Autor: Méndez, A.. 
 Al actuar un piquete de huelga contra un convoy. 
 Transportista muerto al enfrentarse a la Guardia Civil     
 
 ABC.    20/09/1979.  Página: 1, ?. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

DOMICILIO SOCIAL; SERRANO, 61 - MADRID DEPOSITO LEGAL: M -13 .1958 .104 PAGS.

AL ACTUAR UN PIQUETE DE HUELGA CONTRA UN CONVOY

TRANSPORTISTA MUERTO AL

ENFRENTARSE A LA

GUARDIA CIVIL

Oviedo, 19. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Un autopatrono del transporte, Valeriano Martínez Pérez, de cuarenta y cuatro años de edad, vecino de Oviedo y miembro de Cesintra, una de las entidades sindicales convocantes del paro del sector, resultó muerto ayer.

Los sucesos que dieron lugar a su fallecimiento comenzaran poco antes del mediodía cuando un convoy de ocho camiones que transportaba productos de la Central Lechera Asturiana a la entrada de esta capital fue interceptado a la altura de la estación de servicio existente en el barrio de La Tenderina. por un numeroso grupo de personas, que se calcula en un centenar aproximadamente. Los componentes del grupo destrozaron los parabrisas de los

VIOLENTA ACTUACIÓN DE

PIQUETES EN LA HUELGA DE

CAMIONES DE ASTURIAS

(VIENE DE LA TERCERA COLUMNA DE LA PAG. 1.´)

vehículos y provocaron otros desperfectos en los mismos/y ante su actitud intervinieron las Fuerzas de la Guardia Civil que circulaban como protección del convoy cerrando su marcha, al mando de un cabo de dicho Cuerpo y que ocupaban un «jeep» de la Benemérita.

Según indica una nota del Gobierno Civil, los componentes del grupo atacante rodearon al cabo que mandaba la fuerza, a quien trataron de quitar el arma reglamentaria que portaba y ante el grave riesgo de que así sucediera, éste hizo uso de la misma, alcanzando de un disparo en el pecho a Valeriano Martínez Pérez. Este fue recogido inmediatamente por un coche-patrulla tipo «Z» de la Policía Nacional, que le trasladó al Hospital General de Asturias, donde se apreció al señor Martínez una herida por arma de fuego con orificio de entrada en la región intercostal derecha, presisamente bajo la tetilla correspondiente. En principio no se estimaba que la lesión pudiera determinar el fallecimiento del ingresado, pero desgraciadamente éste se produjo poco tiempo después.

OTROS CONTUSIONADOS. — Por su parte, el cabo de la Guardia Civil debió ser asistido de algunas contusiones de carácter leve, sin mayores problemas.

También se registraron algunos otros contusionados entre los componentes del piquete, pero sus lesiones carecen también de importancia.

Como consecuencia de este suceso se registraron algunos momentos de gran tensión en la zona, pero una vez que acudió al lugar la fuerza de la reserva de la Policía Nacional que se encuentra en estos momentos en Oviedo, la calma se restableció y no han vuelto a producirse incidentes.

ASTURIAS CONTINUO LA HUELGA. La huelga del transporte en Asturias se inició el 22 de agosto pasado al unísono con el resto de las regiones españolas, pero cuando en las demás zonas del país volvió a la normalidad, los autopatronos asturianos siguieron la huelga con carácter particular, sobre todo por algunos problemas que tienen con las empresas nacionales instaladas en Asturias, a las que piden que paguen sus servicios en noventa días y no en ciento ochenta días, como ahora vienen haciendo.

Los transportistas asturianos piden también la continuación de la contingentación de tarjetas y una subvención sobre el gasóleo que emplean como combustible. Otra reivindicación es la readmisión de varios transportistas que anteriormente habían prestado servicios a la Central Lechera Asturiana y a Ensidesa y de los cuales han prescindido estas empresas al parecer por irregularidades en los transportistas, a los que ya no se contratan sus servicios.

Hay que destacar que en la mayor parte de los sectores sociales de la región asturiana la huelga -es altamente impopular y que contra la misma se han pronunciado las asociaciones de empresarios, otras entidades cívicas e incluso sindicales, como el Sindicato del Transporte de la UGT, que se encuentra totalmente en contra de este conflicto.—MÉNDEZ.

 

< Volver