Mañana, cita con el Gobierno. 
 Centrales sindicales y las medidas económicas     
 
 Diario 16.    22/08/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 63. 

Centrales sindicales

La reunión del día 23 es producto de la primera entrevista que sostuvieron las cení rales --CC OO, UGT y USO— con el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, el pasado día 4. De la entrevista de la Moncloa —-censurada duramente por las centrales que no fueron llamadas: CNT, CSUT, SU, SOC y STV— surgió la propuesta de Suárez: Intercambiar impresiones sobre las medidas económicas, a nivel de una comisión mixta compuesta por técnicos del Gobierno, centrales sindicales y patronal. Los empresarios se reunirán el día 24 con los técnicos de la Administración.

Las centrales sindicales marginadas —el subsecretario de Trabajo mantuvo posteriormente una conversación de tres horas con representantes de Solidaridad de Trabajadores Vascos— calificaron la reunión con Suárez como el "pacto social encubierto de la Moncloa".

Las organizaciones sindicales que se reunirán con el Gobierno el martes adelantan a DI6 el temario que pondrán sobre la mesa de la Administración, El pacto social es rechazado categóricamente.

VCT

Debemos estar todos

Carlos Navarrete Merino (De la Comisión Ejecutiva de la Union General de trabajadores)

Ante la anunciada reunión del próximo martes. 23 de agosto, entre representantes del Gobierno y de las centrales sindicales, nos interesa sobremanera clarificar el origen y los antecedentes de ella, asi como el sentido que para esta Unión General de Trabajadores tiene.

Durante la entrevista celebrada en la Moncloa entre el presidente del Gobierno, acompañado del ministro de Trabajo, y Nicolás Redondo, Manuel Chávez y Jerónimo Saavedra, por la UGT, se sugirió la idea de un intercambio de información a nivel de Gobierno y centrales sindicales, que tendría como objeto el logro de unas cifras transparentes en las principales materias económicas.

Dicho de otro modo, tratar de conseguir el que cuando hubiese una referencia a cifras expresivas de las principales magnitudes económicas, tales como el paro, la producción, la inflación, etc., las mismas fuesen esencialmente irrefutables.

Es sobre esas bases desde las que hemos prestado nuestra conformidad a la reunión, pero precisamente, para que tales bases no se alteren, se hace necesario que las conversaciones se produzcan dentro del marco que a continuación iremos señalando:

El comité asistente a esa cita debiera, en nuestra opinión, estar compuesto por expertos y no por personas representativas de los más elevados niveles de las correspondientes organizaciones. En efecto, de no cumplirse ese extremo, nos estaríamos situando fuera de la órbita, técnica circunscrita al fin de conseguir unas cifras inequívocas y transparentes que se pretende.

Nuestra participación no la entendemos como excluyente de nadie. Es más, si lo que se intenta es depurar las magnitudes económicas fundamentales, iría contra esa voluntad manifestada el restringir la presencia de las centrales sindicales, concediendo el placet sólo a alguna de ellas.

No podemos limitar el protagonismo sindical hoy a la trilogía de organizaciones que está en el ánimo de todos, puesto que existen en la actualidad mas de tres centrales.

que, guste o no a algunos, representan expresiones sindicales, con cuyas formas de acción, tácticas y objetivos se puede o no estar de acuerdo, pero en las que militan ciertas trabajadores que tienen una voluntad de transformación social y se sienten identificados e interpretados por ellas. Por esos motivos, la UGT no acepta vetos de nadie y contribuirá a que se abra el espectro sindical más allá de aquella trilogía cada vez que se pretenda oír al movimiento sindical.

Una tercera característica de la reunión es que el temario debe tener la flexibilidad suficiente para acoger aquellas cuestiones de tanto interés sindical que son decisiva.» para que podamos afirmar la existencia de libertad sindical.

No podemos colaborar en extender la falacia de una libertad sindical hoy ausente. Esa libertad es una noción indivisible que sólo se da cuando existe libertad de constitución de sindicatos, libertad de afiliación y libertad de acción sindical.

