Autor: Millas, Jaime. 
 Autonomías. 
 La controvertida bandera del Consejo valenciano será retirada     
 
 El País.    09/01/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

REGIONES

AUTONOMÍAS

La controvertida bandera del Consejo valenciano será retirada

JAIME MILLAS. Valencia

El pleno del Consejo del País Valenciano arriará la bandera de la institución en su sesión del próximo lunes, de acuerdo a la propuesta presentada por el presidente interino, el centrista Enrique Monsonís, y apoyada por los doce consejeros de UCD y PCPV-PCE, en ausencia de los seis socialistas que se retiraron de la institución días atrás.

El texto del diputado Monsonís expone que, «siendo necesaria la existencia de una bandera en el Cosejo que difiera de la que en su día elija el pueblo valenciano como propia, y siendo causa evidente de distorsión entre los valencianos, se anuncia el propósito de someter a votación en la próxima reunión del Consejo la supresión de tal bandera como propia del Consejo».

El debate de esta propuesta en el pleno del Consejo introdujo matizaciones por parte de los comunistas, quienes señalaron que su supresión se consideraba oportuna para pacificar las tensiones políticas en torno a la enseña valenciana, pero que ello no dejaba vía libre a la imposición de una nueva bandera mientras esta cuestión no se resuelva mediante una consulta popular.

Después de esta medida, la bandera de las cuatro barras rojas sobre fondo amarillo, con el escudo del organismo preautonómico, habrá ondeado en su mástil y en el de numerosos ayuntamientos democráticos durante diez meses, desde que la adoptaran los consejeros de la izquierda el pasado día 25 de abril, fecha conmemorativa de la pérdida de los fueros valencianos, al ser derrotadas las tropas del archiduque Carlos de Austria por Felipe V de Borbón.

La elección de esta enseña se produjo cuando socialistas y comunistas detentaban la mayoría del Consejo, antes de su remodelación tras las consultas electorales, en que la entrada de nuevos consejeros por la vía de las diputaciones provinciales, mayoritariamente de UCD, trasladó la hegemonía al partido del Gobierno. Los centristas no reconocieron el acuerdo de la izquierda, por se favorables a la bandera de cuatro barras con franja azul, y han aprovechado la retirada de los socialistas para dejar las cosas tal como estaban y postergar la decisión sobre los símbolos a la redacción futura del Estatuto.

Las cuatro barras sin franja azul, enseña común de los pueblos que integraron la corona de Aragón, fue enarbolada en el País Valenciano como símbolo antifranquista y nacionalista en los años de la dictadura.

La izquierda la adoptó por esta razón.

si bien, para diferenciarla de la senyera de Cataluña y marcar distancias con los sectores políticos catalanistas, diseñó un escudo para el Consejo que se incorporó en el centro de la bandera.

Por otra parte, los socialistas han comunicado oficialmente al Consell que no cubrirán las seis vacantes que dejaron al retirarse del organismo, ya que para cubrir este trámite debe convocarse el Plenario de parlamentarios, a lo que se opone el partido del Gobierno por no disponer en esta asamblea de la mayoría.

 

< Volver