Entre las centrales sindicales guerra si cuartel (de cara a las elecciones). Motor ibérica. 
 "Maniobra provocadora"     
 
 El Imparcial.    14/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Entre las centrales sindicales

GUERRA SIN CUARTEL (DE CARA A LAS ELECCIONES) Motor Ibérica

•«Maniobra provocadora»

REPRESENTANTES de los trabajadores de Motor Ibérica, en huelga desde hace varios días, se entrevistaron ayer con ei jefe del gabinete técnico del Ministerio de Trabajo para exponerle la situación laboral de sus 2.200 compañeros, que es, como se sabe, de cierre patronal sin previa consulta a la autoridad correspondiente.

Los trabajadores, que hoy han estado en Madrid pidiendo solidaridad, opinan que el despido de dos trabajadores de CC.OO.. origen del conflicto, no es más que una maniobra para desviar la atención de los trabajadores del convenio colectivo que cumple su período de vigencia ahora, actitud esta que no es nueva.

De todas maneras -como nos decía un trabajador de Motor Ibérica- los despidos origen de la huelga vienen enraizados con una idea de ciertos sectores de la patronal de descabezar a las centrales sindicales antes de que se produzcan las elecciones sindicales. Es. en definitiva, una maniobra provocadora de tipo desestabilizador de un cierto «bunker» empresarial con amplias conexiones multinacionales.

«De momento —termina el mismo trabajador— hemos hecho diversas gestiones, como el intento de que sirvan de mediadores Marcelino Camacho y Jiménez de Parga. que. de momento, no han prosperado; pero estamos dispuestos a llegar donde haga falta, por muy arriba que sea.

Mientras el cierre patronal continúa, los trabajadores seguían ayer tarde reunidos en los locales de! PSOE de Nueva Numancia, y Marcelino Camacho y Julián Ariza, de la dirección de Comisiones Obreras, han interpuesto- sendas demandas de readmisión, acogiéndose al decreto de amnistía, ante la Magistratura de Trabajo.

También CC.OO. ha pedido apoyo a la CGT francesa y la CGIL italiana, así como a los trabajadores de la Massey Ferguson canadiense, que posee el 37.2 por 100 de las acciones de Motor Ibérica.

 

< Volver