Las centrales sindicales no aspiramos sólo a estar presentes en determinados cónclaves, aspiramos también a poder operar, y por ello, aun cuando creemos que la legislación sobre esta materia corresponde elaborarla a las Cortes, como e] órgano más representativo en la actualidad de la voluntad popular, toda reunión debe ser aprovechada para intercambiar opiniones sobre esa libertad de acción sindical.

Por último, hay que evitar que en la repetida cita del martes próximo el país pueda interpretar que las centrales nos asociamos a la política del Gobierno o que nos sentimos solidarios de ella. Las medidas económicas son de !a responsabilidad exclusiva del Gabinete. Para nosotros, todo lo que no sea poner en primer lugar la lucha contra el paro y por la estabilidad en el empleo (estabilidad frustrada, entre otras razones, por la hibernación, primero, y defenestración, después, del artículo 35 de la ley de Relaciones Laborales) es detener el reloj de la historia.

CC 00

Debe reinar la transparencia

Julián Ariza (Del Secretariado de Comisiones Obreras)

Sin perjuicio de las posiciones y ampliaciones que previamente a la reunión tome la dirección de la Confederación el próximo lunes, el planteamiento de Comisiones Obreras frente a la actual crisjs económica y a las conversaciones con representantes de la Administración, donde se han de abordar también Jas cuestiones sindicales. es claro. Por íanío, quiere que en los, encuentros, que no negociaciones, reine la transparencia.

La Confederación considera aceptable, aunque matizada con una buena dosis de desconfianza, la declaración del Gobierno respecto de !a imposición extraordinaria sobre patrimonios, lucha contra el fraude y reforma fiscal. Sin embargo, las reticencias que algunos círculos manifiestan yo hacen suponer que su aplicación, por un Gobierno representativo de intereses capitalistas (no de todos los sectores) es bastante problemática, por no decir inviable.

Denunciamos la devaluación

Denunciamos el. carácter unilateral ile la decisión de devaluar la peseta, que al no ir acompañada de auténticas medidas eficaces para frenar el encarecimiento de los precios, ha supuesto una importante disminución del poder adquisitivo, que afecta gravemente ¡i los trabajadores. Hn el plano de los hechas reales, la decisión evidenció el intento de q.ue la crisis económica descargase precisamente sobre los trabajadores y demás sectores populares.

Tajante oposición a la disminución de los salarios, en particular para los bajos y.medios. El salario total mensual mínimo debe ser de 25.000 pesetas, lo cual exige que se aumenten muchos de los salarios actuales. Hasta 600.000 pesetas anuales debe mantenerse el poder adquisitivo. a base de aumentos automáticos cuando el índice del coste de la vida supero el 3 por 100. Consecramos necesario que el mínimo excento del IRTP se eleve a 350.000 pesetas.

La primera entrevista exploratoria soore las medidas económicas, a nivel informativo y con un orden del día abierto, entre Gobierno y centrales sindicales la cita sólo es con UGT, USO CC OO) 56 celebrará mañana martes, probablemente en el Ministerio de Trabajo.

Los interlocutores de la Administración serán el secretario de Estado para la Coordinación y Programación Económica, Ramón Alvarcz Renduelcs; subdirector de-Comercio, Bustelo; director general de Empleo, Cossío; subsecretario de Trabajo, Arozamena, y representantes de los Ministerios de Economía y Hacienda y de! Instituto Nacional de Estadística.

Las centrales sindicales, que podrían celebrar hoy una reunión previa para poder llevar un mínimo de planteamientos generales, irán representadas en principio por sus expertos económicos.

Comisiones Obreras opina que la reunión no puede ceñirse sólo al aspecto económico, sino que el paquete sindical tendrá que plantearse. Por tanto, en la reunión CC OO también estará representada por sus dirigentes a nivel de Secretariado.

cita con el Gobierno y las medidas económicas

Calificamos de "descarada insuficiencia" las medidas elaboradas en relación al paro, tanto en lo que se refiere a la cuantía de los presupuestos extraordinarios como en las acciones para combatirlo: No hay un plan mínimamente adecuado a la gravedad del caso.

