Autor: Roldán, Adolfo. 
 Según el presidente de la Cámara bilbaína. 
 La situación exige un programa económico nuevo, audaz y enérgico     
 
 Ya.    08/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Según el presidente de la Cámara bilbaína

LA SITUACIÓN EXIGE un programa económico nuevo, audaz y enérgico

BILBAO, 7. (Por teléfono, de nuestro corresponsal, Adolfo Roldan.)

El presidente de la Cámara de Comercio de Bilbao, don Enrique Guzmán, ha hecho unas declaraciones a la prensa bilbaína con motivo del año nuevo. En estas declaraciones ha hecho un resumen de lo que ha sido 1976 en el plan económico y ha dado sus impresiones de cara al año 1977. Sobre 1976 ha resumido desde el punto de vista económico, según el presidente de la Cámara de Comercio de Bilbao, de la siguiente forma; una tasa de inflación que oscila alrededor del 20 por 100. Un nivel de paro real que puede estimarse en unas 800.000 personas, si tenemos en cuenta no solamente a los acogidos al Seguro da Desempleo, sino a aquellas personas que no encuentran un puesto de trabajo. Un déficit de la balanza por cuenta corriente que superará los 4.000 millones de dólares. Un descenso de la inversión en términos reales que muy probablemente se situará por encima del 5 por 100. Tan fenomenales desequilibrios externos e internos no han permitido un crecimiento a-preciable del producto nacional bruto, ya que éste sólo ha experimentado un aumento en términos reales del 1,7 por 100, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Ciertamente, el año 1977 recibe una herencia desde el punto de vista económico realmente pesada, con un panorama oscuro para los próximos meses.

Más adelante ha dicho que, según la mayoría de los expertos, la reactivación a escala internacional iba a producirse a lo largo de 1976, pero d e sgraciadamente este hecho no ha sido cierto o por lo menos en la medida deseada.

Sí del terreno económico pasamos al sociopolítico, la herencia que recibe 1977 es mucho más brillante, aunque todavía no estemos libres de sobresaltos y problemas. Hemos de congratularnos, ha dicho más adelante el presidente da la Cámara de Comercio de Bilbao, que el paso de una situación personalista hacia la democracia se esté produciendo a un ritmo social pequeño, si tenemos en cuenta que cuarenta años son muchos años como para que no estén profundamente arraigadas una seria de raíces institucionales dificiles de modificar.

PERSPECTIVAS PARA 1977

En cuanto a las perspectivas para 1977, ha dicho que proseguir con una política como la actual no nos conduciría a crecimientos reales del producto nacional bruto, sino a una espiral de precios cuyas consecuencias son incalculables. Hay que tener en cuenta que si queremos mitigar el paro y no acrecentarlo, dicho producto nacional bruto tendrá que crecer en un 4 por 100 anual. Esta cifra es inalcanzable mientras no exista un auténtico relanzamiento de la inversión privada productiva. Como puede comprenderse, todo este panorama económico que estamos comentando exige un programa nuevoaudaz y enérgico.

 

< Volver