Autor: Ortigueira, Guillermo J.. 
   Los parlamentarios valencianos por el estatuto     
 
 Pueblo.    28/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

LOS PARLAMENTARIOS VALENCIANOS POR EL ESTATUTO

PIN ARBOLEDA, DIPUTADO DE UCD:

"Valencia sería una de las pocas regiones autónomas con balanza de pagos a favor y economía dinámica"

£1 documento que recoge el régimen transitorio y preautonómico para el país valenciano ya está elaborado y ratificado por el plenarío de parlamentarios valencianos, quienes, en el comienzo de la semana, y precisamente en Madrid, comenza-a discutirse los últimos puntos del texto definitivamente aprobado ayer. A finales de la próxima semana, de no surgir ningún imprevisto, el presidente Suárez recibirá a los parlamentarios con el fin de tratar con profundidad sobre diversos temas de Valencia, y más concretamente, de la autonomía. Según se ha sabido, el presidente del Gobierno está interesado en este primer contacto oficial, según se desprendió en una rápida conversación del presidente con los parlamentarios poco antes de salir de viaje a Dublín y Londres, en la pasada semana.

"La personalidad de un pueblo nace de su economía... Habrá que tener presente el tema fiscal a la hora de redactar las bases definitivas del estatuto autonómico".

Cada partido tiene ya elaborado un estudio, o al menos unos borradores en donde se reflejan los diversos puntos de vista sobre el estatuto autonómico, los pros y contras que éste pueda tener para Valencia en el futuro, y las posibilidades económicas en las que se encuentra la región.En con-junto -según hemos podido comprobar en nuestras conversaciones con los distintos parlamentarios— las diferencias de criterios a la hora de concretar las toases iniciales del estatuto autonómico, han sido muy pocas.En el caso concreto de los dos partidos con mayor representación parlamentaria dentro del País Valenciano ,PSOE y UCD, «hay mucho más acercamiento que separación» según me confesó el diputado de UCD, José Ramón Pin Arboleda, con el que PUEBLO entabló un diálogo recientemente acerca del tema de la autonomía para Valencia.

LAS BASES DEL ESTATUTO

Para el diputado Pin Arboleda, uno de las mas jóvenes políticos entre el grupo de parlamentarlos valencianos, que es ingeniero agrónomo, licenciado en Ciencias Económicas, y que ostenta diversos cargos de tipo docente, relacionados con la economía, una de las primeras bases que hay que establecer a la hora de redactar el texto definitivo del estatuto autonómico para Valencia es el de la cuestión fiscal, ya que si no es así, el estatuto tendría una escasísima repercusión. Matizando más este criterio el parlamentario de UCD explicó en nuestro diálogo:

—Si no hacemos una autonomía basada en nuestra economía, nos vamos a encontrar con el mayor de los errores. Recuérdese que el Estatuto Autonómico de Cataluña de 1931, uno de los fallos grandes que tiene es que se queda en lo que podríamos llamar la personalidad del pueblo. Pero la personalidad del pueblo nace de su economía. Esto quiere decir que Valencia habrá de tener muy en cuenta el tema fiscal, como una reivindicación autonómica más.

—¿Cuáles serian las otras bases?

—Tiene que haber un órgano legislador a nivel de País Valenciano con sus competencias propias; y un órgano ejecutivo a nivel de PV; igualmente, con materias importantes como; agricultura, educación, obras públicas y cultura.

—¿Esto seria algo así como departamentos ministeriales, por llamarles de alguna manera?

—Efectivamente. A todo esto, insisto, hay que añadirle la cuestión fiscal si queremos que el País Valenciano tenga una auténtica autonomía y que seamos dueños de nuestras decisiones. El Estatuto Autonómico debe reforzarse por nuestra personalidad, no cabe duda. Pero en nuestra personalidad. de País Valenciano ya está integrada nuestra cultura, la economía y lo social.

Para el diputado de UCD, una vez logrado el estatuto autonómico, la primera preocupación que habría de plantearse seria la defensa de lo que supone la base de la riqueza del País Valenciano, la agricultura.

—Hay que llegar a acuerdos con las organizaciones de agricultores del Mercado Común para que no nos veten, porque en el fondo se está vetando a sí mismo.

—Esto sucede cuando los agricultores basan su economía en una economía proteccionista. A la larga se están «cavando su tumba».

DECIDIRÁ EL PUEBLO

Los parlamentarios, concretamente la comisión técnica de la autonomía, ha elaborado un texto donde se

refleja lo que de alguna forma podríamos definir cerno las primeras bases del proceso preautonómico de régimen transitorio. Texto que como antes dijimos le va a ser entregado la próxima semana a Adolfo Suárez y más tarde al ministro de las regiones, Clavero Arévalo. Sin embargo, esto no quiere decir que el hecho ya está consumado y que el estatuto para bien o para mal ya está en marcha. En realidad éste sólo es un primer contacto oficial con el Gobierno para encontrar una fórmula de negociación de la autonomía.

El pueblo tendrá antes que hablar que decidir sobre el paso definitivo. Ya no habrá plebiscito —c o m o se pretendía al principio— para conocer si los valencianos querían o no el estatuto autonómico. Quedó bien claro con la manifestación del 9 de octubre que el País Valenciano quiere su autonomía.

—Evidentemente —comenta el diputado José Ramón Pin—, el pueblo debe elegir a las personas que van a elaborar el anteproyecto, del estatuto. El proceso de su impulsión en realidad se ha hecho nada más que comenzar. Primero hay que negociar el establecimiento, que es lo que vamos a hacer ahora, y luego negociar el proceso autonómico.

EL ESTATUTO CONVIENE

Todos y cada uno de los partidos, incluso algunos que no tienen representación parlamentaria, han realizado estudios y borradores, como al principio decíamos, sobre la conveniencia o no de la autonomía para la región valenciana En el caso de UCD tanto los resultados de su estudio, a nivel cualitativo como en el cuantitativo, los resultados han sido muy favorables. El estatuto conviene, se necesita.

—¿Cuál es la base de esta opinión?

—Valencia sería una de las pocas regiones autónomas que tendría una clara balanza de pagos a favor y de economía más dinámica. Esto viene producido por la característica y posibilidades de explotación económica de todo el País Valenciano, No hay que olvidar que somos librecambistas de vocación y esto, dentro de un fuego de mercado internacional, nos convierte en la región más interesante de cuantas tiene el Estado español. Sin duda la región valenciana se vería muy beneficiada con el Estatuto Autonómico.

El proceso ha comenzado. El primer paso a nivel oficial se dará esta misma semana. Parlamentarios de Valencia, Castellón y Alicante han pactado el compromiso de dar al País Valenciano las leyes de autogobierno que se perdieron en 1707. Valencia, en cuanto a su autonomía, ¡va a por todas!

Texto y foto: Guillermo J. ORTIGUEIRA

 

< Volver