Autor: Jiménez Gómez, Margarita. 
 El compromiso de diputados y senadores. 
 Madrid sufre un retraso irrecuperable en la solución de los problemas     
 
 Ya.    19/10/1977.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

E! compromiso de diputados y sanadores

Madrid sufre un retraso irrecuperable en la solución de los problemas

Es más que ninguna otra ciudad de España, y sin paliativos, víctima del centralismo Se acumulan los

problemas a mayor velocidad que ios posibles soluciones que se den a tos que van naciendo

Ineludiblemente, Madrid va a necesitar un apoyo específico presupuestario del Estado, con independencia

de una reforma fiscal que permita una redistribución de la renta a través del mecanismo de la Hacienda

local

Don Felipe González, diputado de Madrid por el PSOE, nos dice cuando /e preguntamos si será alcaide

de la ciudad: "Me parece que no es razonable en términos políticos globales; si fa dirección del Partido

dice que me presente, me presento"

Don Felipe González, diputado por Madrid del PSOE, partido del que es secretario general, encabezaba la

lista de candidatos en las elecciones del pasado 15 de junio, once escaños de diputado», con la abstención

d« 740.015 votos, un 31,5 de la población votante.

—Creo que, realmente; el pro-Mema de un partido político como el nuestro e» un problema que tiene ana

doble dimensión: uno, evidentemente local, sea cual «ea la localidad sobre la que uno esté viviendo o esté

proyectando ´al máximo su actividad, y una proyección nacional. Madrid no puede, de ninguna manera,

sustraerse a ser ta capital de España, y al ser la capital de España, además de todos los problemas

Inherentes, terribles, de una ciudad como Madrid, tiene los típicos problemas de ser el rompeolas de todas

las Españas, como diría Machado

Así nos contesta don Felipe González cuando le hemos preguntado si es consciente de que tiene como

diputado una responsabilidad con Madrid, pueblo que 1» eligió en las urnas. Nos habla da que Madrid no

es sólo una ciudád, sino el eco del conjunto de los pueblos de España, pues por la organización

macrocefálica se han ido concentrando aquí loa problemas y las vías de solucion. Ante esta tesis,

preguntamos si cree que Madrid es víctima del centralismo.

—Evidentemente, más que ninguna otra ciudad de España, y yo creo que en esto sin paliativos.

Nuestro entrevistado se reitere a que cuando una capital tiene el número de habitantes quo Madrid, los

problemas trascienden de lo que es la vida ordinaria del municipio, y uno de los graves problemas es la

ordenación del funcionamiento del municipio. Se inclina por una autoridad máxima para Madrid, elegida

democráticamente, sin considerar que aea la solución óptima tal vez, pues hay muchos países incluso.de

funcionamiento democrático que no operan así.

DISTRITOS AUTÓNOMOS CON" ORGANISMO COORDINADOR —Habría que dividir Madrid en

distintos distritos municipales autónomos, que después tengan un organismo de coordinación*, yo oreo

que esa es la solución única posible; hay que crear organismos de representacion mucho más directos para

que de verdad se estnm viviendo los problema» de cada una de las zonas de Madrid, que son

sustacialmente distintas; no tiene nada que ver el Madrid de la calle de Serrano con el de Vallecas, El

diputado nos habla de la emigración como primera causa de los problemas de Madrid, máxime sí no

existe ningún tipo de control, de lo que se deriva el chabolistno, la especulación del suelo e incluso los

desequilibrios regionales, no sólo de Madrid, sino de la región centro.

—¿A qué denomina región centro?

—Madrid da condicionado a toda la provincia de Madrid, ha creado una serie de ciudades dormitorios

carentes de lo que es un pueblo con una vida mínimamente organizad» y autónoma. Ha creado toda esa

masa de gentes que se precipita sobre Madrid y que vuelve únicamente a dormir a su pueblo de origen,

con un cierto abandono de esos pueblos, lógico si se tiene en cuenta que la población solamente tiene el

pueblo como punto de descanso para volver a hacer prácticamente toda su vida laboral y toda su vida

activa en Madrid.

—¿Esto quiere decir que no incluye a Madrid en un tratamiento regional de Castilla?

