Autor: Pérez de Lama, Ernesto. 
   Vendimiadores españoles, en Francia     
 
 Pueblo.    08/09/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

VENDIMIADORES ESPAÑOLES, EN FRANCIA

Señor Director:

En relación con el editorial aparecido en el diario de su digna dirección el día 4 de septiembre, debemos hacer las -siguientes puntualizaciones

1. La cantidad de españoles que se prevé harán la campaña de la vendimia francesa es de unos 80,000 (según indicaba e/ ÍEE en nota informativa que le adjunto y que en su día reprodujo con profusión la Prensa del país). Efectivamente, esta situación laboral de los trabajadores temporeros es una injusticia. Pero acusar a las centrales sindicales de olvida ante este problema es, si menos, incorrecto. Majamente podían las centrales, de un modo abierto, expresar su acción frente a esta y otras injusticias cuando su vida legal acaba de comenzar. Y precisamente en este año. estas centrales —especialmente UGT y CC. OO.— han montado oficinas volantes de inspección y asistencia a los vendimiadores, en estrecha colaboración con el propio Instituto.

2. Notable desinformación es posiblemente la, causa —o gazapos de imprenta— de que en su editorial se den cifras de procedencia de emigrantes tan "notablemente* incorrectas.

3. Es igualmente incorrecta, por excesiva, la cifra que ustedes dan del 50 por 100 de vendimiadores que van a Francia sin contrato. Según la nota de Prensa a que hadamos referencia, sólo unos 15.000 vendimiadores marchan a Francia sin contrato. En cuanto a los contratos de «vergüenza», queremos expresar que el ÍEE, en reuniones con las centrales sindicales, ha puesto de manifiesto la necesidad de que se gestionen en las comisiones paritarias que determinan los salarios la representación de /os trabajadores españoles qué suponen más del 30 por 100 de los vendimiadores. Asimismo? el ÍEE ha emprendido en este año una lucha decidida contra la emígración clandestina. Elfo no va a suponer una disminución de los puestos de trabajo, sino una acción decidida contra aquellos empresarios franceses que no respeten las leyes, dejando al emigrante -desasistido, sometido a abusos e indefenso en materia de Seguridad Social.

4. En cuanto al transporte, el IEE reconoce —y asi lo ha expresado públicamente— las deficiencias existentes en estos últimos años. Trabajar por hacerlas desaparecer viene siendo una constante del Instituto, y en este sentido se han entablado diversas negociaciones de resultado positivo con RENFE y con el Estado Mayor del Ejército. Este último, en un notable esfuerzo, ha reducido este año a 40 el número de trenes requisados para sus necesidades frente a los 181 del año pasado.

5. Efectivamente, otro de los problemas que sufre el emigrante es el del alojamiento. Un 15 por 100 aproximado de los emigrantes han venido siendo alojados en condiciones que no reúnen los requisitos mínimos.

Para resolver esta situación, el IEE ha tomado medidas a través de sus servicios de inspección y oficinas laborales y servido de asistencia y acogida. Asimismo, el IEE ha editado folletos informativos en los que previene al emigrante contra estas deficiencias y le da instrucciones sobre como denunciarías.

6. Es cierto que uno de los problemas con los que se encontraba el emigrante ante la vendimia era su general desinformación sobre sus derechos, lo cual, unido al desconocimiento del idioma le hacia presa fácil de los abusos. El IEE, por primera vez, ha editado un folleto que se entregará a cada emigrante que cruce la frontera.

En este folleto se hace constar los salarios mínimos estipulados en cada departamento, junto a otras consideraciones referidas a horas extras, trábajo en domingo, condiciones de alojamiento, etc. Esa información y ayuda que evite los abusos que, de forma hasta ahora indiscriminada se producían´, está siendo emprendida en esta temporada por el Instituto, perfeccionando lo eralizado en años anteriores.

7. No deja de llamarnos la atención el calificativo de tragaperras que el editorial emplea para juzgar el reconocimiento médico que, según él, cuesta una ´millonada*. Estamos de acuerdo en que cualquier injusticia sufrida por un trabajador debe ser denunciada y si de esa injusticia es responsable la Administración, con más motivo. Sin embargo, la critica gratuita es tan grave e ineficaz como ¡a crítica basada en datos inexactos.

Contra todo lo que de vergonzoso y humillante ha tenido y tiene todavía el reconocimiento médico en condiciones de masificación se ha venido luchando desde este Instituto.

Se han habilitado todos los medios a nuestro alcance para que los vendimiadores contratados a través de este Instituto sean examinados médicamente en sus lugares de origen, a través de los servicios de la Seguridad Soda}, como insistentemente se ha venido exigiendo en estos años, entre otros, por las centrales sindícales.

Previniendo las consecuencias de las viejas heridas, el IEE ha habilitado en la frontera los medios necesarios para que los que no hayan podido ser reconocidos en sus lugares de origen y sean rechazados tengan viaje de regreso gratuito. Por otro lado, el reconocimiento médico es gratuito,

Ernesto PÉREZ DE LAMA

(Director del Gabinete de Prensa

del Instituto Español de Emigración)

 

< Volver