Subsidio de Desempleo

de Desempleo, de forma que llegue a todos los parados y cubra al menos el 80 por 100 del salario real que se cobraba en el momento del cese en el puesto de trabajo. No debe existir limitación en el tiempo.

Comisiones está dispuesta a colaborar en la corrección de las irregularidades que este servicio viene arrastrando.

En lo que se refiere a la contribución del Estado para la financiación de la Seguridad Social, está claro que. al remitirlo a un posible superávit presupuestario se está diciendo que no hay tal contribución, ya que dicho superávit no existe. Habrá que plantear con realismo el problema y conseguir de entrada que se garantice al menos un 15 por 100 de financiación por parte del Estado.

También eonsideramos urgente aumentar las prestaciones para jubilados y pensionistas. La referencia, sin prejuzgar lo que en un próximo futuro se establezca atendiendo a las reivindicaciones de los interesados, debe ser que se garantice, como mínimo, un equivalente al salario mínimo interprofesional, aplicando igualmente la escala móvil. Tomar medidas para resolver el problema del millón y medio de minusválidos. sobre la base de las peticiones que éstos ya están haciendo. Y tener en cuenta el problema de los sectores como los pequeños y medianos campesinos y empresarios.

Salarios-inflacion

Las medidas propuestas por el Gobierno para paliar los efectos de la crisis tienen una visión parcial e inadecuada de sus causas: Considera a los salarios como causa fundamental de la inflación, punto de vista que rechazamos. Al no existir un plan a plazo medio que aborde el problema

USO

Claridad y eficacia

Fernando Solano Barred e (De la Comisión Ejecutiva de la Unión Sindical Obrera, en sus raíces, la hipotética solución coyuntura) no eliminará, sino que reproducirá la crisis nuevamente.

Para salir de la crisis hay que abordar los siguientes temas: Utilización de los recursos financieros, reforma agraria, control democrático y reorganización profunda de la Seguridad Social, especulación del suelo y política energética.

Comisiones Obreras quiere hacer patente, una vez más, que aun siendo conscientes de la gravedad de la situación económica, no está dispuesta a aceptar ningún tipo de pacto social más o menos solapadamente expuesto. La crisis no la han provocado los trabaiadores, y en el momento de. los sacrificios no estamos dispuestos a ser las víctimas propiciatorias. Habrán de ser los que se beneficiaron y benefician aún de situaciones de privilegio quienes más hayan de sacrificarse. Para que esto ocurra así se deberán articular los medios que den a los trabajadores confianza y seguridad de que las cosas discurran en esta dirección.

De ahí que CC OO considere que el actual Gobierno, por el tipo de intereses que representa, está incapacitado para llevar adelante el plan racional y nacional que CC OO defiende.

La Confederación no acepta que las conversaciones se limiten a la situación económica, obviando otros temas fundamentales hoy para la clase obrera, que enunciamos en los siguientes apartados:

• Devolución a los trabajadores del patrimonio sindical. Existe una

propuesta concreta para su titularidad provisional. Ayantamientos democráticos— y para su uso y gestión.

• Acción sindical en la empresa. Comisiones toma como documento básico el elaborado por la Coordinadora de Organizaciones Sindicales ÍCOS) en marzo de 1977.

• Elecciones sindicales, que proponemos se celebren en la segunda

quincena de octubre.

• Amnistía laboral y derechos sindicales.

La reciente entrevista de representantes de la USO, UGT y CC OO con el presidente del Gobierno parece abrir las puertas a un diálogo en profundidad sobre los temas que afectan a la clase trabajadora. Esperamos que la práctica confirme ésta posibilidad y se superen los niveles alcanzadas en los contactos con el anterior Gobierno, donde las centrales sindicales exponían sus puntos de vista y poco más.

La USO siempre ha mantenida un talante de diálogo y en ese tono concurrirá a las anunciadas conversaciones con e! Gobierno el próximo día 23. Para que el diálogo centrales-Gobierno pueda alcanzar el nivel de responsabilidad • y eficacia deseable se hace imprescindible, desde nuestro punto de vista y como aspectos fundamentales de entrada en este diálogo: Por una parte, una claridad meridiana por parte del Gobierno, y de otra, que las conversaciones aborden la globalidad de los temas y que no se circunscriban únicamente a aspectos concretos de U problemática general.

