Autor: A. P. H.. 
   Todo por nada     
 
 Diario 16.    05/06/1981.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Todo por nada

El ambiente que rodea las conversaciones tripartitas del Ministerio de Economía y Comercio no permite prever un resultado efectivo. La CEOE tiene no poco que ver con esta situación, aunque es de esperar que la Administración diera la nota en el caso de que llegaran a aproximarse las posturas.

La patronal pretende pedir todo y no dar nada. Su estrategia, no exenta de cinismo, se basa en que no tienen nada que perder —no pueden estar peor de como están ahora, parecen querer decir—, y, por lo tanto, o se aceptan sus planteamientos o no juegan.

A. P. H.

Por otro lado, realizan conversaciones paralelas con García Diez para que se acepte su programa económico. A pesar de esta dualidad, no puede pensarse en la independencia entre ambos temas, más bien todo lo contrario. En definitiva, CEOE condiciona por un lado al Gobierno y por otro a los sindicatos.

Las amenazas de Cuevas de abandonar la mesa de negociación campean constantemente. La apuesta es demasiado fuerte y sería admisible si éste no fuera un tema que atañe a todos los españoles y, muy especialmente, al millón y medio de parados. Las posturas cerriles no pueden conducir a nada bueno.

También es verdad que no es suficiente el acuerdo sobre temas puntuales y concretos, pero eso es asumido por las centrales, incluso exigido.

Otra cuestión a plantearse es el coste para las cuentas nacionales de los posibles acuerdos que pudieran tomarse en la mesa. Aquí tiene la palabra la Administración y la papeleta es difícil.

 

< Volver