Autor: Fuente, Jesús de la. 
 El Poblado de Orcasitas se manifestó ante Obras Públicas. 
 Garrigues también hizo promesas  :   
 Mañana, nueva reunión ministro-vecinos, para intentar buscar soluciones concretas a la remodelación del barrio. 
 Pueblo.    07/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

El Poblado de Orcasitas se manifestó ante Obras Públicas

GARRIGUES TAMBIÉN HIZO PROMESAS

Mañana, nueva reunión ministro-vecinos, para intentar buscar soluciones concretas a la remodelación del

barrio

Después de protagonizar una masiva manifestación ante el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, los

vecinos del Poblado Dirigido de Orcasitas consiguieron ayer llevar y concretar una entrevista con el

titular del departamento, Joaquín Garrígues Walker, para el próximo sábado a las doce y media de la

mañana. No fue, ni mucho menos, fácil. Con anterioridad, la comisión de representantes había man.

tenido una estéril reunión con Juan Cambreleg, jefe del gabinete político del ministro, que intentó por

todos los medios convencer a los vecinos de que al señor Garrigues le resultaba completamente imposible

recibirles. Ante la insistencia de éstos y la falta real de argumentos de; señor Cambreleg, el titular del

departamento accedió finalmente a la charla. A los representantes de los medios informativos, sin

embargo, se nos prohibió asistir a la entrevista, ya que, según palabras de Garrigues. «es una reunión de

trabajo».

Al final de la misma, la comisión de representantes informó ampliamente a los varios centenares de

vecinos que se concentraban ante la puerta principal del antiguo Ministerio de la Vivienda, y, por

supuesto, a la Prensa, sin mayores problemas.

Como ya hemos dicho, inicialmente, la comisión de representantes fue recibida por el jefe del gabinete

político del ministro, Juan Cambreleg .alegando que al titular le era imposible recibirles, por estar reunido

con los diputados de las provincias afectadas por el trasvase Tajo-Segura. La re. unión se vio desde un

principio que iba a resultar inútil, porque los vecinos insistían en que durante los últimos cuatro años

están entrevistándose con representantes de la Administración, «y hasta ahora todo han sido promesas y

más promesas. Nuestro único interlocutor válido es ya el señor ministro.» Treinta y tres minutos de

reunión prácticamente estériles, pese a que el señor Cambreleg intentara disculpar una y otra vez la no

presencia de Garrigues. «Yo comprendo sus problemas, pero también les pido que vean que somos

nuevos y nos estamos encontrando con una serie de problemas heredados por anteriores equipos

ministeriales que dejaron de serlo por muy diferentes causas.» A ello replicaría un representante de los

vecinos: «Eso lo hemos oído ya 178 veces de otros altos cargos. Ahora queremos compromisos formales

del ministro, para que si no se cumplen sea él el responsable.» A lo que contestaría Cambreleg: -Les

repito que el ministro está ocupado.´ Yo en estos momentos, por delegación, soy cómo su doble. Lo que a

mi me digan es como si se lo dijeran a él.»

Desde la una hasta las dos y media de la tarde tuvieron que esperar los representantes vecinales para ser

recibidos, ya que el ministro —como hemos señalado— estaba reunido con diversos diputados para tratar

del Tajo-Segura. Durante este intervalo, Juan Cambreleg irrumpió en la sala de visitas y mostró

airadamente su disconformidad con que en la anterior reunión estuvieran presentes jos periodistas.

Dirigiéndose a los vecinos dijo: «Ustedes han roto las reglas del juego, y eso no les va a beneficiar en

absoluto.» Los vecinos, por su parte, mostraron su interés porque los periodistas asistieramos también a la

posterior reunión con Garrigues, cosa que, como ya hemos apuntado, no fue posible. A lo largo de la

misma. Garrigues se comprometió a estudiar a fondo el tema y a considerarlo prioritario. Señaló

asimismo que estaba dispuesto a escuchar a todos los implicados en el problema, añadiendo que

agilizarían al máximo todos los trámites. El caso, desde luego, lo requiere. Desde hace dos meses, siete

familias habitan unas viviendas, que. según una circular del Ministerio, «amenaza ruina inminente». El

barrio, por otro lado, decidió ayer mismo constituirse en asamblea permanente en la iglesia del poblado,

hasta e¡ sabado. en que esperan recibir ofertas concretas de solución a sus problemas, a esa remodelación

que marcha con sensible retraso. de forma indirectamente proporcional a las grietas en las viviendas.

-Jesús-DE LA FUENTE

 

< Volver