Autor: R. Sáez, Raúl. 
 Tras ser rechazado el primer artículo por el Pleno del Congreso. 
 El proyecto de Estatuto de autonomía para Valencia, devuelto a la Comisión     
 
 ABC.    10/03/1982.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Tras ser rechazado el primer artículo por el Pleno del Congreso

El proyecto de Estatuto de autonomía para Valencia, devuelto a la Comisión

MADRID (Raúl R. Sáez). El proyecto de Estatuto de Valencia volverá a la Comisión Constitucional del Congreso, según acuerdo adoptado ayer tarde por la Junta de Portavoces, reunida con carácter de urgencia, después de que el artículo primero del texto dictaminado en Comisión, relativo a la denominación de la comunidad autónoma valenciana, fuera rechazado por el Pleno de la Cámara Baja. La votación del artículo registró 151 votos afirmativos, 161 negativos y nueve abstenciones.

El debate del proyecto de Estatuto, que se presumía polémico, comenzó poco antes de las seis de la tarde, con una masiva afluencia de público en las tribunas, así como de diputados provinciales y «consellers» valencianos. En primer lugar, Alfonso Guerra, por el Grupo Socialista, planteó una cuestión previa sobre las contradicciones contenidas en el texto del «Boletín Oficial del Congreso» respecto a la denominación de la comunidad autónoma, a la que se cita unas veces como «País Valenciano» y otras como «Reino de Valencia». Emilio Attard, presidente de la Comisión Constitucional aclaró que en la Comisión se había aprobado el término «Reino de Valencia», con lo que se hace extensivo a todas las denominaciones incluidas en el texto.

El presidente de la Cámara, Landelino La-villa, zanjó la cuestión señalando que lo aprobado globalmente en la Comisión condicionaba el resto de las denominaciones y que una vez aprobada la definitiva redacción se ajustaría el resto.

A continuación, el representante del Partido Nacionalista Vasco, José Azcárraga, anunció la retirada de sus enmiendas al título primero. El diputado de Acción Democrática Luis Berenguer intentó presentar una enmienda transaccional, basada en una de las retiradas por el Grupo Vasco, que aludía al término «País Valenciano» como sustitución del de «Reino de Valencia». Esta enmienda fue acogida con murmullos, dado el compromiso formal que el PAD había contraído con UCD para la aprobación del Estatuto.

También el Grupo Centrista, a través de su diputado Pin Arboledas, anunció otra enmienda transaccional. A ambas proposiciones se opuso Manuel Fraga, quien añadió que retiraba la totalidad de las enmiendas de su grupo «como una prueba de buena voluntad para el mejor logro de este Estatuto»

• Once diputados centristas estaban ausentes en el momento de la votación.

El presidente del Congreso rechazó la admisión a trámite de esas enmiendas transaccionales, pasándose a la votación del artículo primero (y no al título primero completo, como se pretendía en las filas centristas) a petición del diputado comunista Jordi Solé Tura. Al aparecer el resultado antes citado en el marcador automático, éste fue acogido con aplausos en los escaños de la izquierda, dirigidos en especial a los representantes valencianos en la tribuna.

Cuando se aplazó el Pleno del Congreso, Leopoldo Calvo-Sotelo mantuvo inmediatamente una reunión con sus colaboradores, y, inedia hora después, el presidente de la Cámara, Landelino Lavilla, convocó a la Junta de Portavoces. Calvo-Soteto se había reunido con Rafael Arias-Salgado, Jaime Lamo de Espinosa, José Manuel García Margallo y Fernando Abril Martorell.

Reanudado el Pleno. Landelino Lavilla dijo que «rechazado el texto, mediante la no aprobación del artículo primero, que invalida el resto, lo cual implica que el texto padece de notorias incongruencias internas, la Mesa ha acordado, oídos los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios, devolver a la Comisión Constitucional el dictamen del Estatuto de Valencia».

Por otra parte, once diputados centristas —entre los que figuran tres ministros y Fernando Abril Martorell— se encontraban ausentes del hemiciclo en el momento en que UCD perdió la votación. Los ministros ausentes fueron: el vicepresidente económico, Juan Antonio García Díez; el ministro de Hacienda, García Añoveros, y el de Sanidad, Manuel Núnez Pérez.

 

< Volver