CCOO convocó el paro, junto con USO, CSUT y SU; al margen permanece UGT. 
 Habrá gasolina pese a la huelga     
 
 Diario 16.    13/08/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

CC OO convocó el paro, junto con USO, CSUT y SU; al margen permanece UGT

Habrá gasolina pese a la huelga

MADRID, 13 (DI6).-L\\ huelga de gasolineras, que comenzó esta mañana, se prolongará hasta el jueves inclusive, pero no afectará excesivamente al usuario debido a la intervención —o del Estado cuyo coste se descontará de las comisiones de concesionarios- en las 464 gasolineras consideradas estratégicas. Además Campsa cuenta con 1.500 surtidores propios y existen más de 1.970 gasolineras unifamiliares.

Doce mil quinientos miembros de las Fuerzas de Seguridad atenderán y protegerán las estaciones de servicio.

Las centrales que convocan la huelga —CC OO, USO, CSUT y SU- esperaban anoche que la respuesta sea masiva en Madrid. Las zonas más afectadas —según ellas— serán Asturias, País Vasco, Andalucía (excepto Sevilla), Cataluña, Santander y las grandes ciudades gallegas.

De las-más de 3.000 estaciones de servicio -según fuentes no sindicales— menos del 30 por 100 cursaron la solicitud de huelga para estos días estratégicos en que todavía muchos españoles inician sus vacaciones mientras otros las terminan.

Todos se acusan

Las partes implicadas en la negociación del convenio de gasolineras —que afecta a 20.000 trabajadores, que cobran 850 pesetas diarias— se acusan mutuamente de haber llegado al conflicto.

La Confederación Española de Estaciones de Servicio —que califica de intransigente la postura de CC OO— acusa a la Administración de no haber suscrito el acuerdo, firmado con Campsa, sobre las comisiones por litro de gasolina que debían haber entrado en vigor en julio. Campsa afirma que con los «criterios de acuerdo», que no eran formales, los patronos hubieran podido atender las peticiones obreras.

La UGT, central que no apoya la huelga, afirma que CC OO se precipitó en convocarla. Es más, al sindicato ugetista le parecía absurdo mantener una huelga cuando en la reunión del sábado la negociación no»quedó rota.

Comisiones Obreras, principal central que convocó la huelga, señaló que la postura intransigente de la patronal, que el sábado no dio nada en concreto, pese a haber rebajado las peticiones, forzó a mantener el paro.

El paro se debe a la ruptura de las negociaciones entre la comisión negociadora y la Confederación Española de Estaciones de Servicio. Las negociaciones se reanudarán el próximo viernes. La patronal, que consideró, en principio, la propuesta sindical de un 11 por 100 de aumento de la masa salarial y otros incrementos, se negó a continuar las conversaciones si persistía la convocatoria de huelga.

Comisiones Obreras y UGT propusieron varias opciones, que se situaban en el marco de las disposiciones del Gobierno en materia económica.

Comisiones Obreras informó de su «pesar porque se haya llegado a esta situación. La patronal —afirma— mantiene, desde el 23 de julio, su misma oferta, un aumento de 93 pesetas, tanto con huelga convocada o no». Las centrales que se suman a la húelga intentaran, antes del jueves, reabrir las conversaciones del convenio

Propuestas de UGT y CC 00

La propuesta de UGT en la última reunión del sábado fue la siguiente: aumento salarial del 11 por 100, más el incremento del decreto del Gobierno como consecuencia de haber superado el índice de precios al consumo, un 6,5 por 100 en los seis primeros meses del año. También socilitaba una elevación salarial .en un 0,5 por 100 por cada punto de incremento que experimenten las nuevas comisiones de Campsa a Jos concesionarios.

La postura de CC OO era: 11 por 100 de aumento salarial y una subida del 1,5 por 100 por cada cinco céntimos en que Campsa aumente las comisiones a los empresarios.

Campsa y patronos

La Confederación Española de Estaciones de Servicio culpó a la Administración de la no solución del conflicto, «por no haber firmado el acuerdo sobre las comisiones por litro de gasolina, al que llegamos el 23 de junio los empresarios con Campsa y que entrará en vigor el 1 de julio». La patronal también acusó la intransigencia de CC OO de no desconvocar la huelga y destacó la posición de UGT, que no la

secundaba. El director general adjunto de Campsa, José María Mores, afirmó que con los criterios acordados, aunque no rubricados, los empresarios podían haber negociado con sus trabajadores. Matizó que el documento, para la revisión de las comisiones, carecía de los requisitos de un acuerdo formal. Mores también insistió en que, aunque oficiosamente se lo envió al delegado de Campsa, el consejo no elevó propuesta de acuerdo para ser aprobado por la Adminis-tración.

 

< Volver