Autor: González-Ruano de Navascués, César (NAVASCUÉS/César de NAVASCUÉS). 
   La gota del agua     
 
 Arriba.    29/09/1977.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

La verdad es que es triste. Pera como dice Arespacochaga, el poder está en la calle. Y

si no es un chispa la que provoca la solución, es un incendio. Como lo de los chatarreros:

incendio, manifestación, solución. El Ayuntamiento anuncia que cinco de esas chatarrerías van

a ser clausuradas. Estaban fuera de la Ley hace tiempo. Pero el momento de desalojarlas con

toda urgencia es ahora. Ayer por la mañana, el Gobernador Civil, señor Rosón, en este orden

de urgencias, telefoneó a la Comisión de| Área Metropolitana para pedir que le habilitasen

«en cuarenta y ocho horas lugares definitivos para trasladar a los chatarreros». En esta

comisión se recibió la sugerencia con el mejor ánimo de colaboración, pero como alguien dijo:

«habrá que contar con los Ayuntamientos». Porque si al de Madrid le molestan los

chatarreros, a lo mejor no le gustan mucho más al de Pinto. Don Elias Cruz, ya que habló con

el Gobernador Civil, le pidió permiso para distribuir entre la Prensa la lista de expedientes con

petición de sanción por infracciones urbanísticas que se han remitido hasta ahora al Gobierno

Civil, sin que se sepa que haya habido ninguna sanción. Según parece, el Gobernador Civil dijo

que algunos de los expedientes «no se han recibido», lo que puede suponer que la docu-

mentación oficial se pierde en el trayecto que va de San Juan de la Cruz a la calle Mayor, y

anuncié que «se tomaran medidas». Como el tema con el urbanismo iba ya de broma, las

noticias dadas por don Elias Cruz fueron coreadas por risas de los periodistas presentes.

2. Don Elias Cruz y su equipo se definieron como un equipo «del partido mayoriíario» que va a

realizar política de partido. Su primera ¡dea va a ser democratizar el urbanismo. Y como la

democracia suele comenzar por la base, don Elias Cruz luce un hermoso agujero en la suela

del zapato, por donde puede comenzar a gastar calcetín de un momento a otro. Don Ellas Cruz

se creyó obligado a contarnos su triste historia de exiliado que luego cerró con un «no quiero

aburrirles con mis batallas». Ya que de momento se va a paralizar toda decisión del futuro

urbanístico hasta que haya Ayuntamientos democráticos, don Elias Cruz pretende dedicarse al

siempre interesante deporte de «tirar de la manta» y buscar responsabilidades. En todo caso,

los periodistas le sorprendimos con una lista de casos famosos —entre ellos el de setenta y

cinco zonas verdes desaparecidas—, que resultó que no conocía. Los periodistas rieron a gus-

to y se tomaron con buen talante la novatada del nuevo delegado del Área Metropolitana.

3. Cristina Sobrino y Antonio ViIlanueva no descansan. Los pobres acaban de presentar por...

no se sabe qué número de vez, la documentación para que les legalicen su Federación

Provincial de Vecinos. Dicen que esta vez va en serio y se la aprueban.

César DE NAVASCUES

 

< Volver