Autor: Diego, Enrique de. 
   Los portavoces parlamentarios, entre el drama y la serenidad     
 
 ABC.    10/03/1982.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Los portavoces parlamentarios, entre el drama y la serenidad

MADRID (Enrique de Diego). En la explicación de voto, los portavoces insistieron —desde diversas valoraciones— en que el resudado no es positivo, y las intervenciones transcurrieron entre la nota dramática y las llamada a la serenidad.

Una de las mayores sorpresas de la votación fue el cambio de actitud de los diputados que siguen a Fernández Ordóñez. Luis Be-renguer, portavoz de Acción Democrática, dijo que «íbamos a votar a favor del conjunto de la ley orgánica, pero como no se había producido el acuerdo UCD-PSOE, nosotros habíamos presentado unas enmiendas transaccionales que no se tuvieron en cuenta y esto determinó nuestra postura».

ABRIL MARTORELL (UCD): «LO QUE HA SUCEDIDO ES GRAVE».—Abril Martorell explicó las causas de la derrota: como primera causa, apuntó al cambio de postura de Ordóñez: «Ha habido grupos políticos que no han mantenido su posición.» Segunda causa: el Estatuto «ha sido víctima del funcionamiento del nuevo Reglamento». Tercera: la votación estaba prevista después del acto de acatamiento y se adelantó, «lo que explica ausencias tanto en UCD como en CD, como se puede comprender viendo que esa lista está encabezada por él señor Abril Martorell».

Dijo que «hoy es un día triste para nosotros». Acusó al PSOE de «falta de claridad política».

JUAN LERMA (PSOE): «NO ES UN MOMENTO DE ALEGRÍA.» El portavoz socialista afirmó que «no es un momento de alegría, es motivo de tristeza y reflexión». El núcleo de su argumento es que la culpa del resultado la tiene UCD por su ruptura unilateral de los pactos de Benicasim; éstos «recogían los anhelos de una mayoría de valencianos». La actitud de UCD ha sido una postura de partido que ha traído el Estatuto «a estrellarse contra la mayoría de la Cámara».

MANUEL FRAGA: «LA VUELTA A COMISIÓN NO ES UN DRAMA.» «Nunca hemos cambiado de opinión —afirmó Fraga—, como han hecho otros. Hemos votado a favor del artículo primero porque es todo un modelo de lo que debe ser para cualquier Estatuto, al reconocer la indisolubilidad de la nación española. No obstante, la devolución a Comisión no es un drama; lo mismo ocurrió con el Estatuto gallego.»

SANTAGO CARRILLO: «UNA LECCIÓN PARA EL GOBIERNO.» Carrillo incidió en que no era «un drama» el resultado de la votación, pero se trata de «una lección de la Cámara al Gobierno. Este era un tema de Estado en el que había que conseguir el más amplio criterio, y el Gobierno no puede seguir aspirando a una Cámara a su medida, sino que tiene que ser al revés».

Para Alejandro Rojas Marcos, andalucista, «este asunto es de Estado y ha querido resolverse en un pacto entre dos grupos, cuando tiene que consultarse a todos». Los vascos manifestaron que «en la búsqueda de acuerdos con los demás grupos parlamentarios nos tendrán a su lado». Blas Pinar, del Grupo Mixto, dijo que todos los Estatutos van contra la unidad de España.

 

< Volver