—Yo tengo la impresión de que Madrid, aunque hay» un cierto tratamiento regional, siempre constituirá

un problema aparte, un problema totalmente distinto, un problema que ademas tiene el grave

inconveniente de que se le acumulan nuevos problemas a mayor velocidad que las posibles soluciones se

den a los problemas que van naciendo. Es decir, hay un retraso irrecuperable en la solución de los

problemas urbanísticos, de los problemas de vivienda, de escolaridad, d« integración en la vida ciudadana

d« la población.

El servicio a intereses especulativos

Nuestro entrevistado nos habla d« que en su concepto »e ha perdido el sentido y el contenido d» !a vida

ciudadana, y la masificación ha olvidado cosas tan fundamentales como la educación, pues se ha

planificado sin dejar lugar para escuelas, zonas verdes, etc. La propia administración municipal—nos

dice—, durante muchos años, por la falta de control democrático ha estado facilitando sobre todo, o ha

estado sirviendo sobre todo a intereses especulativos. Nos habla de su contacto con el pueblo,

concretamente en los mítines electorales, y le preguntamos su opinión sobre los movimientos ciudadanos.

—Hay varios tipos de asociaciones de vecinos y son identificables todos ellos. Las asociaciones de

vecinos durante mucho tiempo han sido la respuesta ciudadana espontánea a una mecánica que no se

atendía por mecanismos de representación habituales o normales, es decir, que el movimiento asociativo

de vecinos lia cubierto una serie de objetivos que en cualquier país se cubren a través de los mecanismos

representativos normales; por consiguiente, creo que ha sido un movimiento positivo y de contestación al

abandono dé la ciudad.

El diputado por Madrid admite la politización de estas asociaciones, pues considera que tienen que estarlo

porque se trata de la "polis", del asunto de la ciudad. En cuanto al futuro, considera que siempre se

plantearán relaciones de fuerza de acuerdo con sus ideologías, pero que si hay problemas comunes

pueden crear plataformas de solidaridad y defensa de los intereses ciudadanos » nivel de barrio y distrito,

"Yo creo que las asociaciones de vecinos se pueden mejorar, pueden encontrar objetivos distintos. No van

a tener por qué cubrir el espacio de los partidos políticos, que tendrán su espacio específico. Sin embargo,

dentro de ese proceso, creo que han cubierto un papel extraordinario y que seguirán cubriéndolo.

Nos ha contado que tres minutos antes de finalizar la campaña electoral prometió que si su partido era

mayoritario pediría el cese del alcalde de Madrid, por eso preguntamos qué hubiera hecho si asi hubiera

ocurrido y le hubiera correspondido a su partido a.ctuar en estos momentos en el Ayuntamiento de

Madrid.

—En un case como el Municipio de Madrid, lo que probablemente se podría hacer, podía estar en nuestra

mente de hacer, era únicamente crear un mecanismo técnico que cubriera el vacío entre el momento de

una hipotética dimisión del alcalde y el momento de unas nuevas elecciones municipales. Un mecanismo

técnico que hiciera funcionar sin grandes alharacas y sin grandes avances, sin ninguna pretensión

desmedida. Que hiciera funcionar el Ayuntamiento y a la vez que permitiera que las nuevas fuerzas, en

es? caso mayori-tariamente, las fuerzas socialistas, conocieran los mecanismos internos del

funcionamiento, los problemas presupuestarios, los problemas de distribución administrativa, de tal modo

que conociéndolo desde dentro, sin que hubiese ninguna promesade transformación fundamental, en el

momento de la confrontación municipal tuviéramos los datos suficientes como ´para ofrecer una

planificación en el corto, en el medio, en el largo plazo que permitiera afrontar la grave problemática de

Madrid. Poca era la pretensión; no era más que la de establecer un cierto compás d« espera, que nos

hubiera permitido más penetrar en la problemática interna de Madrid a través d« los mecanismos de la

Administración, ´que son los mecanismos del poder en una sociedad compleja.

A lo largo de estas entrevistas, y principalmente de las entrevistas mantenidas con los diputados del

PSOE, he encontrado una tónica optimista a la hora de pensar en la economía municipal.

¿Cómosolucionaría este problema: con impuestos, con subvenciones...?

Nuestro entrevistado nos habla, a escala nacional, de la redistribución de la renta y de la reforma fiscal,

que considera se tiene que operar a través del mecanismo municipal,

—:Yo creo—añade—que el planteamiento de Madrid en este caso es un planteamiento especial dentro de

una remodelación total de lo que es la distribución de la renta global del país o la red de distribución d« la

renta global del país a través de una reforma fiscal. Yo creo que Madrid va a necesitar, ineludiblemente,

un apoyo específico presupuestario del Estado, aparte de que se haga una reforma fiscal en profundidad

que permita una redistribución de la renta a través del mecanismo de la hacienda local.

