Autor: García Méndez, J.. 
 En la línea de salida de las elecciones sindicales. 
 Las centrales calientan ya motores     
 
 El Alcázar.    03/09/1977.  Página: 17-18. Páginas: 2. Párrafos: 26. 

LAS CENTRALES CALIENTAN YA MOTORES

Y los secretarios generales ultiman su estrategia

La CNT es el único sindicato fuera de la órbita de los partidos. Por la misma razón, también el único que impugna las próximas elecciones como correa de transmisión política.

MARCELINO CAMACHO de CCOO (confiesan 1.200.000 afiliados)

Es necesario reorganizar el movimiento obrero

Las secciones de cada fábrica elegirán el Consejo de Delegados y éste, a su vez, el Comité de Empresa

Estos Comités serán representativos de todas las fuerzas sindicales, con un 10 por ciento de opción

Independiente

JUAN GOMEZ CASAS de la CNT (125.000 afiliados) Rechazamos las técnicas de estas elecciones porque significan la trasmisión de la política al terreno sindical Proponemos la autoorganización obrera y la derogación de la Ley de Relaciones Laborales.

El pacto social es imposible Los cargos de los Comités serán renovables cada año TODAVIA están calientes las conversaciones que fas Centrales Sindicales, la parte patronal y el Gobierno han celebrado, unas veces por separado y otras reunidos, con respecto a las probables soluciones de los problemas económicos, sindicales y laborales del país. al hecho de todo ello,, ha tenido especial relevancia las alusiones a la actuación legal de las Centrales, y sobre todo, en lo referente a las elecciones sindicales, que se estiman para este otoño, concretamente para los meses de noviembre o diciembre.

SINDICATOS OBREROS

La primera característica de las Centrales Sindicales es su especial y única dedicación al obrero asalariado, con exclusión de todos los demás. Es decir, el adjetivo o sustantivo "trabajador" es susceptible de múltiples interpretaciones. Este aspecto va de acuerdo totalmente con la ideología que les mueve, la de ser clasistas, y varios de ellos propugnan la lucha de clases hasta la victoria de la clase asalariada, los proletarios.

Como sencilla introducción a lo que, a nivel de la calle, puede conocerse de los fines, línea y ejecutoria de las Centrales, hemos requerido de sus secretarios generales una respuesta rápida, directa y concreta: ¿Por qué hay que sindicalizarse? Línea político-sindical. ¿De qué medios se dispone?, y táctica y programa a desarrollar para las futuras elecciones sindicales. Se exceptúa la contestación de la UGT, por "problemas de horario" en la Ejecutiva de esta Central, que en otra ocasión podrán ser resueltos.

COMISIONES OBRERAS

Contesta Marcelino Camacho, secretario general.

"La necesidad de sindicalizarse surge por la conciencia sentida por los trabajadores de que es necesario reorganizar el movimiento sindical para la defensa de sus intereses, superando la dominación capitalista y alcanzando la emancipación de la clase trabajadora. Nuestro Sindicato es unitario, reivindi-cativo y de clase, democrático y autónomo. Contamos con 1.200.000 afiliados. En Madrid, por ejemplo, hay 90.000 pertenecientes al grupo del Metal.

Queremos llevar la democracia a las fábricas, elegir eficaces representantes de los trabajadores con consejos delegados, directamente elegidos por las secciones de cada fábrica, que a su vez formarán el Consejo de Delegados. De aquí sale el Comité de Empresa. Todo esto es completamente necesario que se haga a través, y merced a una reforma legal.

En cuanto al numero de representantes de los trabajadores, tiene que haber un mínimo en cada empresa. Cuando menos uno en las pequeñas, y las que tienen muchas delegaciones habrían de tener un Comité Central formado por los consejos de las fábricas. Los cargos serían revocables, por supuesto. En cuanto a los Comités que se elegirán en las elecciones, en principio serán unitarios, representativos de todas las fuerzas sindicales, dejando un 10% de opción para los independientes. Es lógico que después de las elecciones el número de afiliados aumente considerablemente.

