Autor: Jiménez Gómez, Margarita. 
 Madrid, plaza universal. 
 El retraso en revisar el plan general es un parón urbanístico     
 
 Ya.    16/10/1977.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MADRID, PLAZA UNIVERSAL

El retraso en revisor el plan general es un parón urbanístico

PARA mañana está convocado el primer pleno del nuevo equipó del Área Metropolitana —que se

adelanta media hora, dé lo habitual—, pues hasta aquí sólo se ten celebrado comisiones delegadas.

Nuevas personas en esa comisión plenaria, dado el cambio de cargos en la administración como

consecuencia del tercer Gobierno de la Monarquía. En un somero repaso al orden del día, a no ser que se

incluya dentro del informe sobre situación del planeamiento metropolitano, echamos en falta llevar hasta

él conocimiento del pleno —pues ya se ha dicho que el Área es un organismo colegiada—los puntos de

vista o los criterios del nuevo equipo, o al menos de su nuevo delegado, sobre el retraso en revisar el plan

general de Madrid, pues fue el Área como tal organismo colegiado el que recibió el encargo por Consejo

de Ministros, Consejo de Ministros de la Monarquía, en abril de 1976. Una revisión para la «lile se

marcaban planos fijos, pues debía estar en estas fechas precisamente. Luego se retrasó otros seis meses

con la promesa expresa de que estaría en el próximo mes de abril, fecha que ahora de nuevo se dilata.

REVISIÓN del plan que fue recomendada por el Consejo de Estado y que ha sido reivindicada—

aunque después de haber iniciado el estudio del Área por el Colegio de Arquitectos COMO algo urgente.

Por eso no nos vale ese concepto del nuevo equipo del Área de que "se tomarán medidas a corto y medio

plazo para permitir ofrecer el suelo necesario para Las construcciones de viviendas que en este momento

tiene planteada la sociedad". No es tarea del Área facilitar suelo para construir viviendas necesarias, sino

algo mucho más importante, donde esas viviendas van incluidas y ese suelo, como es la debida

ordenación y planificación de Madrid, su área metropolitana y toda la provincia.

Pero sólo hasta ahí; decimos esto, porque el Área señala también como freno para revisar este plan la

posible dimensión de] régimen de las autonomías y la acción territorial. Si se llega a un tratamiento más

allá de los límites provinciales, el Área sólo sería una .parte, equivalente a la representación que tendrían

las hasta ahora comisiones provinciales de Urbanismo de las restantes provincias que pudiera integrar un

tratamiento regional. No olvide el Área que un tratamiento regional correspondería al Ministerio de

Regiones y a la Dirección General de Acción Territorial y Medio Ambiente, pero nunca a COPLACO, »

no ser que continuara intentando llevar a la práctica los manifiestos deseos de interferir en otras

competencias «orno está haciendo con los ayuntamientos, convirtiéndose en un instrumento más del

acusado centralismo que sufre la provincia.

Ala prensa le corresponde informar, pero también la critica, la denuncia y la censura. Por ello, la prensa

ha denunciado el parón urbanístico, ios peligros especulativos que pueden suponer el retraso y

congelación ¿e la revisión de! plan genera]. La prensa—en las secciones especializadas en este tema—

tiene responsabilidad e-n el, futuro de Madrid, tanto como loe miembro flamantes que han llegado al Área

o más, pues por encima de los criterios de partidos hay que tener en cuenta las necesidades urgentes de un

planeamiento para Madrid, que sufre retraso trae retraso.

A ¡o largo de los años hemos visto cómo al socaire de los distintos gobiernos se han hecho distintos

planeamientos, diferentes estudios, consiguientes encargos. Desde 1970, en que inicié mi información en

este organismo—sin contar los años atrás de la Comisaría de Urbanismo y BU herencia al Área con su

creación—recuerdo el "esquema director" que más tarde se denominó "Plan Director"; posteriormente,

"Modelo Territorial", y nos tememos, si ahora como se ha dicho »e van a desempolvar toaos los estudios

para darlos fe conocer—como si no se hubiera ya hecho—que continúe dando vueltas en el rodillo de los

informes sin pasar a ser ejecutivo.

Tememos que pase también el tiempo de este flamante equipo del Área, ilusionado con su vinculación al

grupo mayoritario del Gobierno, y el planeamiento de Madrid sufra otra dilación, como es de esperar con

ese frenazo a la revisión del plan general, y lo tememos porque en esta* dilaciones siempre pierde el

pueblo de Madrid y sólo ganan algunos privilegiados.

Margarita JIMÉNEZ

 

< Volver