Autor: Jáuregui, Fernando. 
   Carrillo: Por ahora, que sigan las bases U.S.A.     
 
 Diario 16.    04/03/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

6/NACIONAL

Carrillo: Por ahora, que sigan las bases U. S. A.

Fernando Jauregui

MADRID, 4 .´DIO).—Santiago Carrillo dijo ayer que el Partido Comunista de España (PCE), del que es

secretario general, está dispuesto al mantenimiento de las bases norteamericanas en España hasta que no

hay un acuerdo internacional que suprima todas las bases militares en Europa.

Esta fue quizá una de las respuestas que más sorprendieron a los casi trescientos periodistas que

escucharon durante dos horas a los líderes comunistas a Marcháis (francés),. Berlinguer (italiano) y

Carrillo (español), tiempo máximo autorizado por el Gobierno Civil de Madrid para la rueda de prensa

final do la ya famosa "cumbre´´ eurocomunista de Madrid.

No hay condenas

Tras la entrega de copias de las palabras de presentación de Carrillo, Berlinguer y Marcháis —palabras

que no fueron públicamente leídas—, Carrillo y sus colegas se pusieron a disposición de los periodistas.

"No hemos mencionado la cuestión de la libertad en los países del Este en el comunicado conjunto

que Marcháis u una primera pregunta—, porque cada uno de los tres partidos que aquí estamos ya ira

dicho todo lo que consideraba oportuno al respecto."

Añadió el secretario del PC francés que pensaba que no tenían derecho a juzgar colectivamente a ningún

partido: recordó el error cometido al criticar a la Liga de Comunistas Yugoslavos. "Por ello nunca liemos

condenado al Partido Comunista Chino."

Entrando en la definición da las características eurocomunistas, Marcháis reafirmó que estamos

totalmente decididos a la vigencia de las libertades individuales y consideramos que ningún hombre, en

ningún lugar, puede ser encarcelado por haber hecho uso de las libertades de expresión, opinión o

creación".

Añadió que los tres líderes eurocomunistas consideran hoy que sus países están en crisis, y que sería

necesario introducir reformas estructurales: "Consideramos —dijo textualmente— que ahora existen

condiciones para utilizar una vía democrática hacia el socialismo, y tenemos una concepción de la

sociedad socialista en la que las libertados serían no sólo mantenidas, sino ampliadas."

Disculpas a todos

Los líderes comunistas insistieron repetidamente en que con el eurocomunismo no se trata ni de crear mi

nuevo centro de poder, ni una nueva Internacional.

Tampoco puede interpretarse la celebración de esta ´´cumbre" como un desafío a Moscú, ni como una

presión para la legalización del PCE.

La reunión, "autorizada y protegida por las autoridades", como dijo Carrillo, "no tenía ninguna relación

directa con el problema de la legalización del Partido Comunista". El problema de la legalización del PCE

está en manos del Tribunal Supremo y, dijo Carrillo, dicho Tribunal con Ciamos que decidirá en justicia,

teniendo en cuenta el periodo de cambio que vive nuestro país".

En el Este falta democracia

Tras matizaciones prudentes hacia el socialismo de la Unión Soviética (´´primer país en que se ha

suprimido la explotación realizada por una clase social. Los países del Este han realizado grandes

conquistas económicas y sociales"), no faltaron cautas alusiones a la falta de libertad en el Este.

Carrillo fue más lejos que sus dos colegas al decir que en los países del Este "lo que falta es democracia".

Rumores anteriores a la conferencia de prensa habían señalado que el PCE se mostró partidario de

elaborar un documento en favor de los disidentes en los países del Este, pero el PCI y, especialmente, el

PCP, se habrían mostrado contrarios.

"Naturalmente que mos divergencias entre nosotros", diría Marcháis aludiendo al ejemplo de las varias

posturas ante las elecciones para el Parlamento Europeo.

En las dos horas que duró la conferencia —tiempo máximo autorizado por el Gobierno Civil— no se

pronunció la palabra Helsinki.

El mitin de Marchais

Ante una pregunta de un periodista francés, Marcháis lanzó un auténtico mitin electoral: "Si la clase

obrera estuviera en el poder en Francia —dijo—, hoy no habría millón y medio de parados no habría una

inflación superior al 10 por 100 no habría escuchas telefónicas."

"La clase obrera pondría ni mundo al derecho, cuando los capitalistas lo han puesto al revés, apuntilló

Marchais.

Preguntado acerca de las alianzas doctorales, Carrillo dilo que el socialismo en los países mediterráneos

debería hacerse a través de una colaboración entre las corrientes comunista, socialistas y cristiana. Más

adelante, añadió que los comunistas acudirán en solitario a las elecciones para el Congreso ("las

condiciones no son favorables a un trente democrático muy amplia, como hubiera sido nuestro deseo") y

trabarán de formar una amplia alianza electoral para el Senado.

Bases U. S. A., sí

También dijo Carrillo que el PCE está dispuesto al mantenimiento de las bases norteamericanas hasta que

no haya un arreglo internacional que suprima las bases militares en Europa. "España debería mantenerse

en una posición de no alineamiento, aunque si un. Parla mentó democrático tomase otras decisiones, las

respetaríamos."

En ocasiones, hablando un francés con fuerte acento español, Carrillo se refirió una vez más a la salida

del PSOE de la "comisión de los diez" señalando que ésta no está en crisis, sino que la crisis afecta a las

relaciones PSOE-Gobierno. Luego dijo que los resultados obtenidos por la comisión negociadora son

"muy mulos y muy cortos".

Cunhal

El ausente secretario general del PC Portugués, Alvaro Cunhal, fue uno de los protagonistas de la

conferencia de prensa. Tras definir a Cunhal como un "heroico combatiente comunista", Carrillo explicó

la ausencia del comunista portugués en la "cumbre", diciendo que "el camarada Cunhal mantiene sobre

algunos de los problemas tratados en la reunión ideas que no son exactamente les nuestras".

Carta de Pliouchtch

En cierto momento de la conferencia de prensa, el ex dirigente del PCE Fernando Clandin se acercó a la

mesa presidencial, entregando a Manuel Azcárate un voluminoso sobre de parte de Pliouchtch".

Leonid Pliouchtch, matemático, es un conocido disidente soviético, actualmente residente en Francia. El

contenido del sobre no se hizo público.

 

< Volver