CONFEDERACIÓN NACIONAL DE TRABAJADORES

Contesta Juan Gómez Casas, secretario general.

Contamos con unos 125.000 afiliados, principalmente en Cataluña, donde somos la primera fuerza sindical. La CNT no va a participar en la lucha de las elecciones sindicales porque entiende que significa la continuación del verticalismo sindical, además de que las actuales centrales pertenecen a partidos políticos. Rechazamos las técnicas de las elecciones sindicales porque significan la transmisión de la política al movimiento obrero, y son dos cosas que deben ir por separado.

La CNT va a presentar la candidatura de la Asamblea. Está a favor de que se elijan Comités, pero han de estar compuestos por delegados de las secciones de cada empresa. Los cargos de estos Comités serían rotativos y renovables al año y en todo momento, por decisión de la Asamblea, si ésta lo acordara. Más que elecciones, CNT propone la autoorgánización obrera con garantías jurídicas. El poder no debe intervenir en la organización obrera, por lo que tiene que haber un marco constitucional. CNT propone la derogación de la última Ley de relaciones laborales. El pacto social es imposible.

Debería haber un derecho jurídico que reconociera la presencia de las centrales en las empresas. Hay que ir preparando soluciones de recambio. Para llegar a la autogestión que propugnamos, un paso intermedio sería el autocontrol obrero, las empresas tienen que seguir una política de libros abiertos. La campaña de CNT comenzará ya en este mes. Vamos a impugnar el concepto de elecciones sindicales con candidaturas. Haremos propaganda, carteles, conferencias, etc.

UNION SINDICAL OBRERA

Contesta Manuel Zaguirre, secretario general.

Contamos con 450.000 afiliados, repartidos por Cataluña, País Valenciano, Andalucía, etc. Nos definimos como Organización Sindical, democrática, de clase, autónoma, unitaria, socialista y autogestionaria. Reclamamos una nueva legalidad de Gobierno, un nuevo marco legal para que en las elecciones de los Comités de Empresa los elegidos tengan garantías jurídicas. Igualmente pedimos que haya un reconocimiento de los Comités que se constituyan tras las elecciones, así como de las representaciones sindicales que haya en cada empresa.

Propugnamos un sistema electoral para que los trabajadores puedan determinar qué tipo de candidatura van a elegir. Es decir, si serán abiertas, esto es, integradas por las centrales y por independientes, o no.

Los Comités deben ser unitarios, con listas representativas. Deben regirse por una democracia interna. La Asamblea, reunión de todos los trabajadores de la empresa o fábrica, han de estar relacionados frecuentemente con los Comités, que a veces podrán tomar decisiones propias y a veces no. Los cargos son revocables, pero los Comités no han de constituirse sólo de manera provisional, sino cumplir las funciones de representatividad y negociación, en firme.

Respecto a la unificación con UGT, no es factible. Y en la campaña, naturalmente intentaremos conseguir nuevos afiliados.

SINDICATO UNITARIO

Contesta Manuel Molina, secretario general. Sindicalizarse es necesario porque el obrero se ha dado cuenta de que hace falta organizarse, ahora que es posible, a fin de defender sus derechos. Nuestro Sindicato está formado, organizado y dirigido por trabajadores, preparado para la lucha revolucionaria que se debate entre trabajadores y empresarios. Junto con las demás centrales, debemos conseguir poder evolucionar a situaciones más favorables.

Nuestros medios primordiales son las cuotas de nuestros 225.000 afiliados, a más de toda una infraestructura de más de un centenar de locales, y una cadena formada por abogados, asesores económicos, líderes sindicales, etc.

Las elecciones en otoño deben tener un carácter provisional. Sobre todo es preciso un período de rodaje.

Lo ideal sería que todas las centrales negasen a fundirse en una de carácter global y unitaria, aunque esto sólo es previsible a muy largo plazo.

