Autor: Cabrer, Ramón A.. 
 Suiza: los xenófobos no cejan. 
 Sobresalto para los emigrantes     
 
 Pueblo.    12/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

I SUIZA: LOS XENOFOBOS NO CEJAN

GINEBRA, 12. (Especial para PUEBLO, por Ramón A. CABRER.)

Acaso facilitado por el cauce directo de su democracia, adolece este país como ningún otro en Europa de un mal endémico; la aprensión hacia los extranjeros, léase los trabajadores emigrados. El reiterado aflorar de la xenofobia, además de a la alta proporción de extranjeros, obedece a una razón psicológica: se polariza contra ellos una protesta que, en otros órdenes, los suizos se abstienen de formular.

En el espacio de diez años ha cambiado mucho este país.

La Confederación Helvética habrá conocido la ignominia de someter a su pueblo cinco proyectos de reforma constitucional, todos ellos en abierto desprecio de los derechos del hombre y del trabajador, e incluso contrarios a las normas más elementales del derecho internacional. Si hace diez años los nombres de Schwarzenbach y Oehen decían muy poco o nada a los confederados, hoy, sin embargo, se han convertido en el «leit motiv» de la vida política —se espera un cambio— y la xenofobia es el único denominador capaz de llevar pasión a las urnas en el plano federal. Hasta la campaña pro referendaria del Partido Republicano se vio animada por dos petadarzos, cosa insólita en este país, a menos que se hable del separatismo jurásico.

Se trata de aceptar o rechazar nada menos que tres iniciativas referendarias y un contraproyecto federal, de los que depende e! futuro de los trabajadores emigrados a este país.

• LA INICIATIVA DEL 12,5 POR 100

Preconizada por el Partido Republicano, que preside James Schwarzenbach, pretende reducir en

diez años el contingente de población extranjera al 12,5 por 100 de la población autóctona. Esto significa que tendrían que marcharse de la Confederación unos 280.000 extranjeros, casi todos ellos titulares de un permiso anual.

Las votaciones se celebraron ayer, pero hasta mañana no se sabrán los resultados.

El proyecto establece excepciones en favor de los trabajadores temporeros y fronterizos —que no pueden adquirir residencia en Suiza—, los profesores y estudiantes de nivel superior y los funcionarios diplomáticos, consulares e internacionales.

• LA INICIATIVA

ANTINATURA-

LIZACION

La Acción Nacional, de Valentín Oehen, «suizo naturalizado», se propone limitar a 4.000 por año el número de naturalizaciones. Diremos, por ejemplo, que en. Suiza hubo 10.515 en 1975, aunque es el país que aplica aquí un criterio más restrictivo (se naturalizan al año 1,4 extranjeros por cada 1.000 suizos).

Acción Nacional también pretende que se transfiera a la Confederación toda la competencia sobre esta

materia y establecer contingentes cantonales. La limitación caducaría si la población total

residente en Suiza disminuyera a 5.500.00O .habitantes o consiguiese el país autoabastecerse en productos alimenticios.

LA INICIATIVA ANTITRATADOS

Debida también a Acción Nacional, preconiza que se sometan a referéndum todos los tratados internacionales concluidos o que pueda concluir la Confederación si lo solicitan 30.000* firmantes. La Confederación ha reaccionado proponiendo que se acepte un contraproyecto que concede en este ámbito derechos referendarios limitados a los ciudadanos. En realidad, el objetivo solapado de esta iniciativa es la denuncia del acuerdo suizo-italiano de 1964 sobre la emigración. Añadiremos que el celebrado entre Suiza y España no correría mejor suerte.

• POSIBILIDADES

DE TRIUNFO

Hay pocas, francamente pocas. Argumentos de toda índole —políticos, sociales, económicos y hasta tributarios— muestran la falacia de las afirmaciones de los xenófobos. Pero, en definitiva, la mejor arma para combatirlos radica en las disposiciones federales sobre el paro —ningún empleo a un extranjero mientras haya un suizo que lo desee— y la política seguida por Berna en materia de inmigración —las fronteras sólo están abiertas a los trabajadores sin derecho a adquirir residencia en Suiza, salvo muy contadas excepciones.

De ¡as tres iniciativas, acaso sea la segunda la que cuenta con más probabilidades de éxito.

12 de marzo de 1977 PUEBLO

 

< Volver