El problema se llama dinero     
 
 Diario 16.    19/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

E1 problema se llama dinero

Manuel Lupión, presidente del Sindicato de Funcionarios de Justicia, declaró hace unos meses a DI6, con relación a la "anterior huelga por parte dé este colectivo, que «se tendría que dotar al funcionario de unos emolumentos suficientes para desarrollar una vida normal y digna. El camino para esto es el aumento de los sueldos».

«Hoy, un funcionario que lleve doce años trabajando en la ciudad más conflictiva en cuanto a trabajo y responsabilidad, que es Madrid, casado y con cuatro hijos, cobra únicamente 30.000 pesetas. Por fuerza los funcionarios tenemos que recurrir a otros medios para subsistir como pueda ser el colaborar en el despacho de un abogado o de un procurador, cosa que siempre es lamentable», señaló Lupión.

A propósito del horario, el presidente del Sindicato de Funcionarios de Justicia indicó que una media jornada no es una jornada corta, porque cuando finaliza su trabajo en la Audiencia tiene que seguir desarrollando su labor en la calle con citaciones, embargos, notificaciones, emplazamientos, etcétera. «La jornada sobrepasa las doce horas, de las cuales sólo ocho le son retribuidas», agregó.

«No puedo negar la existencia de la "astilla", pero son casos muy contados», reconoció Lupión. Y explicó la «astilla» como agradecimiento o atención que tienen algunas veces determinados sectores con el funcionario cuando se ha resuelto un pleito favorablemente.

Precisamente, la existencia de la «astilla» y considerar sólo media jornada el horario laboral de los funcionarios de Justicia llevó a anteriores autoridades de ese Ministerio a no subir el sueldo del personal.

Posteriormente se les equiparó con el resto de los funcionarios de toda la Administración Pública y, actualmente, el anteproyecto de ley de retribuciones que contemplaba un aumento salarial fue desestimado en Consejo de Ministros, ya que los recursos de la Hacienda Pública eran escasos.

El proyecto de ley, en tramitación en las Cortes, sólo recoge una subida para magistrados, jueces y fiscales cuya revisión salarial última era más antigua que la del resto del personal de la Administración de Justicia.

La presente huelga tiene como objetivo fundamental, entre otros, la inclusión de secretarios, agentes y auxiliares judiciales dentro de ese proyecto de ley actualmente en tramitación en el Congreso.

 

< Volver