Autor: Gallo, Jesús. 
   Falsedad en "Arriba"     
 
   09/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

FALSEDAD EN «ARRIBA»

«BILBAO. (Por télex, una colaboración de Jesús Gallo.)—El día da nochevieja me presentaron un recorte del diario ARRIBA de Madrid que representa el colmo de la falsedad conscientemente vertida.

Se trataba de una crónica enviada desde Bilbao y firmada por "Interino". En ella el supuesto corresponsal interino decía ta siguiente falacia: que aquí hablan el vascuence el 46 por 100 de los habitantes, y que las conversaciones se llevan a nivel del vascuence en un 4,6 por 100.

Hay que tener muchos bemoles para mentir de modo ton descarado. Porque o esa crónica se ha escrito desde Madrid, y en ese caso el autor no tiene ni la más remotísima idea de lo que decía y era uno más de los engañados, o se ha escrito desde Bilbao, y en ese caso el error lo transformamos simple y llanamente en mentira. Porque tan sólo un hombre con pésima mala fe puede decir tal cosa. Pero vamos a ello. Quede en primer lugar la advertencia para algún necio o para los malos —los de mala fe— que en nuestro comentario se trata única y exclusivamente de números, no de calidad. El vascuence está a! margen de este comentario.

Los habitantes de Vizcaya son como un millón doscientos mil, más o menos.

Sepan nuestros lectores que en Vizcaya ya es elevado decir que 50.000 hablan el vascuence, lo que representa algo así como un 4 por 100 muy escaso.

Invitamos a los de ARRIBA a que vengan a Vizcaya, salgan a la calle, pregunten puerta a puerta y luego escriban la verdad. Y acto seguido metan en "la cárcel de papel" al tal Interino por mucho tiempo, como justa penitencia, no ante tamaño disparate, sino ante tan gran mentira.

Pero así, con estas mentiras, se va escribiendo la historia y se va construyendo un castillo sobre falsedades. Los de aquí ya lo sabemos; pero los de Madrid a lo mejor se lo han tragado.

Los separatistas, desde luego, se han frotado las manos ante semejante "tontería útilísima" (...).

Y para terminar esta cronlquilla, decir que si don José Antonio Primo de Rivera —¿o sólo los "quinquis" tienen derecho al don?— apareciera por su ARRIBA, y viera cómo con mentiras se trata de fomentar el separatismo, entre otras cosas les iban a correr a boinazos —como se dice aquí— hasta ia bola del mundo de Guadarrama.»

(«EL ALCÁZAR»)

 

< Volver