En este sentido la USO contempla las siguientes cuestiones como lai más fundamentales que deben formar parte íntegra en las conversaciones con el Gobierno:

1. Derogación de las leyes antiobreras y amnistía laboral: Derogación de. la normativa en vigor so bre despido, reajuste de plantillas^ expedientes de crisis y regulación de la huelga.

2. Patrimonio sindical y libertad sindical plena: La restitución da! patrimonio sindical a los trabajadores y la gestión del mismo por las centrales sindicales democráticas es condición imprescindible para que las centrales puedan asumir la responsabilidad de las tareas de un sindicalismo moderno.

La convocatoria en breve plazo di elecciones sindicales libres en las empresas que sirvan para crear los comités de empresa. Estos órgano estarían elegidos por todos los trabajadores y tendrían capacidad negociadora en el seno de la empresa. E^i el mismo marco de la empresa habría de existir también el reconocimiento jurídico de las seccione»; sindicales y de la asamblea. Naturalmente, habría de acompañarse con una serie de derechos sindicales concretos de información, reunión, garantías sindicales, etcétera.

Derecho de huelga, sin más restricciones que las estrictamente penales.

Reconocimiento de la capacidad negociadora de las centrales sindicales a nivel superior a la empresa.

Como expresión última de este nuevo marco legal debe ser, en opinión de la USO, la inclusión del Estatuto del Trabajador en la futura Constitución democrática. Dicho estatuto recogería los aspectos concretos y globales referidos a derecho al trabajo, derechos sindicales y condiciones de trabajo.

3. Medidas frente a la crisis económica (inflación y paro): Frente a la crisis económica, de la que los trabajadores cargamos con la peor parte, sin ser responsables de las causas profundas que la motivan, y que supone una grave amenaza para la estabilidad y consolidación de la democracia, la USO reclama las siguientes medidas:

• Un salario mínimo interprofesional suficiente y con carácter redistributivo, de forma que afecte al abanico de rentas salariales de menor poder contractual. Q Reforma en profundidad de lo mecanismos, criterios y métodos empleados para la fijación del coste de la vida y participación de las centrales democráticas en su elaboración. Establecimiento de una escala móvil de salarios que ajuste los salarios automáticamente el aumento del índice del coste de la vida cuando éste suba tres puntos, y anualmente al incremento de la productividad.

• Establecer unas cuantías mínima garantizadas para las pensiones, coincidentes, por lo menos, al salario mínimo interprofesional. Extender el seguro de paro •>. todos los trabajadores que se encuentren en esta situación y control por las centrales sindicales del Seguro de Desempleo.

Aumento de la base salarial de aplicación del IRTP, de forma que recaiga sobre los salarios más altos.

Para luchar eficazmente contra el paro:

— Puesta. en práctica de un sistema selectivo dé inversiones (especialmente extranjeras y del Estado).

— Puesta en marcha de un plan de inversiones en educación, vivienda, sanidad, .transporte, etcétera.

... Extensión real de la edad de escolaridad obligatoria hasta los dieciséis años y acortamiento flexible da la edad de jubilación.

— Recargo a las empresas de forma progresiva del pago de las horas extra y controlar y reducir el pluriempleo.

— Reducción de la jornada laboral.

— Reforma de la Seguridad Social, en el aspecto financiero y asistencial, con participación y control de las centrales sindicales en la gestión de la misma.

— Lucha efectiva contra la evasión de capitales.

— Lucha contra la especulación inmobiliaria y del suelo.

— Reforma fiscal sobre las siguientes bases:

a) Refuerzo o incremento ´del impuesto sobre la renta.

b) Que se hagan públicas las declaraciones efectuadas en los últimos diez años.

c) Incremento del impuesto de sucesiones.

d) Creación de un impuesto sobre el patrimonio.

e) Introducción de la figura penal del delito fiscal y represión efectiva sobre la evasión fiscal.

— Reforma del sistema financiero y, en especial, de la política inversora de las Cajas de Ahorros.

 

< Volver