En Madrid. 
 Masiva asistencia a la manifestación convocada por CCOO y UGT  :   
 Acusaciones y tensión en los discursos de los líderes izquierdistas. 
 ABC.    02/05/1979.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 52. 

MASIVA ASISTENCIA A LA MANIFESTACIÓN CONVOCADA POR CC 00 Y UGT

A las doce menos coarto de la mañana se inició ayer, en el paseo de las Delicias, Va manifestación convocada por Comisiones Obreras y Unión General d« Trabajadores, a la que se sumaron otras centrales sindicales, así como numerosos partidos políticos, para conmemorar el 1 de mayo, fiesta del Trabajo.

La manifestación Iba encabezada por una gran pancarta con las siglas de los dos sindicatos que convocaron la marcha (CC OO y UGT), portada Por Marcelino Camacho y Nicolás Redondo, secretarios generales de ambas centrales, respectivamente, así como por miembros de sus ejecutivas.

ALCALDE Y CONCEJALES.—Acto seguido figuraba el alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván. quien asistía como presidente de honor del PSOE, según manifestó el propio profesor Tierno, en fechas recientes, al ser preguntado si iba a asistir a la manifestación del 1 de mayo, y en calidad de qué iba a hacerlo. Al llegar el señor Tierno al lugar donde se Iniciaba la manifestación fue recibido con grandes aplausos. El señor Tierno Galván fue acompañado en la manifestación por los concejales de Izquierda del Ayuntamiento de Madrid y los candidatos socialistas y comunistas que no salieron elegidos.

En una tercera fila figuraban los secretarlos generales del Partido Comunista de España, Santiago Carrillo, y del Partido Socialista Obrero Español, Felipe González, junto con miembros de las ejecutivas de sus grupos políticos. Seguían dirigentes de la ORT, PTE y otras agrupaciones.

A continuación desfiló la gran pancarta con los lemas principales de la manifestación, como «Soluciones al paro ya», «Devolución del patrimonio sindical» y «Derechos sindicales».

BANDERAS CON CRESPONES.—Marchaban detrás miles de manifestantes, portando banderas de sus respectivos partidos y centrales sindicales, y pancartas con frases alusivas a problemas laborales y sindicales. Muchos manifestantes llevaban banderas comunistas con lazos negros, en señal de luto por la muerte del joven Andrés García, fallecido el domingo por la noche a causa de las heridas que le ocasionaron varios neonazis. Entre las frases coreadas por los manifestantes destacan, además de las contenidas en las pancartas sobre el paro, devolución del patrimonio sindical, etc.; otras, como «Andrés, hermano, no te olvidamos» (referida al joven muerto); «Aquí se ve la fuerza del PC»; «Vosotros, fascistas, sois los terroristas»; «No se ven, no se ven, concejales de Unión de Centro Democrático»; «PSOE, PC, unidos a vencer», y otras.

La manifestación avanzó muy despacio y los manifestantes sumaban varios miles, aunque su cifra total era difícil de calcular en los primeros momentos, hasta que el desfile se hizo de forma organizada y pudo verse la extensión en metros cuadrados del cortejo.

LLENO EN LA GLORIETA DE ATOCHA.—A las 12,10 del mediodía pasó la cabeza de la manifestación unitaria del 1 de mayo por la plaza de Atocha, después de haber recorrido cerca de un kilómetro. La plaza se encontraba abarrotada de personas, que aplaudieron a las distintas pancartas y banderas, así como a los dirigentes de los partidos políticos y sindicatos, según desfilaban.

A ambos lados de las aceras, en la glorieta de Atocha, numerosas personas portaban banderas y pancartas, y se iban incorporando a la manifestación a medida que desfilaba. Al pasar Nicolás Redondo, Marcelino Camacho. Tierno Galván, Santiago Carrillo y Felipe González se escuchaban gritos muy fuertes de «PSOE, PC, unidos al Poder» y «PSOE, PC, unidos a vencer».

