanto al no cualificado, normalmente busca mayor renta que en sus lugares de origen la mayor participación *e da en el sector servidos, lo cual es menos grave que si se diera en el de la construcción. Además, generalmente, son circunstancias de caracter estacional.

-La mayoría de nuestros emigrantes buscan ocupación en na csones más desarrolladas >jue ta nuestra Sin embargo, a! llegar allí se encuentran con que su trabajo se vende a un precio mucho más barato que e! de ios nativos. ¿Ocurre esto mismo con los extranjeros que vienen a España?

-Legalmente la mano de obra no deba ser más barata. Pero, el admitimos que existen trabajadores clandestino*, podemos "firmar que la situación es la misma que la da ios españoles fuera de España.

SI. AL MERCADO COMÚN

De sus palabras, ¿podría deducirse que en su opinión no deben reducirse las cifras de la inmigración

-Yo no digo que no Ce debe frenar. Lo que yo pienso e" que deberla establecerse un comportamiento páralelo al que tienen los demás países con nosotros. Si a nuestros trabajadores que se encuentran en ciudades europeas les hacen retornar, nosotros tendría* mas que hacer lo mismo. Sin embargo. "i nos ponemos duros y restringimos la entrada de extranjeros en España establecemos un gran obstáculo para nuestra entrada "n la CEE.

Si se trata este tema en ia actualidad no puede olvidarse nuestr" probable entrada en e! Mercado Común. En él se anulan prácticamente íes fronteras políticas entre sus dlc tintos miembros. Una de sus cláusulas, que mantiene una relación muy íntima con e! problema, as el libre movimiento de ios trabajadores d" la Comunidad. Por ello, s" España se incorpora a la Comunidad no podrá poner ningún tipo de trabas a esta inmigración

-¿Si o no a la entrada de España en e! Mercado Común´? ¿Nos beneficiaría, por ejemplo, en esto?

-Estoy totalmente conforme con i* entrada de España en i" CEE en todos ios sentido*. Si puede resultar gravosa en determinados aspectos, en otros, e" bastante rentable. Tendríamos que "dejar que ios extranjeros vinieran a España, pero podríamos estar seguros de que no se iba a prohibir e ningún español trabajar fuera ni se le obligaría a volver.

(Fotos: CARRERO)

 

< Volver