Autor: Solbes, r.. 
 Las cosas de la vida. Costumbres. 
 Muchos millones y anticatalanismo en las Fallas del 80  :   
 A las doce de esta noche la "plantá" oficial. 
 El Periódico de Cataluña.    15/03/1980.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

las cosas de la vida

EL PERIÓDICO 21 Sábado, 15 de marzo de 1980

Costumbres

Muchos millones y anticatalanismo en las Fallas del 80

A las doce de esta noche es la «planta» oficial

Seiscientas once fallas se plantan a la doce de esta noche en la capital valenciana. Millones de

pesetas y miles de personas en plena efervescencia. Como telón de fondo, una noche amarga de anticatalanismo y huelga hostelera.

Valencia.- A las doce de la noche de hoy se inicia la planta de la 611 fallas en la capital. Otras muchas se reparten en las comarcas circundantes que se han sumado a la fiesta del fuego por San José, lúdica celebración que tiene su antecedente más cercano en la quema de restos y trastos viejos por parte de los carpinteros el día de su patrón.

Hoy, la semana fallera es algo mucho más sofisticado y costoso: más de 200.000 personas participan activamente y un total de 300 millones de pesetas se ha calculado como presupuesto general de las fiestas. Desde principios de semana ya han estallado miles de kilómetros de tracas, cientos de castillos de fuegos artificiales. Once mil músicos desfilan en los pasacalles y cabalgatas y 300.000 ramos de flores van de un lado» para otro de unas manos a otras.

Fiestas controladas

Pero la fiesta fallera no puede ser considerada sólo como una semana de música y fuego, como una celebración acotada en el tiempo, porque, el esfuerzo económico y organizativo ha requerido el montaje de todo un complejo tinglado que perdura a lo largo de todo el año, con su casal, su comisión, sus reuniones periódicas y sus actividades especificas.

Y ¿cuál es la diferencia -si es que la hay- entre las fallas franquistas y las de este primer año de democracia municipal? La verdad es que a niveles organizativos ha cambiado relativamente poco. Durante 40 años, la Junta Central Fallera -que presidian los alcaldes digitales- pretendió atar corto a las comisiones en muchos sentidos. Nunca lo logró del todo, es cierto, pero tampoco se desperdició la más mínima ocasión para instrumentar el entramado festivo en favor de este o aquel interés. Asi que no es extraño que sean los falleros los más fervientes defensores de la bandera con franja azul, el himno regional y la independencia de la patria valenciana contra el imperialismo catalán.

Dos ataques

Hoy mismo se pueden ver aún los restos del valencianismo folklórico en algunas fallas estrictamente anticatalanas. Por ejemplo, el boceto de una de ellas dice textuslmente: una valenciana discute con un catalán porque éste pretende apropiarse de los hombres ilustres de Valencia como Sorolla, Blasco Ibáñez, etcétera.... Y otro: «el monumento a Colón de Barcelona señala las tierras que quieren conquistar para hacer la gran Catalunya.»

Dentro de 4 días estos símbolos arderán, pero la esencia del anticatalanismo no se quemará con ellos. Rosa Solbes.

 

< Volver