TIERNO, EL MAS APLAUDIDO.—Los dirigentes comunistas y socialistas, que figuraban en cabeza de" la manifestación, respondieron a estos grates saludando, puño en alto, eon excepción de Santiago Carrillo, que en ocasiones saludó con la mano abierta.

Acusacíones y tensión en los discursos de los líderes izquierdistas

El grupo más aplaudido al pasar por la glorieta de Atocha, fue la segunda línea de la manifestación, donde figuraban el presidente de honor del Partido Socialista Obrero Español y alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván. Se registraban también gritos muy fuertes de «Tierno, Tierno, Tierno».

No se habían registrado incidentes, hasta ese momento, en la manifestación, salvo un enfrentamiento verba] de los manifestantes con un pequeño grupo que portaba una pancarta firmada por «CC OO autónomas, que quería entrar en la manifestación y no les dejaban hacerlo. Finalmente, estos «autonomistas» entraron en la manifestación.

Según cálculos de a Policía Municipal, al conmenzar la manifestación había en él paseo de las Delicias, primera calle del recorrido, unas 200.000 personas. La cifra es, no obstante, aproximativa.

A la una y media de la tarde la manifestación del 1 de mayo llevaba pasando por la glorieta de Atocha más de una hora y cuarto. Más de des tercios del paseo de las Delicias, próximo a donde se había iniciado la manifestación, estaban llenos de gente todavía.

UN MINUTO DE SILENCIO.—Al pasar el grueso de la manifestación por la glorieta de Atocha, aproximadamente a la una y diez, se guardó un minuto de silencio por el militante de las Juventudes Comunistas, Andrés García, muerto el pasado domingo por un grupo de personas que portaban insignias nazis. Finalizado el minuto de silencio, arreciaron los gritos de «Andrés, hermano, no te olvidamos y «Atocha, hermanos, no os olvidamos».

También hubo gritos contra los movimientos ultraderechistas, insultos a Fuerza Nueva, insultos contra el diputado de Fuerza Nueva, Blas Pinar, y contra el juez Gómez Chaparro, que recientemente ha sido relevado de la instrucción del sumario del caso Atocha, a consecuencia de la fuga de uno de los implicados.

Entre las banderas que figuraban en la manifestación había, además de las del Partido Socialista Obrero Español y las del PCE, otras canarias, ikurriñas y algunas republicanas. Agrupaciones del Partido Socialista Obrero Español y los trostkistas corearon la frase: «España mañana será republicana».

A las tres menos cuarto de la tarde la cola de la manifestación pasó por la glorieta de Atocha.

USO Y OTRAS CENTRALES.—La cola estaba dividida del resto de la manifestación por unos 100 metros de separación. En primer lugar iba la central sindical Unión Sindical Obrera, que portaba pancartas y gritaba «slogans» relativos al socialismo y a la autogestión. Posteriormente marchaban los republicanos, y las centrales, CSUT, SU, y los partidos ORT y PTE, USTÉ y el Sindicato Libre de la Marina Mercante.

No se había registrado, hasta ese momento, incidente alguno.

Durante una hora y tres cuartos, la cabeza de la manifestación recorrió el paseo de Delicias, el paseo del Prado y la calla de Alcalá, hasta la puerta de Alcalá, Durante el trayecto, los manifestantes proclamaron su voluntad de unidad sindical, entre otros «slogans» Igualmente repetidos: «Unidad, unidad de la lucha de la clase

TIERNO GALVAN, EN SU ALOCUCIÓN, HABLO DEL 1 Y DEL 2 DE MAYO

obrera», «Viva la lucha de la clase obrera, «El pueblo unido jamás será vencido», etcétera.

Al cruzar la plaza de Cibeles hubo un cierto alboroto como consecuencia de una presunta provocación de Fuerza Nueva, que posteriormente fue desmentida. Sin embargo, a partir de este momento se coreó insistentemente: «Fuerza Nueva, asesina», «Fuerza Nueva, asesinos», «Vosotros, fascistas, sois los terroristas».

