Autor: Arancibia, Mercedes. 
   Solución salomónica para la autonomía valenciana     
 
 Diario 16.    13/06/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Solución salomónica para la autonomía valenciana

La autonomía valenciana responderá al término de País Valenciano —y no al de Reino de Valencia, como quería Abril Martorell— y la bandera cuatribarrada llevará la franja azul y el escudo del Consell.

Valentía:

Mercedes ARANCIBIA,corresponsal.

La necesidad de que el proyecto de Estatuto de autonomía para el País Valenciano llegará a la mesa del Congreso de los Diputados antes de iniciarse las vacaciones parlamentarias urgió el pacto político entre los dos partidos mayoritarios que, en las últimas horas, fue protagonizado personalmente por los presidentes regionales de la UCD, y el PSOE, Fernando Abril Martorell y Antonio García Miralles.

Dentro de la UCD han triunfado las posturas mantenidas en las últimas semanas por los representantes de la línea crítica, aunque a lo largo de las tres horas que duró el plenario, se procuró en todo momento mantener las formas para que no se interpretaran los votos como concesiones, hasta el punto de que en el momento en que se sometió a votación la cuestión de los símbolos, sólo votó la izquierda.

Caen las enmiendas

El diputado liberal Joaquín Muñoz Peirat fue retirando una a una todas las enmiendas que había presentado a título personal tras explicar que las había hecho por pura coherencia ideológica, pero que se veía obligado a retirarlas por coherencia política, y pidió al resto que retiraran las que había presentado como grupo.

Sin embargo, la UCD mantuvo todas las presentadas, que significaron los únicos puntos de fricción a lo largo de la sesión, aunque estaba claro que sus 14 votos no tenían nada que hacer contra los 20 de socialistas y comunistas juntos.

Las enmiendas de UCD hacían referencia al papel de las Diputaciones en la futura administración autonómica, así como a la posible estructuración, comarcal del País Valenciano y, naturalmente, a los polémicos temas de la denominación territorial y la bandera.

Finalmente, y por mayoría, se aprobó lo que se había presentado como alternativa de síntesis para estos dos temas, y que en la redacción del proyecto de Benicasin habían firmado el PSOE y el PC, y a título personal por los dos comisionados centristas, los diputados Berenguer y Pin, consistente en adoptar la propuesta de la izquierda para la denominación y la de UCD, con alguna modificación para la bandera.

Unanimidad

Por unanimidad se aprobó finalmente la redacción global del proyecto de Estatuto tal y como ha quedado tras la discusión en el plenario, y fue precisamente el portavoz centrista, Fernando Abril, quien pidió en su última intervención que sea solamente esto lo que se someta a votación en el siguiente paso constitucional, es decir, en la asamblea mixta, compuesta por los parlamentarios y los representantes de las Diputaciones Provinciales, en la que los centristas tienen mayoría.

El presidente del plenario, Antonio García Miralles, cerró la sesión asegurando que la próxima semana se habrá cubierto el trámite de convocatoria "de la asamblea y se hará entrega del texto a la Mesa del Congreso de los Diputados.

Evidentemente, el pacto a que han llegado los partidos valencianos ha comportado una serie de renuncias que, el secretario de Estado para las Autonomías, Manuel Broseta, justificó diciendo que también en el proceso democrático español «hubo muchas aspiraciones que se quedaron en el camino». Tras el acuerdo, la UCD renuncia a capitalizar el sector del anticatalanismo furibundo e intrasigente ante la denominación de país, y para el PSOE la aceptación de la bandera con franja azul supone aceptar el descontento de los sectores más nacionalistas del socialismo.

 

< Volver