Autor: E. R.. 
 El Ministerio de Trabajo tramitará los expedientes de suspensión de las empresas afectadas. 
 Los sindicatos solicitan medidas políticas para los trabajadores de Lemóniz     
 
 ABC.    01/06/1982.  Página: 61. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

El Ministerio de Trabajo.

tramitará los expedientes de suspensión de las empresas afectadas

Los sindicatos solicitan medidas políticas para los trabajadores de Lemóniz

MADRID (E. R.) Representantes de las centrales sindicales mayoritarias en el País Vasco (Comisiones Obreras, Unión General de Trabajadores y ELA-STV) continuaron negociando ayer por la tarde las diferentes salidas posibles para abordar los expedientes de «suspensión por fuerza mayor» presentados por las empresas —veintinueve en total— que llevaban a cabo la construcción de la central nuclear de Lemóniz. Por la mañana, la reunión que mantuvieron con la Dirección General de Empleo, quedó suspendida a los pocos minutos de Iniciarse al haberse planteado la discusión desde puntos totalmente diferentes.

Los representantes de las centrales mayoritarias adujeron que la negociación no tenía sentido, toda vez que, frente a la suspensión de empleo por motivos políticos más que laborales, las soluciones sólo se movían en este último campo y, por lo tanto, la representación da tos trabajadores habría de ser la de (os Comités de Empresa de las Sociedades afectadas.

Por su parte, el director general de Empleo, Jesús Fernández de la Vega, declaró a ABC que el tema se había planteado globalmente, pero dentro de las posibilidades propias del Ministerio de Trabajo, que ha de entender de cuestiones técnicas y no- políticas. Ante la situación, dijo que, como organismo competente, darían trámite a tos expedientes presentados por las 29

empresas afectadas por la paralización del proyecto Lemóniz, dentro de los cauces de la legislación laboral. Otro tipo de medidas habrán de ser tomadas por otro Ministerio —Industria y Energía—, probablemente, para que eleve a la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos cualquier modificación sobre la legislación laboral si es que entiende que el problema supera estos cauces estrictos. En este sentido, el director general de Empleo declaró que ahora se enviará la propuesta para su estudio a los diferentes Comités de Empresa.

TRES MIL TRABAJADORES AFECTADOS

Los expedientes de suspensión por fuerza mayor fueron presentados ayer por las 29 empresas que trabajan en la construcción de la central nuclear y afectan a unos 3.000 trabajadores. Estas Sociedades —que abarcan diferentes sectores de la actividad industrial— argumentan en sus escritos la imposibilidad de mantener los puestos de trabajo si continúa la paralización de la obra.

Esta circunstancia motivó la retirada de los representantes sindicales, que expusieron su creencia de que en esta reunión se iba a tratar de la situación general de los trabajadores afectados para hallar soluciones políticas al tema, toda vez que el

problema en su origen tenía este carácter.

Los representantes sindicales indicaron que, al quedar suspendidos los contratos indefinidamente, pueden ver reducidas sus prestaciones por desempleo que les correspondieron al terminar la obra. Como ejemplo señalaron, que si percibiesen seis meses de desempleo con motivo de la suspensión, ese tiempo les sería deducido del que les correspondiese al término del contrato e incidiría negativamente, con motivo de la suspensión, lo Que afectaría negativamente en las prestaciones al romperse la continuidad en su trabajo. Por su parte, tos empresarios señalaron que la Administración no había hecho más que aplicar la legislación vigente.

Igualmente señalaron que si las obras se reanudaran los trabajadores serían admitidos de

nuevo. Ahora sólo queda que en este aspecto se defina el Ministerio de Trabajo a través de la Dirección General de Empleo. Iberduero, empresa propietaria de la central nuclear de Lemóniz, estuvo presente en la reunión, pero hizo constar su total independencia en el tema al no sentirse implicada directamente.

Ahora, cualquier solución que se adopte y que suponga una mejora en las prestaciones o seguridades para el futuro habrá de ser estudiada por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos conforme a la propuesta de otro Ministerio distinto al de Trabajo y que, probablemente, será el de Industria y Energía.

Respecto a la situación general de la situación en tomo a la central nuclear, fuentes del Ministerio de Industria y Energía señalaron que se continuaba con el tema de la contratación de otros técnicos que lleven a buen fin la construcción de la central nuclear de Lemóniz. Como se recordará, los técnicos adscritos al proyecto pertenecientes a Iberduero se negaron a continuar en sus puestos tras el asesinato de su director. Ángel Pascual Múgica.

 

< Volver