Autor: Medina, José Luis. 
 Laboral. 
 Cádiz: Tranquilidad en las calles y encierros en las fábricas     
 
 Ya.    29/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CÁDIZ: TRANQUILIDAD EM LAS CALLES y ENCIERROS EN LAS FABRICAS

Representantes de los trabajadores no se han comprometido a hacer respetar el orden público • Las fuerzas de orden público se reducirán a labores de vigilancia

CÁDIZ

(De nuestro corresponsal. José Luis Medina.)

Tras dos días de violencia y enfrentamientos callejeros entre grupos de manifestantes y tuercas de la Policía Armada, ayer volvió ia tranquilidad a tas calles gaditana». El problema planteado como consecuencia de la idea de ta Administración de reestructurar la ´plantilla de trabajadores en tea factorías de Astillero» Españoles ha cambiado su campo de batalla.

Desde las calles ha pasado a las propias factorías, a loa puestos de trabajo. Desde ayer unos mil doscientos obreros ae encuentran encerrados voluntariamente en espera de soluciones a su problema; los encierros se han efectuado en las factorías de Cádiz y Puerto Real. La actitud de la. coordinadora se centra en eetoa momentos en lograr que sean puestos en libertad los detenidos tras los últimos incidentes. Como acción inmediata destaca exclusivamente el seguir el encierro; no obstante, el trabajo continúa en las fábricas a ritmo normal debido a que los trabajadores se encierran una vez concluida la .Jornada laboral normal.

La noche la pasan los obreros como buenamente pueden, repartiéndose mantas y otras utensilios en los barracones donde permanecen. Anoche, la coordinadora de los obreros envió un telegrama al presidente del Gobierno para hacerle llegar al Consejo de ciclo que se ha celebrado hoy y en el que exigen libertad para los detenidos, retirada de las brigadas antidisturbios desplazadas a esta capital y resolución de los problemas que califican como de Justos y que engendran violencia que ellos mismos no de-sean.

En parecidos términos se han expresado los trabajadores encerrados, que además piden la dimisión del gobernador civil y del ministro del Interior. Los colegios que ayer y ios días anteriores no abrieron sus puertas y que estaban situados especialmente en las zonas de los enfrentamientos han vuelto a recibir a loa alumnos. Para tratar de diversos puntos concernientes ad problema se han reunido con el gobernador civil diferentes miembros de la coordinadora, de partidos políticos y de centrales sindicales.

Parece ser que la liberación de ¡os detenidas, cosa que fue pedida al gobernador, no depende ahora de él, ya que quien atiende el caso es la jurisdicción militar. El gobernador permitió para hoy una concentración en Puerto Real, así como un mitin para el lunes en esta capital. Por otra parte, se informó a los miembros de la coordinadora de que las fuerzas del orden público no saldrían a la calle a no ser que se produjeran graves disturbios, y que si la comisión que 1e visitó se responsabiliza del orden, las fuerzas antidisturbios serían acuarteladas, así como los efectivos de la Policía. La comisión no asumió esta responsabilidad; la actitud del gobernador civil es de mantener sólo las fuerzas de vigilancia y retirándose las de reserva. Lo que sí dan a cada momento mayores dotes de veracidad, es la idea de que en los altercados ha tenido que ver mucho la presencia en Cádiz de grupos incontrolados, extremo que agiten todas ¡as tendencias y autoridades.

CONTACTOS EN MADRID

Por otra parte, continúan en Madrid las gestiones y entrevistas entre parlamentarios gaditanos y. altos cargos de la vida política de la nación, entre los que destacan el presidente del Consejo de Administración de Astilleros Españoles, señor Benzo; el ministro del Interior y don Felipe González. Entre lo tratado con el señor Benzo destaca la inversión del posible crédito del Gobierno y que estaría destinada

a los despedidos, asi como a atender a las contratas. No se ocultan las dificultades que procedan de escasez en la cartería de pedidos, en la dificultad para la financiación y en la falta de incentivos para poder salir a loa mercados extranjeros con un mínimo de garantías da competitividad.

No obstante ello, las esperanzas están puestas aún a costa de la reestructuración tan tradla y llevada y a costa también de una mejora de la producción, asi como en financiaciones y ayudas estatales. La compañía de Astilleros Españoles construyó en el pasado año 17 buques y 25 motores y reparó 363 de loa primeros. En sus factorías se produjeron 113.000 toneladas de acero. 33.900 de forja, 8.000 de moldería, 42.000 de laminados de acero y 4.700 toneladas de chapa.

La facturación total de la entidad fue en 1976 de 30.699 millonea de pesetas, suponiendo un descenso de un 11,4 por 100 sobre la del año anterior. Por e1 contrario, la plantilla se incrementó en un 0,6 por 100 lo que 1« da un total de 20.000 trabajadores. Lo que sí ha parecido un contrasentido es que se acaben de terminar loa astilleros de Puerto Real, en esta misma provincia, con capacidad para superpetroleros de hasta medio millón de toneladas, y ahora ae bable de reestructuración del sector, con posible merma de personal a causa de la escasez de la cartera de pedidos.

 

< Volver