Autor: Jiménez Gómez, Margarita. 
 El compromiso de diputados y senadores. 
 No vayamos a sustituir la dictadura de un hombre por la de un partido     
 
 Ya.    06/10/1977.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 32. 

El compromiso de diputados y senadores

NO VAYAMOS A SUSTITUIR la dictadura de un hombre por la de un partido

Nos dice don Enrique Tierno Calvan, diputado de Madrid por el PSP, a( referirse a las elecciones

municipales y e/ riesgo de regirías por (decrefo-ley, que considero que antes de fas municipales el país

debe tener /a Constitución

La población de Madrid es infinitamente mayor de lo que las infraestructuras pueden sostener La ciudad

no debe encarecer sus servicios de forma que excedan lo que el ciudadano medio tiene Estamos

convencidos de que los servicios públicos, con el tiempo, tendrán que ser autogestionados en gran parte

Don Enrique Tierna Galvan, presidente del PSP, diputado por Madrid, encabezó la lista de candidatos de

su partido el pasado 15 de junio. Doscientos doce mil doscientos veintinueve votos, «1 91,1 por 100 de la

población votante, y tres escaños «n el Parlamen y un senador. Al profesor Tierno también le hemos

planteado nuestra pregunta en razón de ai en la vida política se verá absorbido realmente por las tareas de

tipo nacional o es consecuente de la elección de los madrileños y también se dedicará a los problemas

específicos de sus electores.

Nuestro entrevistado nos dice que en Madrid alcanzó su partido el mayor número de votos, lo que exige

especiales obligaciones con Madrid de orden político, junto con las obligaciones de carácter personal por

haber nacido en Madrid y considerarse madrileño tenaz, pertinaz y contumaz, conociendo los barrios, sus

recorridos a pie, en Metro y en tranvía, ya que no es e! madrileño que conoce 1» ciudad sólo desde la,

ventanilla del coche.

—Raúl Morodo me decía recientemente, en. una entrevista para esta serie, que para estudiar el tema de la

capitalidad de Madrid se debía de formar una comisión especial de las Cortes en la que no sólo tuvieran

participación los parlamentarios de Madrid, sino también >ie otras provincias. ¿Comparte usted este

criterio?

—No hemos tenido, aún una discusión de capitalidad a nivel de partido; estamos ahora con el tema de las

autonomías y no sabemos dentro de la autonomía de Castilla cuál es el papel que podrí» jugar Madrid. El

problema se plantea en que Madrid se podría convertir en algo parecido a lo que es Washington en

relación con Norteamérica: es una capital que hasta cierto punto no pertenece a ninguna región concreta.

Madrid podría ser, por ser la capital, algo autónomo; sin embargo, me inclino a pensar que, pese a todo,

Madrid sigue estando muy vinculada a Castilla la Nueva, que concluye en las laderas de Guadarrama.

LAS RAICES CASTELLANAS DE MADRID

El diputado considera que Madrid no tiene el grado de abstracción como para desalojarla de sus raíces

castellanas, y considera que el interés de los madrileños está en que la ciudad sea habitable, integrada por

gentes satisfechas y orgullosas de estar en Madrid y participar en la ciudad. Se refiere a la necesidad de

resolver casos concretos y huir de las abstracciones, resolver lo» problemas cié la gian ciudad como lo

hace una empresa, concibiendo a los ayuntamientos en este sentido cn una gran capacidad de dirección,

administración y ejecución; de lo contrario Madrid no saldrá nunca de los vicios que la destruyen.

—¿Eso quiere decir que además da encontrar el Ayuntamiento de Madrid una autonomía debe tener unos

poderes de ejecución sin incidencias de competencias, como sucede ahora?

EJ señor Tierno nos dice que distingue entre Ayuntamiento de Madrid y Diputación Provincial, cuya

revitalización hay que estudiar, considerando que la provincia no cree que llégate a confundirse con

Madrid. En cuanto al Ayuntamiento de la capital, añade que tiene que resolver los problemas, que cree no

se han pretendido resolver, que se ha pretendido simplemente tapar los problemas, parchearlos, pues la

solución de los problemas de una gran ciudad se deben hacer pensando en un futuro, que para Madrid ha

sido muy próximo, por lo que no son soluciones, sino remiendos.

—¿Cuáles son a su juicio los problemas más acuciantes de Madrid ?

—Hay un problema fundamental, del cual los demás son secundarios. El problema consiste en

que la población de Madrid es infinitamente superior a lo que «u infraestructura puede sostener y de lo

que sn superestructura puede albergar.

