Autor: Río López, Ángel del. 
 Griñón. 
 Se construyen 6.300 viviendas denegadas por el Área Metropolitana  :   
 El Ayuntamiento otorgó licencia de construcción y el Gobierno Civil la ratificó. Los vecinos aseguran que es suelo rural, el Ayuntamiento, urbano, y la Coplaco, reserva urbana. 
 Ya.    18/10/1977.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

GRIÑÓN SE CONSTRUYEN 6.300 VIVIENDAS DENEGADAS POR EL ÁREA METROPOLITANA

El Ayuntamiento otorgó licencia de construcción y el Gobíerno

Civil la ratificó los vecinos aseguran que es suelo rural; el Ayuntamiento, urbano, y la Coplaco, reservo

urbana

La historia del urbanismo madrileño sigue salpicándose de una serie de contradicciones e irregularidades

que llegan a sorprende a los más eruditos en la materia. Los propios planeamientos urbanísticos, ya de por

sí complejos y susceptibles a Irregularidades de todo tipo, han visto con frecuencia la anarquía de su

desarrollo a través de actuaciones sin sentido o con sentidos puramente especulativos.

En esta ocasión nos ocupa otro de esos casos curiosos donde las competen cías urbanísticas resultan

difíciles de delimitar por los trámites seguidos. Le voz de alarma la dieron algunos vecinos de la localidad

madrileña de Griñón, municipio que hasta hace poco limitaba su desarrollo a la agricultura y que por

imperativos del desarrollo poblacional experimentado en la provincia´ ha tenido que hacer frente a un

urbanismo de futuro. La voz de alarma se hacía en forma de denuncia contra la futura edificación de

6.300 viviendas en una zona que, al entender de loa vecinos,, estaba calificada como rural. Vamos a tratar

de resumir esa pequeña historia burocrática que ha llevado hasta la concesión de 6.300 licencias de obra

nueva en la zona norte de Griñón.

En A año 1973, las empresas que pretendían la construcción de estas viviendas pilleo a1 Ayuntamiento la

calificación urbanística del suelo. El pleno decide solicitar informe ai arquitecto municipal y éste lo emite

en sentido favorable a la construcción por estimar que la zon» estaba calificada como urbana, decidiendo

el pleno otorgar las Ucencias oportunas, cosa que no comunica inmediatamente a la* empresas

interesadas porque sa procede «1 estudio de una depuradora y un colector de 4,5 kilometros de longitud.

LA COPLACO DICE NO

Al parecer, ante este lapsus en el que e] Ayuntamiento no se pronuncia, los promotores se ponen

nerviosos y deciden por su cuenta presentar el plan parcial en e¡ Área Metropolitana. La Coplaco lo

deniega en base a qua la zona está calificada corno de reserva urbana. Nú obstante, el Ayuntamiento

concede las licencias definitivas y dan comienzo las obras.

Grupos de vecinos, creyendo que existe una anomalía urbanística en esta actuación, denuncian el caso

ante el Gobierno Civil y éste encarga un informe al abogado del Estado, quien lo emite en sentido

favorable a la construcción de las 6.300 vivien. das.

El caso no puede ser más contradictorio y sorprendente: El Área Metropolitana, máximo organismo

competente en materia de urbanismo, deniega el plan; por el contrario, el Ayuntamiento lo aprueba y el

Gobierno Civil ratifica esta aprobación, Una vez más, lamentablemente, •se pone de evidencia La escasa

autoridad que la Coplaco tiene en esas -cuestiones urbanísticas

A. DEL, RIO

 

< Volver