Autor: Hernández, Amelia. 
 Hablan las centrales sindicales. 
 Chequeo al paro (y II)     
 
 Arriba.    09/09/1977.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

CHEQUEO AL PARO (y II)

Recientemente (ver ARRIBA, 6 septiembre) publicamos ana entrevista con el director general de Empleo del Ministerio de Trabajo sobre el problema del paro en España. En esta segunda parte las centrales sindicales (con la excepción de la UGJ, por causas ajenas a nosotros) opinan sobre el mismo tema. CC. 00.

Nuestro punto de vista es muy pesimista. No creemos que tal como se están llevando las cosas se vaya a solucionar algo, dado que las propias medidas están contradiciéndose. Dentro del campo da las izquierdas, desda ai PC hasta tos maoistas, pasando por Izquierda Democrática, hasta el propio fraga están manejando teorías que van desde Adam SmHh hasta Petersen. con lo que las soluciones no se enrocan desda un ángulo social auténtico. Es ademas revelador el hecho de que meloso los socialistas están en te línea de juego parlamentario que persigue el capitalismo. CNT cree, no obstante, que habría que que prestar una especial atención al problema agrario. Son muchas las familias que se encuentran en situaciones infrahumanas, y muchas tes zonas que sufren un absentismo agrícola e industrial. A este respecto, se pudrían formar cooperativas de personal desocupado, que, trabajando de una forma cercana al socialismo y financiado por los fondos de los montepíos verticales llevarían a una devolución del patrimonio sindical, que ahora serviría para financiar estas nuevas experiencias.

Serte necesario, por ota* parte, la descentralización de la Administración, de forma que las reformas fiscales no vayan a parar a un saco sin fondo, sino a los municipios.

Igualmente, habría que reducir los poderes que la actual ley de Relaciones Laborales da a la empresa.

Por último, seria necesario aplicar un tipo de medidas correctivas por medio de la reducción de jomada de trabajo, aumento del tiempo de escoterización y, sobre todo, con respecto al tema del seguro de desempleo, habria que terminar con te discriminación entre trabajadores.

Pensamos que el pacto social no se puede hacer con te burocracia empresarial, sino de una forma más directa entra empresarios y trabajadores. a nivel de base, de rtra forme el problema debordará a los que intenten organtearlo. como ha ocurrido hasta ahora. Por todo ello, CNT se siente relegada y presionada a un silencio indebido, siendo ésta te única organización autónoma de te dase obrera.

Las medidas del Gobierno trente a te actual crisis económica responden, lógicamente, a una visión parcial e interesada de sus causas y, por tanto, de sus soluciones. Al considerar, por ejemplo, que las causas de te inflación obedecen al aumento de los salarios tomas como objetivo prioritario el conseguir que éstos disminuyan, pero, sin embargo, problema como el de te especulación, no se aborda, asi como el de te utilización democrática de tos recursos financieras. Esta claro entonces que las medidas tomadas sólo buscan salir del hoyo como sea, con lo que repetiríamos te crisis dentro de poco.

Si además tenemos en cuenta que mientras existen unos hechos —devaluación, subida de precios, aumento del paro— que se imponen en te realidad cotidiana, mientras sigua en el aira el problema de la falta de libertad sindical plena, amnistía laboral, etcétera, comprenderemos el porqué CCOO discrepa de te posición del Gobierno y anima que está icapacitado paia dar salida a te situación, de forma que los bien cuenta. No se pretende dar una solución nacional, sino descargar el máximo da te crisis sobra los ti abajadoras.

• El paro ea el sector agraria es so principal preocupación

• lo creen en el pacto social pero no rechazan la colaboración

Sobra nuestro programa a este respecto habria que decir que dado que el paro es «n factor consustancial al modelo económico capitalista, no resutta posible pensar en ana solución sin concluir en la necesidad de un cambia de sistema. Aparte de esto podríanlos resumii* nuestras soluciones en varios puntos:

1. Administración por parte de tes organizaciones obraras de los fondos de ayuda.

2. Fomento del trabajo en cultivos y planificación eficaz de una repoblación forestal, creadora de puestos de trabajo y riqueza.

3. Seguro de desempleo suficiente e igual que para los trabajadoras de te ciudad.

4. Creación de Industrias derivadas del campo, en las zonas de origen.

5. Entrega a los trabajadores de las tierras mal cultivadas y comunales.

En resumen, la solución de fondo ha de abordarse a través de una reforma agraria y el fomento de te industrialización.

CCOO entiende que debe intervenir mediante tes formas normales de acción sindical, pero no estamos dispuestos a aceptar el pacto social ni tampoco a convertirnos en un freno de los trabajadores para cuantas luchas hayan de entablarse por reivindicaciones que entendemos justes.

USO UNIÓN SINDICAL OBRERA

B paro es una cuestión inmersa y froto de una situación capitalista, pero el pleno empleo no se puede dar en una sociedad de este tipo. Ahora el problema es en realidad el disparo del paro, consecuencia de una determinada estructura económica y de una situación de inflacdón que el Gobierno no ha sabido resolver.

Las medidas aplicadas han sido simules parches, cuando lo que se necesitaba era unas soluciones más drásticas y arriesgadas. Las que nosotros planteamos están enmarca dentro del panorama de la situación económica actual y que se podrían resumir en cinco puntos:

1. Puesta en práctica de un auténtico sistema de inversiones seleccionadas, con una tecnología que ahorre capital.

2. Puesta en marcha de un plan de inversiones de equipamiento, cara a la cultura, e! trabajo, etcétera.

3. Alargamiento de la edad de enseñanza, acortando por otra parte, la de retiro.

4. Programación de horas extraordinarias y reducción y control del pluriempleo y (a Jornada laboral.

Para todo esto la normativa jurídica tendría que variar y las céntrales tendrían un papel de control y ayuda en estos temas.

5. Por otra parte, es necesaria la reforma de la Seguridad Social en el aspecto financiero y asistencia!, con una participación de las centrales y una reforma fiscal que haga que sea un poco el canalizador de aquetas estamentos sociales que más puedan aportan al fisco, para que después el Estado pueda redistribuirlos.

U viabilidad de estas lineas generales no es a nosotros, sino al Gobierno, a ouien corresponda llevarla a efecto. & diálogo, no negociación, que estamos manteniendo con el Gobierno, no sólo con respecto al tema del paro, sino sobre toda te crisis económica, nos era necesaria para tener una visión de conjunto, pera los resultados ya se verán. La actitud nuestra es esa, de preocupación por el futura. Intentamos llegar a un sindicalismo moderno, ya que con el vertícalfsmo imperante hasta ahora no se puede funcionar.

Amelia HERNÁNDEZ

 

< Volver