Nos habla nuestro entrevistado de los continuos cambios de alcantarillados "y la necesidad, sin prohibir la

inmigración, de reducir la densidad por kilómetro cuadrado, despejar -el actual cinturón industrial; se

refiere a un Metro que no es suficiente, a unos transportes de superficie que tampoco lo son y a que

siempre las soluciones que se intentan resultan carísimas.

—El habitante de una gran población tiene también un jornal medio y no se puede pensar

a ese jornal medio, nos dice el señor Tierno, quien se refiere después a Une Jos servicios de Madrid

tampoco son suficientes y condena la construcción vertical de la ciudad, que cae en el vicio de Nueva

York, y que tiene su origen en la corrupción y especulación del suelo. Considera que se noshabla de su

concepto para podría haber llegado a un Madrid horizontal muy extenso, y nos habla de su concepto para

ciudades en forma de estrella, con un núcleo central administrativo, bancario. financiero y hasta

monumental, pero en las puntas imaginarias de la estrella, ciudades menores, con buena comunicación y

que no lleguen a confundirse con el nucleo central.

Nos referimos a la noticia dada por la propia Presidencia del Gobierno de que las elecciones pudieran

regularse por decreto-ley, y preguntarnos sobre el tema a nuestro entrevistado

—Yo lo que creo es que en principio no se pueden hacer unas elecciones municipales si no hay una

Constitución. Sin una norma constitucional, que especifique realmente, no estamos en condiciones de que

haya una ley Municipal. En segundo lugar, la ley Municipal es de suma importancia, forma parte de la ley

de Administración Local. Tampoco es nada que esté fuera de lo que es la ley de Administración Local en

su conjunto, y todo esto debe pasar por las Cortes, porque si las Cortes son unas Cortes que van. a tardar

mucho tiempo en hacer la Constitución y mientras tanto vamos a estar con un ejecutivo, que de hecho

resuelve los problemas con una colaboración mínima por parte del legislativo, entonces hemos sustituido

la dictadura de un hombre por la dictadura de un partido.

Preguntamos el criterio de] señor Tierno sobre e] movimiento ciudadano.

—Positivo. Nuestro partido tiene una relación estrecha. Somos un partido que defiende la autogestión, v

no podemos ser contrarios a nuestros principios. Estamos convencidos de que los servicios públicos con

el tiempo tendrán que ser servicios públicos autogestionados en gran par. te.

El diputado se refiere a la necesidad de una gran participación y a! control de los servicios públicos. No

cree que las asociaciones hayan sufrido politizadas por jos partidos, que codician los movimientos

ciudadanos para tenerlos propicios para las elecciones, cosa que eu partido lamenta y no sigue fsa

politica, pues sólo les ayudan poi considerar que es un buen sistema da rectificación de ias arbitrariedades

que pueden ejercerse desde los ayuntamientos

—¿Cuál ciee que deben ser la» fechas de las elecciones? .

—Se está hablando del pro vi. mo noviembre, parece; yo creo que eso es materialmente imposible.. Para

hacerlas con desahogo tendrían que trasladarse a majo.

Nos habla el señor Tierno d« que ha recibido muchas cartaa invitándole a que te presenta como alcalde

de. Madrid, pero se considera más a nivel de Estado que de ciudad, por la eircunstan. cia de ser profesor y

académico^, Es partidario de la elección d« alcalde popular, pues se expresaría la voluntad del pueblo;

pero considerando la actual tensión entre los partidos políticos, loa Ayuntamientos no serian manejables

ai el alcalde resultara en posición de disgusto con el resto de los concejales

—Me inclino por la tesis—añade—de. un alcalde por elección, popular, que sea responsable ante el

pueblo, a| que se le otorguen bastantes facultades par» que pueda luchar casi como un presidente. Ya sé

que el píesidencialismo no gusta, pero en estos casos concretos, el presidencialismo no tiene un que hacer

político, el presidencialismo tiene un quehacer empresarial. Su simbolismo político lo que hace es

subrayar el cuidado con que se va a administrar al céntimo.

Finalmente hablamos sobra las candidaturas, que nuestro entrevistado considera que las cerradas llevarían

a que el ciudadano tuviese que atenerse a una disciplina de partido, que considera ajena a los intereses

municipales. En el municipio lo que se busca es la persona idónea, un poco más alla de los partidos, y

puesto que las candidaturas cerradas son muy partidistas, en principio se inclina por una candidatura

abierta.

Margarita JIMENE2

 

< Volver