Medidas para el desarrollo del Estatuto de los Trabajadores. Trabajo temporal, contrato a tiempo parcial y período de prácticas. 
 El Gobierno estudiará mañana varios decretos para fomentar el empleo  :   
 Trabajadores y empresarios han sido consultados para la redacción definitiva de estos decretos. 
 ABC.    18/06/1981.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Trabajo temporal, contrato a tiempo parcial y período de prácticas

El Gobierno estudiará mañana varios decretos para fomentar el empleo

El Consejo de Ministros estudiará, y probablemente aprobará, en su reunían de mañana, viernes, cuatro decretos de desarrollo del Estatuto de los Trabajadores, para cuya redacción definitiva han sido consultados empresarios y trabajadores, según ha podido saber Efe.

Estos cuatro decretos se refieren a contrato a tiempo parcial, contratación temporal como medida de fomento del empleo, contratos de trabajo en prácticas y para la formación para jóvenes trabajadores, y normas de fomento de empleo para determinados grupos de trabajadores desempleados.

Según han informado a Efe fuentes solventes, tos textos definitivos de estos cuatro decretos tienen diferencias ostensibles respecto a tos primeros proyectos, que fueron negociados en su día con los sindicatos y la patronal.

A continuación publicamos un amplio resumen de los textos de estos cuatro decretos de desarrollo del Estatuto de los Trabajadores.

BONIFICACIONES A LAS EMPRESAS

El Gobierno —según se indica en el artículo 17.3 del Estatuto cíe tos Trabajadores— puede regular medidas de reserva, duración o preferencia en el empleo que tengan por objeto facilitar la colocación de determinados grupos de trabajadores. El real decreto por el que se establecen normas de fomento del empleo será estudiado en el próximo Consejo de Ministros.

Según se indica en el preámbulo de este real decreto, «dada la situación del empleo actualmente existente en España, se estima conveniente dictar una serie de normas tendentes a facilitar la colocación de aquellos trabajadores que hayan agotado la prestación de desempleo».

El presents real decreto —según se indica en el articulo primero— establece, las bonificaciones para el fomento de la contratación de los desempleados que hayan agotado la prestación de desempleado, estén subsidiados o no, y estén inscritos como parados en las Oficinas de Empleo.

No será de aplicación a contratos de trabajo a tiempo parcial.

El artículo segundo se refiere a las bonificaciones y explica que «cuando se contraten trabajadores que hayan agotado la prestación de desempleo y, en su caso, el subsidio a, que hace referencia el artículo 25.1.a) de la ley Básica de Empleo o estuviera en el disfrute del mismo, se bonificará el importe de la cuota empresarial de la Seguridad Social, respecto a toda ciase de contingencias, siempre que el contrato tenga una duración mínima de seis meses.

Las causas de pérdida y reintegro de dichas bonificaciones se señalan en el artículo tercero, que, entre otras cosas, dice:

«No tendrán derecho a la bonificación de la cuota empresarial a la Seguridad Social a que se refiere el artículo anterior, los empresarios que contraten trabajadores acogiéndose a este real decreto, cuando durante el año inmediatamente anterior a la contratación hayan sido autorizados, a partir de la entrada en vigor del presente real decreto, a la extinción o suspensión de contratos de trabajo con todos o parte de los trabajadores de la plantilla, en virtud de expediente de regulación de empleo y respecto del centro de que se trate, salvo que la categoría profesional sea distinta a la de los contratos extinguidos o en suspensión., A continuación, en los apartados dos y tres.

Medidas para el desarrollo de los

Trabajadores y empresarios han sido consultados para la redacción definitivo de estos decretos

de este artículo se indican algunos supuestos de pérdida y reintegro de las bonificaciones.

Las bonificaciones de la cuota empresarial a la Seguridad Social —según se indica en la primera disposición final del citado real decreto— serán abonadas con cargo a los recursos del Instituto Nacional de Empleo para el Seguro de Desempleo.»

«El Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social —señala la segunda disposición final— podrá modificar anualmente la cuantía de las bonificaciones establecidas en el presente real decreto, en función de las circunstancias económicas y sociales, previa consulta a las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales representativas, respetando en todo caso las bonificaciones que procedan en los contratos hasta entonces celebrados.»

El contrato por tiempo parcial se presumirá con duración indefinida.

La modalidad del contrato de trabajo a tiempo parcial está regulada en el Estatuto de los Trabajadores, y las normas a que han de someterse esta clase de contratos están contenidas en el real decreto, que también estudiará el Consejo de Ministras de mañana viernes.

«Los contratos de trabajo a tiempo parcial —indica el artículo primero—, tanto de duración indefinida como de duración determinada, se instrumentarán por escrito especificando los días al año, al mes, o a la semana, o las horas en la jornada, respectivamente, inferior a los dos tercios de los considerados como habituales en la actividad de que se trate en el mismo período de tiempo, en lo que deba realizarse la prestación de servicios, según lo que se previene en e) artículo 12 y en el artículo 36.4 del Estatuto de los Trabajadores.

En todo caso el contrato establecerá el sistema de determinación de los tiempos de prestación de servicios.»

El artículo segundo especifica que los contratos de trabajo a tiempo parcial a que se refiere el artículo 12 del Estatuto de los Trabajadores se presumirán concertados por tiempo indefinido, salvo los casos en que puedan celebrarse para duración determinada.

Los derechos de tos trabajadores vinculados a este tipo de contrato están recogidos en el artículo cuarto. Asimismo, el artículo quinto señala que «si la jornada diaria contratada fuera inferior a cuatro horas no podrá prestarse el trabajo en jornada partida, salvo pacto en contrarío.»

La cotización a la Seguridad Social y demás aportaciones que se recauden conjuntamente con ésta, se regulan por el artículo sexto del real decreto sobre contratos de trabajo a tiempo parcial.

Según indica el artículo octavo, no podrán acogerse a esta modalidad de contratación las empresas respecto a sus trabajadores menores de veinticinco años con los que esté vinculada por una relación laboral en jornada completa, salvo en los supuestos y por los procedimientos establecidos en et decreto de U de abril de 1980.

En las disposiciones transitorias del real decreto se dice que «con arreglo a lo establecido en la disposición transitoria tercera del Estatuto de los Trabajadores, en tanto persistan las actuales circunstancias de empleo, solo podrán contratarse a tiempo parcial los trabajadores perceptores de prestación de desempleo, tos que hubieran agotado la percepción de la misma continuando en situación de desempleo, los trabajadores agrarios que hubiese quedado en desempleo y los jóvenes menores de veinticinco años, deduciéndose a los que viniesen percibiendo prestaciones económicas por desempleo la parte proporcional al tiempo de trabajo».

En tanto persistan !as actuales circunstancias de empleo, un trabajador menor de veinticinco años con un trabajo fijo principal sólo podrá celebrar un contrato a tiempo parcial cuando la suma de las dos jomadas no supere a la ordinaria en el sector a que corresponda el trabajo principal.

Por último, en las disposiciones finales se especifica, entre otras cosas, que los convenios colectivos podrán incluir cláusulas de regulación de la contratación a tiempo parcial.

 

< Volver