Aunque se creen 800.000 empleos, el paro será del 13 por 100  :   
 Prospectiva del mercado de Trabajo en el cuadrienio. 
 ABC.    23/08/1983.  Página: 40. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Aunque se creen 800.000 empleos, el paro será del 13 por 100

Prospectiva del mercado de trabajo en el cuadrienio

Madrid

Aun en el caso de que se creasen tos 800.000 empleos previstos en el programa del Gobierno, a finales de 1986 el paro en España se situaría en torno a un 13 por 100 de la población activa, según un informe elaborado por los servicios de estudios del Banco de Bilbao. Según ese estudio, que hace una prospectiva de la oferta y demanda de trabajo a lo largo del mandato socialista, el nivel de paro aumentará durante el cuadrienio en 400.000 personas y, si se mantuviese el mismo nivel de empleo que en 1982, la tasa de desempleados aumentaría hasta un 18,5 por 100 de la población activa.

Es cierto que & mediados de 1983 —señala el informe— es imposible saber cuál será el volumen de ocupación y paro, cuando finalice 1986. Por la simple y elemental razón de que se desconoce cuál puede ser la demanda de trabajo por los empleadores en aquel momento. El volumen de demanda de trábalo lo determinará el nivel de producción que se alcance y la productividad por persona ocupada que pueda lograrse. Es, por tanto, la política económica, en su sentido más amplio, la que lo determinará. De ahí que una política económica expansiva, que mantenga los equilibrios básicos del sistema, resulta a la postre como la única política viable para generar empleo productivo y permanente.

Demanda de trabajo

Pero si al problema de estimar el volumen de demanda de trabajo al día 31 de diciembre de 1986 es una operación sumamente arriesgada, no lo es tanto evaluar el volumen de oferta de trabajo para la población española en edad de trabajar en aquel momento. Porque la oferta de trabajo fundamentamente viene dada por la población que tiene edad de trabajar. Naturalmente, la demanda de trabajo condiciona el nivel de oferta, ya que la 1atta de oportunidades de empleo desanimará a una buena parte de la población potencialmente activa que desiste de buscar trabajó ante la dificultad de conseguirlo.

El dato de población en edad de trabajar, referido a un momento relativamente próximo no es difícil de calcular.

Si las expectativas emigratorias al extranjero son nulas o escasas, bastaría aplicar las tasas de mortalidad que la estadística muestre en un determinado momento para calcular, sin riesgo de grave error, la población apta para el trabajo. Mayor riesgo de error se correrá al estimar que parte de esa población en edad de trabajar puede ser activa en un determinado momento. Es decir, que parte de población contará con un empleo o lo estará buscando, agregados ambos que constituyen la rúbrica estadística de población activa.

La población española comprendida entre los dieciséis y los sesenta y cinco años se verá incrementada entre el primero de enero de 1983 y el primero de enero de 1987 en unas 955.000 personas (442.600 mujeres y 515.200 varones), señala el informe.

Pero no toda esta población se incorporará al mercado de trabajo. Aplicando tasas de actividad, según sexo y edad, coherentes con te tendencia precedente, puede estimarse que la población activa en el cuadrienio contemplado, crecerá en España en torno a unas 400.000 personas. Con mayor profusión en mujeres que en varones, ya ceje la tendencia precedente y actual presuponen caída de la lasa de actividad masculina e incremento de la femenina.

El nivel de paro al término del cuadrienio se verá incrementado en unas 400.000 personas, en el supuesto de que se mantuviera el nivel de empleo existente al comienzo de este año. Si es cierto, como la encuesta de Población Activa del cuarto trimestre de 1982 proclama, que el paro español alcanzaba a 2.234.800 personas, resultaría que el paro superara la tasa del 16,5 por 100 de la población activa al finalizar 1986, si se mantuviera el nivel de empleo actual.

Es decir, en el caso de que el volumen de puestos de trabajo desaparecidos se equilibrara con el nivel de nuevos puestos de trabajo creados. Si se crearan 400.000 puestos de trabajo netos, el nivel de paro sería similar al actual, pero reduciendo su tasa al 15,7 por 100 de la población activa. Pero si se crearan tos famosos 800.000 puestos de trabajo netos, todavía quedarían más de 1.800.000 parados.

 

< Volver