TIERNO GALVAN: «LIBERTAD A TRAVÉS DE LA PAZ»

«Que se aplique la Ley a los que quieren perturbar la paz y que se manifiesten las ideas libremente», pidió en su intervención en el mitin organizado por CC OO y UGT el alcalde de Madrid y presidente de honor del PSOE, Enrique Tierno Galván, quien en su alocución confundió, por dos veces, la fecha con la del 2 de mayo. Señaló la «atención especialísima de todo el país ante estas manifestaciones, porque unos temen y otros esperan que esta fiesta se convierta en drama, en agresión o desmán».

Tras referirse al significado de la fecha. Tierno Galván puntualizó que el pueblo y la izquierda han demostrado «que somos un pueblo pacífico, que busca la libertad a. través de la paz que está transformando usos y costumbres por un camino de libertad, igualdad y protección a los trabajadores».

«No necesitamos —dijo— que se guarde •1 orden donde nosotros estamos présenles, (pero sí pedimos que lo guarden donde no estamos, donde se esconden los que provocan la violencia criminal y viven del asesinato.»

Finalmente, Tierno Galván señaló que «si •na vez, en los muchos años de mi vida, estoy verdaderamente conmovido, es hoy. Nunca hubiera pensado en este día, pero lo hemos conseguido. Viva el primero de mayo».

SOLIDARIDAD CON HISPANOAMÉRICA

El mitin, que se inició poco después de la una y cuarto, comenzó con unas palabras del teólogo nicaragüense Ernesto Cardenal, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que fueron recibidas con gritos de «¡Somoza, asesino!»

Solicitó Cardenal la solidaridad con los pueblos de , Iberoamérica, «que —dijo— sufre el imperialismo norteamericano, a través de sus dictaduras nacionales». Recordó, finalmente, al sacerdote asturiano Gaspar García Laviana. muerto en un enfrentamiento con la Guardia Nacional de Anastasio Somoza.

A continuación tomó la palabra el secretarlo general de UGT-Madrid y alcalde de Getafe, Jesús Prieto, quien dijo: «No nos ha asustado que hayan asesinado a un compañero del PCE ni el atentado contra nuestra sede.» Los manifestantes interrumpieron a Prieto con gritos de «¡Andrés, hermano, no te olvidamos!»

Manifestó Prieto que «hoy, como hacen año, los trabajadores volvemos a reivindicar soluciones para el paro, los derechos sindicales y el patrimonio». Acusó de incapacidad al Gobierno Suárez y resaltó «la sensatez y responsabilidad de los trabajadores. Aunque si no se nos escucha —concluyó— tendremos que ir más allá, porque nuestros derechos no pueden esperar».

El secretario general de CC OO-Madrid, Fidel Alonso, dijo que hay que recuperar él contenido del primero de mayo, con los componentes de combate, lucha y solidaridad. Advirtió del peligro de repetir cada año las mismas reivindicaciones y eaer en la rutina. «Por eso —señaló— hoy debe ser el comienzo de la batalla de la •lase obrera por el Código del Derecho de los Trabajadores.»

CARRILLO: «SOCIALISTAS Y COMUNISTAS, JUNTOS»

El secretario general del PCE, Santiago Carrillo, señaló que, «tanto CC OO como UGT. representantes de PCE y PSOE, y estos mismos partidos, sostenemos y sostendremos las reivindicaciones presentadas por los trabajadores, en el Parlamento y en la calle, con respecto a los derechos que la Constitución otorga a los trabajadores para defender sus intereses».

«No vamos —dijo después— a sembrar temor, porque nosotros somos los que defendemos la libertad para todos, menos para los asesinos.» Los manifestantes prorrumpieron en este momento en gritos de «¡Fuerza Nueva, asesina!»

Denunció Carrillo «a las autoridades, que saben muy bien quiénes son esos sujetos», y pidió que «no sean aquellos que persiguieron demócratas los que juzguez estos casos».