—La descentralización del poder administrativo, del poder del estado, tiene que operarse, entre otras

vosas, fortaleciendo el poder hacendístico o e] poder financiero de las entidades locales, más próximas a

la problemática real del pueblo y dentro de un plan global, de una planificación global, de los grandes

problemas del país con mucha mas capacidad de operar económicamente, con mucha mayor capacidad de

distribuir esos fondos que se le atribuyen a través de ese sistema fiscal. El problema del régimen

impositivo del país yo creo que fundamentalmente debe ser general, es decir, que la parcialización de los

impuestos por razones geográficas, por capítoles, por provincias o por regiones, me parece que debe ser

complemento, pero nunca debe ser la base de operaciones para la redistribución general de la renta y para

la orientación de las políticas fundamentales en materia educativa o en cualquier otra materia.

El diputado por Madrid nos habla de la mala educación financiera y hacendística a nivel ciudadano, que

lleva a sentirse héroe cuando evade impuestos, lo que achaca a que al .ciudadano le detraen un cantidad

que desconoce la trayectoria que recorre por falta de información, put-3 nunca ha habido a nivel

ciudadano una información del seguimiento impositivo para que sepa que las pesetas pagadas por

impuesto se han transformado en vina serie de obras, lo que a escala municipal considera más importante,

pues un alcalde, estima, puede llegar a plantear a sus vecinos la necesidad de" aumentar impuestos para

cubrir una serie de necesidades.

Preguntamos por las futuras elecciones municipales: ¿por ley o por decreto, como se ha llegado a sugerir,

por razón de urgencia?

—Yo creo que las elecciones se tienen que hacer con un proyecto de ley electoral que pase por las Cortes

y que se vote en las Cortes no sólo de contenido electoral, tendrán que hacer algunas modificaciones,

naturalmente. Digamos que las modificaciones no sean exhaustivas, sino que permitan la renovación de

ios municipios para adaptarlos u un funcionamiento de representatividact democrática por sufragio

universal. Creo que esto es lo fundamental para empezar í> andar, el proceso de democratización de los

municipios. Creo que hacerlo por el procedimiento autoritario y excepcional del decreto-ley es

contraproducente e incluso a niveles psicológicos, incluso imaginando que el texto del decreto-ley fuera

semejante al 100 por 100 ó al 30 por 100, con el proyecto de ley que se vote en Cortes, me parece

negativo, profundamente negativo, que ,a responsabilidad de esta ley -electoral a nivel municipal no la

asuma el órgano de representación de la soberanía popular.

Nuestro entrevistado nos habla del proyecto de ley que prepara su partido, y considera que febrero puede

ser una buena´ fecha de elecciones, o marzo pues tampoco se deben retrasar mucho. Se inclina por la

elección de alcalde entre concejales, pues la. elección directa en algunas ocasiones ofrece una dinámica

contraproducente, y resulta que la figura del alcalde puede no ser representativa a nivel de concejo,

aunque lo sea a nivel popular, creando razonamientos entre «1 alcalde y las fuerzas mayoritarias en el

seno del concejo. También se inclina porque en ciudades como Madrid las elecciones sean distritales por

aproximación al pueblo y por el sistema proporcional y por tií-tas cerradas,

—Además de Felipe González —tan repetido en todas las "listas1—. ¿quién será el alcalde de Madrid del

PSOE?

—Eso dice la gente por ahí —nos dice con una sonrisa—; como no sea que se recuerde el caso de Willy

Brandt con su alcaldía de Berlín... Yo creo que realmente es siempre la dirección del partido la que tiene

la última palabra. Lo que puedo decir es que ese tema ni siquiera se ha discutido, ni .se ha hablado en la

dirección del partido, que, por consiguiente, a mí me parece que políticamente uno no debe desmentir los

rumores que no tienen fundamento, ni tampoco debe confirmarlos. Es un problema que´no nos ha

ocupado; por consiguiente, no hay una respuesta política. En principio, a mí m« parece que no es

razonable en términos políticos globales; digo en principio; si la dirección del partido dice que me

presente, me presento.

Margarita JIMÉNEZ

 

< Volver