Autor: Fanjul Sedeño, Juan Manuel. 
   El asociacionismo     
 
 Triunfo.     Página: 50. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

Con el título «Movimiento y Asociaciones», don Juan Manuel Fanjul Sedeño escribía en «ABC» el viernes 23, refiriéndose a un artículo de «Tácito»: «...Su argumento, plantado al aire del derecho de asociación del artículo 16 del Fuero de los Españoles, llega a la conclusión de que en el marco constitucional cabe el derecho de asociación política para todos los españoles, independientemente de la organización del Movimiento. Aplicando esta doctrina coexistirían el Movimiento-Organización, con su Secretaría General, sus asociaciones, sus sectores, sus jefaturas..., e independientemente las asociaciones políticas que con toda libertad pudieran crearse. Habría, pues, españoles encuadrados en el Movimiento actuantes en política y españoles no encuadrados en el Movimiento, pero también actuantes políticamente a través de asociaciones libres». Tras revisar los artículos primero, tercero y cuarto de ia Ley Orgánica del Estado, el señor Fanjul continúa: «Con este antecedente, prescindiendo de paños calientes y afrontando la verdad, ei Movimiento no puede coexistir nunca con asociaciones libres. Las asociaciones políticas, cualquiera que sea el lugar del esquema legal en que se sitúen, sólo podrán ser unas. Pretender que las haya de dos clases sería institucionalizar la batalla Régimen antirrégimen. dando igual tratamiento de beligerantes políticos a unos y a otros y separando ya de antemano donde sólo debe tenderse a unir. Ahora bien, al César lo que es del César. Yo trato de entender el temor que late en «Tácito» respecto a la posibilidad de que las asociaciones políticas que puedan estar en la mente de sus proyectistas acaben como estructuras jerárquicamente ordenadas dentro de las líneas verticales del actual Movimiento - Organización». 0 articulista, concluye, tras revisar la ordenación regulada por la Ley Orgánica: «Así, no tiene por qué haber asociaciones políticas dentro y fuera del Movimiento. Si aceptan el sistema Institucional, están dentro; si no lo aceptan, no pueden existir.

 

< Volver