Finalmente, Carrillo, entre gritos de «¡Unidad, unidad!», dijo que no es posible la vuelta a los años treinta, «pero a la hora de defender & la clase obrera, socialistas y comunistas estaremos siempre juntos, y también a la hora de defender esta democracia —todavía frágil por las arremetidas fascistas— y la Constitución».

FELIPE GONZÁLEZ: «QUE NO HAYA MAS SANGRE»

El secretario general del PSOE, Felipe González, se manifestó en apoyo de la lucha democrática contra Somoza e indicó que «Somoza se proclama discípulo de otro dictador, Francisco Franco, ya muerto, felizmente.» «Nicaragua —dijo— ha seguido el ejemplo de la dictadura de Franco, pero ahora debemos ofrecerle el ejemplo de la democracia.»

Felipe González pidió que no se derrame más sangre en España. Ahora que no es época de elecciones, y sin que se me pueda acusar de electoralismo, quiero repetir que no queremos más sangre, ni de policías, ni de guardias civiles, ni de ciudadanos. Pedimos que no se derrame más sangre en este país. Estamos en contra de que mueran servidores del Orden Público, como estamos en contra de que muera cualquier tipo de españoles.»

MARCELINO CAMACHO: ACUSACIONES A LA CEOE

El secretarlo general de CC OO, Marcelino Camacho. acusó a la Confederación Española de Organizaciones Empresariales

(CEOE) de querer consolidar su riquez» y la pobreza de los trabajadores. «El pan y lit libertad no se regalan —dijo—, smo que se conquistan. Y nosotros hemos luchado y hemos ganado.» En este sentido, aseguró que el Estatuto del Trabajador no será un regalo, sino una conquista de las clases trabajadoras.

Camacho afirmó que 20.000 españoles Incrementan al mes la cifra oficial de parados, que según los cálculos de Comisiones, asciende a un millón y medio de personas. Citó al economista Galbraith, asegurando que Galbraith había escrito recientemente que no existe solución para resolver el paro sin aumentar la inflación, «dentro del actual sistema económico», por lo que los trabajadores deberán incrementar su presión en favor del empleo.

NICOLÁS REDONDO: ATAQUES AL GOBIERNO

Por último, el secretario general de UGT, Nicolás Redondo, manifestó que el Gobierno es prisionero del mundo económico y servidor de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), y pidió a los trabajadores que continuasen luchando por sus derechos, después de los logros y de los tropiezos de los últimos meses.

Redondo dijo que el Gobierno de la UCD ha dado un giro a la derecha y que, en el campo laboral, permanece al margen de las recomendaciones de la OIT.

Por último, pidió a los partidos políticos que den a conocer una alternativa clara, de Izquierda, a las alternativas de la derecha española. Envió un saludo a todos los pueblos de España.

PUÑOS EN ALTO.—Al término de los discursos, con el puño en alto, los oradores y los manifestantes cantaron «La Internacional», cuyos primeros compases entonó el dirigente sandlnista Ernesto Caballero.

BANDERAS REPUBLICANAS Y RETRATOS DE IDEÓLOGOS MARXISTAS

Numerosas banderas republicanas fueron ondeadas en la parte final de la manifestación. Eran portadas por los manifestantes del PCE VIII y IX Congreso, Partido Comunista de los Trabajadores (partido que encabeza Lister), Liga Comunista Revolucionaria (trostkystas) y PCE M-L. Estos últimos portaban monumentales banderas republicanas que ocupaban de lado a lado de la calle.

Entre -estos grupos había militantes que portaban monumentales retratos de Lenin, Stalin, Marx, Engels y otros ideólogos de izquierda. Algunos de los retratos eran llevados en andas.

Pese a la ostensible presencia de esta bandera considerada ilegal, la Policía no intervino en ningún momento para retirarla ni durante la manifestación ni al final.

 

< Volver