Celebración del 1 de mayo en toda España. En Madrid. 
 Menos concurrencia que en años anteriores en la manifestación unitaria de CCOO y UGT  :   
 Según el Gobierno Civil, participaron ochenta mil personas. 
 ABC.    02/05/1980.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

CELEBRACIÓN DEL 1 DE MAYO EN TODA ESPAÑA

EN MADRID

MENOS CONCURRENCIA QUE EN ANOS ANTERIORES EN LA MANIFESTACIÓN UNITARIA DE CC OO Y UGT

Unas ochenta mil personas, según el Gobierno Civil, y doscientas mil, según las centrales convocantes, se manifestaron ayer desde la plaza de Lúca de Tena hasta la Puerta de Alcalá, respondiendo a la convocatoria unitaria de CC OO y UGT en la celebración del 1 de Mayo. Abrían la. manifestación una pancarta conjunta de CC OO y UGT «contra el paro», sostenida por representantes de los comités ejecutivos de ambos sindicatos, entre los que se encontraban, por CC OO, su secretario general, Marcelino Camacho; el secretario de la Unión Provincial de Madrid, Fidel Alonso; el líder de la corriente autogestionaria de USO, integrada por CC OO, José Corel I; por parte de UGT, su secretario general, Nicolás Redondo, y los miembros de la ejecutiva, Manuel Chaves, José María Zufiaur, Paulino Barrabes y el secretario de la Unión Provincial, Valentín Gómez.

Tras la cabeza de la manifestación, y diferenciado del grueso de la misma, han estado presentes los secretarios generales del PCE y PSOE, Santiago Carrillo y Felipe González; el alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván, y otros representantes de estos partidos.

A la manifestación asistieron otras centrales sindicales y partidos, tales como el Movimiento Comunista, el Sindicato Unitario, PTE-ORT, AOA, PC-ML, PCT, LCR, Convención Republicana, algunos de los cuales portaban banderas republicanas y retratos de Lenin, Marx, Engels y Stalin.

ENFRENTAMIENTOS VERBALES.—A los gritos «¡Unidad, unidad!» «¡El pueblo unido jamás será vencido!», «¡Trabajo sí, paro no!», «¡Abajo la ley básica de empleo!», etc., enfrentamientos verbales entre las consignas de las centrales convocantes, pancartas con frases alusivas a los «slogans» de la manifestación «contra la ley básica de empleo, la ley de huelga, paro, devolución del patrimonio», pegatinas y claveles, los manifestantes recorrieron las calles madrileñas sin que se registrasen incidentes de gravedad, dice Efe.

La manifestación fue recibida en la Puerta de Alcalá con una pancarta colocada por el sindicato de transportes de CC OO, infringiendo los acuerdos adoptados por las ejecutivas de los sindicatos para la celebración de esta manifestación unitaria. La pancarta decía: «¡Ayer, el Estatuto y el AMIC; hoy, la ley básica de empleo; mañana, lo de la huelga; unidad de acción, sí, pero todo el año y sobre principios, no por la unidad!» Este hecho ha sido calificado por Nicolás Redondo, en declaraciones a Efe, como demostración del talante antidemocrático de CC OO o la falta de control sobre sus bases, mientras que Marcelino Camacho señalaba que el hecho desentonaba con los acuerdos adoptados, pero no los rompía.

A continuación, en una tribuna instalada bajo la Puerta de Alcalá, ,se han dirigido a los manifestantes los secretarios de las uniones provinciales de CC OO y UGT y los secretarios generales de ambos sindicatos.

CAMACHO Y LA SITUACIÓN DE EMERGENCIA.—En su intervención, Marcelino Camacho, después de señalar algunas de las características históricas en relación con el 1 de Mayo, señaló que, a pesar de las mejoras conseguidas desde aquellos tiempos, «el capitalismo moderno, la gran Banca y las multinacionales plantean los mismos problemas de fondo que hace cien años». Señaló, asimismo, que estamos en una situación de emergencia motivada por el aumento del paro.

«Tenemos que constatar que estamos en una situación de emergencia cuando las diversas crisis, la nacional, la internacional, la política y la económica, convergen con el desarrollo de la revolución científico-técnica, con la electrónica, que destruya más pues-

tos de trabajo de los que crea, y cuando, además, se desintegra y divide el mercado de trabajo.»

REDONDO Y LA SITUACIÓN LIMITE.— ^ continuación, Nicolás Redondo saludó en nombre de UGT a todos los asistentes y afirmó que este sindicato celebra el 1 de Mayo en una situación difícil de desempleo, terrorismo, fragilidad de las instituciones gubernamentales y cierto deterioro del Estado.

Estamos llegando, dijo, al límite. No sólo a un deterioro social, sino también político, al cual el Gobierno no da respuesta. No se trata de personas, se trata de programas. El pueblo exige un cambio de programas. Y continuó señalando que esta crisis es más

Según el Gobierno Civil, participaron ochenta mil personas

una crisis de Estado y que son los partidos responsables y el movimiento sindical los que tienen que dar alternativas para su solución.

Se refirió también y apoyó en nombre de UGT «la lucha de los trabajadores explotados por las dictaduras» a nivel nacional. En este momento de su intervención, y cuando decía que había que protestar contra la explotación del trabajador como internacionalmente muchas veces se ha protestado, por ejemplo, contra la invasión de la Unión Soviética en Afganistán, fue abucheado por parte de un grupo de manifestantes del PCE-ML y PCT.

Por último, Nicolás Redondo hizo un llamamiento, después de denunciar la política económica del Gobierno, para que las dos centrales mayoritarias del país se sentasen a negociar y fijasen la fecha para la celebración de las próximas elecciones sindicales, que se tienen que celebrar, dijo, con plenas garantías democráticas, un censo con credibilidad y una fecha concreta.

La manifestación, tras el canto de la Internacional, se disolvió sin incidentes.

Por los datos facilitados por el Gobierno Civil y de los convocantes de las manifestación ésta ha sido menos multitudinaria que en años anteriores.

 

< Volver