La sangre de los parados, según los obispos. 
 Grita desde la tierra     
 
 El Imparcial.    19/03/1978.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

la sangre de los parados, según los obispos

GRITA DESDE LA TIERRA

A la hora de poner ante nosotros algunas de las realidades mas lacerantes, no dudamos en hacer una llamada urgente sobre el paro», manifiesta la Comisión Episcopal de Pastoral Social a propósito de la próxima celebración del Día del Amor Fraterno, coincidente con el jueves Santo.

«Nunca comprenderemos la inmensa tristeza, la amagura de los hogares afectados por e) paro. Las cifras oficiales hablan ya de más de un millón de parados. Se ha afirmado, además, que el paro es necesario en el momento actual para poder salir de la crisis. Si esto es así, algún vicio radica) tiene que tener este sistema económico que, para sanar la economía, necesita que los daños recaigan más duramente sobre los más débiles.»

«Porque hablamos desde el amor, con entraña de amor fraterno, pero también en nombre del Señor, que nos ha de juzgar a todos, hacemos una interpelación y lanzamos una angustiosa llamada a cuantos son responsables directos o indirectos del paro: los que evaden capitales, los especuladores, los que se aprovechan de la inflación, los que gastan inmoderadamente, los que invierten en bienes improductivos, los que subordinan la solución del paro a intereses de partido o de sindicatos...

Todos ellos deberían escuchar aquellas palabras de Dios a Caín: «La sangre de tu hermano me está gritando desde la tierra». Y todos —ellos y nosotros— deberíamos tener muy presente que cuanto hagamos o dejemos de hacer en este campo un día será enjuiciado y sentenciado por Cristo, a tenor de aquel principio: «A mi me lo hicisteis». «Sería una falsa evasiva la actitud del que, al no sentirse responsable del paro, creyera que a él no le afecta. Todo nos afecta a todos, si todos nos sentimos hermanos.

Desde esta actitud fundamental encontraremos también mil ocasiones para traducir el amor en gestos y obras.»

La Comisión Episcopal termina su nota con unas consideraciones acerca del sentido y del contenido de Caritas, inspirada de la celebración de esta festividad.

 

< Volver