Autor: Lafora, Victoria. 
   Acuerdo UCD-PSOE: La autonomía se llamará "Comunidad Valenciana"  :   
 El Congreso aprobó 130,000 millones para inversión pública. 
 ABC.    22/04/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

NACIONAL

22-abril-82/Diario 16

Con el acuerdo entre UCD y PSOE de que la autonomía se llame «comunidad valenciana», ya se puede desbloquear la tramitación del Estatuto de Benicasim. Por otra parte, el Pleno del Congreso de los Diputados aprobó un presupuesto de 50.000 millones para inversiones públicas y otro de 80.000 millones para fomento a la exportación.

Acuerdo UCD-PSOE: la autonomía se llamará «comunidad valenciana»

El Congreso aprobó 130.000 millones para inversiones públicas

Victoria LAFORA

Madrid - Fuentes autorizadas de los grupos parlamentarios centrista y socialista confirmaron ayer tarde que ya existe un acuerdo para desbloquear completamente la tramitación del Estatuto de autonomía para la región valenciana.

Los puntos en los que se ha llegado a un acuerdo entre los dos partidos mayori-tarios son los siguientes:

1. La denominación oficial será «comunidad valenciana». En el preámbulo del Estatuto se alude al «País Valenciano», y en otro artículo se habla del antiguo reino, pero el término oficial será el citado en primer lugar.

2. La bandera será la azul cuatribarrada con las coronas.

3. Se establecen el valenciano y el castellano como idiomas oficiales de la comunidad autónoma.

4. Las competencias que tendrá el Estatuto serán las acordadas en el Estatuto de Benicasim y las estipuladas en los pactos autonómicos firmados el pasado verano por UCD y PSOE.

A las siete de la tarde, representantes de tos grupos parlamentarios del Congreso se encontraban reunidos en ponencia, tras haber solicitado autorización para ello al presidente de la Cámara, Landelino Lavilla.

En esta reunión estaban presentes Emilio Attard y Fernando Abril, por UCD; Joan Lerma, por el PSOE valenciano; Antonio Palomares, por el grupo parlamentario comunista, y Antonio Carro, por Coalición Democrática.

Por otra parte, el Pleno, del Congreso debatió, con la intervención de todos los grupos parlamentarios, un real decreto de inversiones públicas de carácter extraordinario y medidas de fomento a la exportación.

El realdecreto, presentado por García Diez, sobre inversiones fue ampliamente criticado por todos los grupos sin excepción que al final acabaron votando a favor.

Electoralismo

Se trata de la ejecución de un conjunto dé proyectos de inversiones públicas compuesto por pequeñas obras, «especialmente seleccionadas por su alta incidencia en la generación de puestos de trabajo y su localizacién en aquellas zonas más afectadas por el paro».

Las acusaciones de electoralismo por la presentación de este real decreto en unas fechas próximas a la convocatoria andaluza se dejó oír desde todos los ángulos de la Cámara.

Otra de las criticas hacía referencia a la necesidad, no prevista por el Gobierno, de que cuatro meses después cíe aprobados los Presupuestos fuera necesario introducir un nuevo «mini-presupuesto» para afrontar la crisis económica.

El diputado del grupo mixto Ramón Tamames estuvo especialmente duro con el apartado de 11.815 millones destinado al Ministerio de Agricultura y Pesca. Acusó Tamames al ministro José Luis Alvarez de invertir dinero de los Presupuestos en un gabinete publicitario para crear imagen de su Ministerio y, poner al frente del mismo, a un familiar suyo.

El ministro Alvarez, ausente de su escaño, no escuchó la acusación, y nos quedamos con las ganas de oírle responder al diputado del grupo mixto.

El real decreto aprobado prevé unas cifras de 50.000 millones en inversiones públicas y de 80.000 millones en fomento a la exportación.

El diputado Carlos Solchaga, del Partido Socialista, manifestó que los citados 50.000 millones «tienen un cierto tufillo electoral y han sida lanzados en un momento político muy conveniente para los intereses del partido del Gobierno».

Inversión privada

Manuel Fraga, portavoz de Coalición Democrática, resaltó la necesidad de la inversión privada como única forma de superar la crisis económica y ef problema del paro. Sus augurios sobre el desarrollo presupuestario llevaron a un en-frentamiento con el ministro de Hacienda, Jaime García Añoveros.

Este último, bastante molesto, acusó al líder de Coalición Democrática de hacer pronósticos catastrofistas, a lo que Fraga respondió: «Catatrofistas no, catastróficos.»

Al final, todas estas críticas no se vieron reflejadas en el marcador de votos y el real decreto salió aprobado de la Cámara.

 

< Volver