Documento del Ministerio de Obras Públicas. 
 El suelo es de todos  :   
 Compromiso del Gobierno: Prioridad absoluta a la construcción de viviendas para los más necesitados. 
 Pueblo.    15/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Documento del Ministerio de Obras Públicas

EL SUELO ES DE TODOS

Compromiso del Gobierno: Prioridad absoluta a la construcción de viviendas para los más necesitados

MADRID. (Resumen de Europa Press.)—El Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo ha elaborado un

documento de actuación de cara a los próximos meses, que se encuadrará dentro del Programa de

Reforma y Saneamiento Económico que será presentado próximamente a las Cortes Españolas. El

documento, del que informa Europa Press, lleva por título «Política de urbanismo y vivienda», y tiene

como objetivos básicos:

— Recuperar para la colectividad las plusvalías generadas por el desarrollo urbano y por la ordenación

urbanística con el doble fin de: poder utilizarlas para transferirlas a los usuarios directa o indirectamente,

y crear disponibilidades financieras para la nueva creación de infraestructuras previstas.

El paquete de medidas que el Gobierno se propone instrumentar parte de tres principios fundamentales. El

pian refleja el deseo social a la ocupación y uso del espacio urbano. El plusvalor sobre el suelo urbano es,

fundamentalmente, de la colectividad. El sector público debe asumir un papel principal en lo referente a

garantizar la entrada en uso del suelo urbano.

Entre los compromisos del Gobierno figuran, entre otras medidas generales:

— Medidas referentes a la captación de plusvalías, definiendo detalladamente el concepto de plusvalor

bajo los distintos supuestos del suelo.

— Medidas fiscales generales tendentes a equilibrar, a través de impuestos análogos al de contribución

territorial, los presupuestos ordinarios y de amortización de las corporaciones locales, gravando

especialmente a los solares que representan, por su retención, una subutilización de infraestructuras y

equipamientos.

Para el aumento de la oferta de suelo urbano y la creación de un gran patrimonio de suelo público, el

Gobierno se propone fomentar la adquisición por las corporaciones locales, el INUR y los organismos

públicos apropiados de terrenos en cantidades suficientes para garantizar la expansión planificada de los

núcleos de población, autorizando la captación de los recursos financieros extraordinarios que tales fines

exijan. Se reconsiderará y potenciará el papel que habrá de cumplir el INUR no sólo en lo que se refiere a

la instrumentación global de la política de suelo, sino al fomento de instituciones análogas a niveles

locales.

En lo referente a vivienda, la actuación del Gobierno se orientará en una doble vertiente: de una parte, el

establecimiento de mecanismos que garanticen la financiación de la vivienda dentro de plazos adecuados,

y de otra, la elevación del número de viviendas de construcción directa para los sectores más necesitados

En definitiva, el Gobierno asume en el ámbito de la vivienda los siguientes compromisos:

Promoción de adquisiciones de suelo urbano o urbanizable por las corporaciones locales u otras

instituciones públicas para su cesión temporal con destino a la construcción de viviendas destinadas a las

clases económicamente más necesitadas.

Prioridad absoluta a la construcción directa de viviendas con destino a los más necesitados durante 1978 y

1979.

Nueva regulación de la imposición sobre transmisiones de inmuebles en el ámbito de la reforma fiscal.

Remoción en el ámbito gubernamental de los obstáculos jurídicos y fiscales que se oponen a la creación

de un mercado amplio de hipotecas antes del 30 de junio de 1978.

Propuesta para la regulación de fondos de inversión inmobiliaria que tomen como activos hipotecas sobre

inmuebles antes del 30 de junio de 1978.

 

< Volver