150,000 personas en la diada valenciana     
 
 Hoja del Lunes.    10/10/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

NACIONAL

10 de octubre de 2977

HOJA DEL LUNES

150.000 PERSONAS EN LA DIADA VALENCIANA

• 25.000 banderas llenaron la plaza

• Los parlamentarios exigen urgencia en la concesión de la autonomía

En el Pleno hubo un minuto de silencio por los muertos de Vizcaya.

VALENCIA. (Cifra.)—Algo más de 150.000 personas se reunieron en la procesión cívica de homenaje a Jaime I, conquistador de Valencia, cuya efemérides se celebró ayer, día de San Dionisio.

La procesión, encabezada por la Senyera (bandera), del señor rey y de la ciudad según la documentación histórica, (cuatro barras rojas sobre fondo amarillo y franja coronada), iba presidida por las primeras autoridades civiles y militares.

La procesión acabó, como es habitual, ante la estatua del rey don Jaime, que se levanta en el Parterre, junto a la Audiencia Territorial.

ACTO POPULAR MASIVO

El público que seguía a la bandera, portando a su vez unas 25.000 enseñas valencianas, llenó la plaza de Alfonso el Magnánimo, final del pintor Sorolla, glorieta del Doctor Gómez Ferrer, toda la calle de La Paz y parte de la plaza de Zaragoza, así como las embocaduras de las calles que desembocan en la plaza de Alfonso el Magnánimo y glorieta, en su superficie aproximada de 50.000 metros cuadrados, que a una media de algo más de tres personas por metro cuadrado, da una cifra superior a las 150.000.

La indicada procesión se celebra todos los años desde tiempo inmemorial, pero al menos en lo que se recuerda, apenas tenía doscientas o trescientas personas, mal contadas, en representación de las entidades públicas, cívicas y culturales, que mantenían la tradición de forma protocolaria, pero sin despertar la menor adhesión popular.

Este año, al convertirse la presente fecha en una jornada de afirmación valencianista para la petición de la autonomía, se ha convertido la procesión en un acto popular masivo.

PLENO EXTRAORDINARIO

El Pleno de parlamentarios del país valenciano se ha reunido en sesión extraordinaria en el Ayuntamiento de la ciudad con motivo de la conmemoración de la conquista de Valencia por el rey Jaime I.

En el hemiciclo y galerías del mismo se encontraban un poco más de un centenar de personas

y otras pegatinas del PSOE que portaban banderas catala-y una bandera republicana que fue ocultada durante la sesión. No obstante, al comenzar ésta, estuvo visible y despleagada por los pasillos de la Casa Consistorial,al igual, que al finalizar el Pleno

El presidente de la asamblea, senador Joaquín Ruiz Mendoza, del PSOE, explicó que la reunión se celebraba "por la significación que puede tener este día para los fines y afanes del pueblo valenciano".

Se concedió la palabra a los representantes de los grupos parlamentarios de cada una de las tres provincias, quienes se reiteraron en la necesidad y urgencia de que la personalidad valenciana será conocida mediante el oportuno estatuto de autonomía.

Antonio García Miralles, diputado del PSOE por Alicante, en su intervención exigió urgencia a tas negociaciones con el Gobierno pana la concesión de la autonomía, para lo que el plenario

debía ratificar su voluntad de ella.

REPULSA POR EL ATENTADO DE VIZCAYA

El diputado de Alianza Popular por Valencia expresó la repulsa y condena por el asesinato del presidente de la Diputación de Vizcaya y los dos guardias civiles de su escolta. Al finalizar la sesión el presidente de la mesa, Ruiz Mendoza, creyendo recoger el sentir del plenario de todo el pueblo valenciano, dijo:

"Debemos expresar nuestra repulsa por el compañero herido ,en Alicante cuando colocaba carteles del 9 de octubre, Miguel Grau, así como condenar enérgicamente el asesinato de Unceta y los dos guardias civiles en Guernica." Anunció también el envío de telegramas al presidente del Gobierno, ministro del Interior y familiares de las víctimas de estos atentados.

Levantada la sesión, el diputado del Partido Comunista del País Valenciano solicitó un minuto de silencio por los muertos en el criminal asesinato.

LA SENYERA, SIMBOLO AUTONÓMICO

Finalizado el plenario de parlamentarios en el salón de sesiones del Ayuntamiento, la senyera fue sacada de la Casa Consistorial por el balcón, siendo aclamada por la multitud de personas que se habían congregado desde una hora antes frente al edificio.

La senyera era llevada por concejales del Ayuntamiento y la acompañaban, las primeras autoridades civiles y militaras. Figuraban en la Presidencia el gobernador militar de la plaza, alcalde de la ciudad y gobernador civil.

A su llegada a la catedral, la senyera de la ciudad y, del reino de Valencia fue recibida por el obispo de la diócesis, monseñor Jesús Pla, y el Cabildo Catedralicio. Se entonó el tedeum y, posteriormente, se continuó el trayecto hasta el Parterre, donde se rendiría homenaje a la efigie del rey conquistador, depositándose sendas coronas y laureles a cargo de las primeras autoridades y parlamentarios.

PETICIÓN DE ESTATUTO

En acto finalizó con los discursos del presidente de "lo rat plenat", Emilio Beut Belenguer, y el alcalde de la ciudad, Miguel Ra-món Izquierdo, quienes hicieron historia de la figura de Jaime I como legislador y guerrero, concluyendo sus parlamentos animando al pueblo valenciano a solicitar un estatuto de autonomía que permita a la comunidad valenciana vivir con entera libertad.

 

< Volver