Autor: Barbero, David. 
   País Vasco: el nacionalismo complica todos los pronosticos     
 
 Informaciones.    07/12/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

PAÍS VASCO: EL NACIONALISMO COMPLICA TODOS LOS PRONÓSTICOS

BILBAO, 7 (INFORMACIONES, por David Barbero)—-El panorama que presenta el mundo laboral del País Vasco cara a las próximas elecciones sindicales aparece mas complicado que en el resto de las nacionalidades y regiones del Estado español por varias razones, entre ellas por la existencia de mas centrales sindicales Que en ningún otro sitio, ya que a las comunes con el resto del Estado hay que sumar las específicas del País Vasco.

Otro aspecto que incide directamente en complicar el panorama sindical es la gran división que afecta a varias de las centrales sindicales, y también las muy distintas condiciones laborales de cada una de las cuatro provincias, ya que mientras en Vizcaya existe un proletariado con mucha tradición y afincado en empresas con gran número de trabajadores, en Guipúzcoa, consecuentemente con su panorama, político, las fuerzas sindicales se manifiestan más radicales. Por su parte, las provincias de Alara y Navarra tienen como característica común la existencia de un proletariado joven, con no mucha tradición, ya que la entrada de las industrias en las mismas ha sido reciente. Este aspecto hace que existan contradicciones, pues mientras un gran sector laboral continúa sin conciencia obrera, otros sectores están muy radicalizados.

Entrando en un análisis más detallado de las perspectivas concretas cara a las inminentes elecciones sindicales, cabe destacar, en primer, lugar, dentro de las organizaciones obreras especificas del País Vasco la gran incógnita que todavía es Solidaridad de los Trabajadores Vascos, sindicato tradicional, conocido por sus. siglas en euskera y castellano E.L.A.-S.T.V.

En principio hay que admitir que tiene en la actualidad una gran fuerza, aunque se duda el puesto concreto ei* que hay que colocarla en relación con los otros grandes grupos sindicales a nivel del Estado español, como U.G.T. o Comisiones Obreras.

A su favor tiene la existencia de una gran tradición de lucha sindical. También a su favor cuenta el movimiento de euskaldunización o de vasquización existente entre los trabajadores, incluso entre los

procedentes de otras regiones o provincias españolas.

Por su parte, los grupos sindicales de la llamada «izquierda abertzale» principalmente L.A.B. y L.A.K., parecen tener menos afiliados y menos posibilidades de conseguir gran número de votos en las elecciones. También su división influye negativamente, así como las dificultades de funcionamiento por vivir muchos de sus líderes en el exilio. De todos, modos, estos sindicatos pueden dar la sorpresa.

Sin embargo, la gran posibilidad de estos sindicatos específicos cara a las elecciones sindicales, está en el logro de un frente común, lo que no se sabe si podrán conseguir.

En cuanto a las centrales sindicales comunes con el resto del Estado español, hay que señalar a U.G.T. como la más representativa a causa de su ya larga tradición entre el proletariado vasco, con participación en todas las luchas obreras desde principios de siglo y con líderes muy conocidos, También es un factor a su favor la carencia de divisiones internas, así como el apoyo de uno de los partidos políticos mayoritarios en la representación parlamentaria como es el Partido Socialista de Euskadi-P.S.O.E. Una gran muestra de la fuerza de U.G.T. en el País Vasco es el número de líderes vascos que están en su dirección a nivel del Estado, como destacadamente cabe citar a dorr Nicolás Redondo, secretario general de U.G.T.

Por su parte, CC. OO. tiene también una gran vinculación con el País Vasco, ya que fúe aquí donde surgieron los primeros núcleos para su constitución. En este sentido, manifiestan una notable influencia en los sectores de industria pesada de la margen izquierda de la ría del Nervión en la provincia de Vizcaya. Pero la división que ha existido durante muchos años en su seno, así como la escasa incidencia electoral que tuvo el Partido Comunista de Euskadi, pueden ser signos desfavorables.

En cuanto a U.S.O., todo parece indicar que será una central minoritaria, sobre todo después de la división que se ha manifestado recientemente en su seno. Asimismo, los sindicatos de tendencia unitaria como S.U. y C.S.U.T., se piensa que no conseguiran uno. gran representación en los comités de empresa, dándose incluso la circunstancia desfavorable para ellos de que numerosos partidos de la izquierda obrera están vinculados a la rama de CC. OO. llamada unitaria, y que hace poco tiempo se vinculó de modo total con la mayoritaría relacionada con el Partido Comunista, lo que puede quitar fuerza a estas otras centra1es comunistas sindicales.

 

< Volver