CONFEDERACIÓN S. UNITARIOS

Contesta por la Confederación de Sindicatos Unitarios de Trabajadores, Antonio González, secretario general.

Está claro que individualmente los trabajadores no pueden defender sus intereses, por lo que les es imprescindible sindicalizarse. Los medios con que contamos se remiten a la cuota de nuestros 300.000 afiliados.

Respecto a las elecciones, deseamos sean cuanto antes. A ser posible, a finales de octubre, si bien exigimos que previamente se pueda desarrollar una campaña de demostración de nuestro pensamiento, proyectos y realizaciones. También deseamos que no haya impedimentos y las listas sean abiertas, es decir, que se puedan presentar trabajadores por cuenta propia. Consideramos que actualmente es prioritaria la resolución de los problemas económicos, cuyo planteamiento ha de ser negociable, para, a continuación, atender a los asuntos de libertad sindical y otros. Actualmente, los Sindicatos se parecen tanto, que a primera vista no tendría por qué haber ninguna diferencia. Las elecciones a Comités de Empresa pueden ser un paso importante para la unificación.

DATOS CLAROS

El anterior desarrollo que los respectivos secretarios generales de las Centrales acaban de exponernos es muestra palpable de que todavía muchos casos están en el aire, y que es difícil tratar de aclarar la situación sindical, en una primera y única introducción.

Los Sindicatos obreros se reparten entre el comunismo, el socialismo marxista y el anarquismo. Si bien todos y cada uno pretenden abarrotar sus filas con • trabajadores asépticos en política. Buen ejemplo es el de que se repita mucho la sola necesidad de pagar la cuota respectiva, para gozar de todos los beneficios que pueda reportar el estar sindicado.

Las dos diferencias más notables con la anterior Organización Sindical, es que ahora, en vez de un solo Sindicato, hay varios y que la inscripción es eventual y no fija. Esto supone, primero, la lucha por el poder entre las centrales, como ya está ocurriendo, y, segundo-, la central sindical es libre de expulsar a sus miembros en cualquier momento. A todo esto hay que añadir que el principal medio reivindicativo de los Sindicatos obreros es la huelga, la manifestación, los piquetes, etc. Esto ya supone una dosis de compromiso. Evidentemente, ser sindicalista es ya una postura activa y arriesgada, solidaria y consecuente con los fines de la Central. De ahi la necesidad de asegurarse ante las diversas opciones.

Aunque está claro que, por ahora, todos los platos a elegir son prácticamente de una misma verdura, la condimentación los hace diferentes. Esto quiere decir, como es manifiesto, que no todos los que se afilian a CC.OO., por ejemplo, son comunistas, pues la democracia tiene esas cosas. Entre ellos puede haber incluso independientes. Lo que está por ver es quién, a la hora de la verdad, presionará con más fuerza: si el Comité Ejecutivo o la base de los trabajadores. Por ahora, los triunfos están precisamente en quienes representan más estrictamente la ideología partidista.

Otro dato a reseñar es la similitud tan tremenda entre unos y otros Sindicatos. Habrá que esperar un cierto tiempo hasta que se sepa a ciencia cierta lo que se puede esperar de ellos. Y ahora, de nuevo la pregunta: ¿Sindicalizarse o esperar?

J. GARCÍA MÉNDEZ de USO (450.000 afiliados) Reclamamos un nuevo marco legal para que los elegidos tengan garantías jurídicas Los Comités no han de ser provisionales sino cumplir las funciones de negociación en firme

MANUEL MOLINA del SU (225.000 afiliados) Lo ideal seria que todas las Centrales se fundiesen en una sola de carácter global Sobre todo es preciso un periodo de rodaje

ANTONO GONZALEZ de la CSUT (300.000 afiliados) Queremos que las listas sean abiertas, es decir, que se puedan presentar trabajadores por cuenta propia Es prioritaria la solución a los problemas económicos..

 

< Volver