El metro, al rojo vivo. 
 Usuarios, empleados y accionistas, todos perjudicados     
 
 Ya.    22/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL METRO, AL ROJO VIVO

Usuarios, empleados y accionistas, todos perjudicados

Los primeros esperan un servicio mejor, los segundos dudan si cobrarán sus sueldos y los terceros piden

lo que justamente les corresponde La desprivatización y la subida de tarifas siguen a la espera de ser

tratadas en Consejo de Ministros

El tema del Metro está, al rojo vivo. Se asegura que el tema del aumento de tarifas y desprivatí-zaclón

(que van dentro del paquete relativo al consorcio de transportes para Madrid) irá al próximo Consejo de

Ministros, no sólo por la urgencia, que, en si, reviste todo el asunto, sino por la gravedad que ha creado la

actual situación económica de la Compañía y que incide principalmente en las nóminas del personal. En

ciertos sectores de la Administración, según nuestras noticias, se opina que una solución eventual podría

ser que este servicio pasara a depender de Ferrocarriles de Vía Estrecha.

Este problema, al cabo ya de más de un año, se ha dilatada mucho y adquirido un aspecto poco fácil de

resolver. Pero si todo ello es un "quebradero de cabeza", los más directamente perjudicados—según sus

propias opiniones—siempre serán los trabajadores, los accionistas y los usuarios. Los primeros, porque

dudan en cobrar sus salarios; los segundos, porque temen—y exigen, al mismo tiempo—se les considere

justamente y acorde a sus intereses; y, en fin, los usuarios porque llevan tiempo esperando un servicio

mejor, más rápido, más adecuado a una ciudad de la envergadura de Madrid, que llegue a barrios

periféricos, y que no utilicen este medio de transporte con el riesgo de sufrir un accidente o un patron en

mitad de) túnel.

Ayer, de nuevo, los accionistas se reunieron con los directivos de la Compañía. Había corrido la noticia

de que el ministro de Transportes había dado ya a conocer un estudio sobre el tema y que estaba siendo

estudiado por los miembros del Gobierno. Ellos, los accionistas, quisieron tratar su situación. La

entrevista se llevó a cabo en los locales de la Compañía. Duró más de una hora y tras ella, un cambio de

impresiones por los periodistas. Los señores Mendoza, presidente del Consejo de Administración, y Pool,

director gerente de la misma, se excusaron de no poder asistir a tal cambio de Impresiones. No obstante—

y considerando que el problema afectaba a todas las partes que en aquel momento se encontraban en el

edificio—, insistimos a loe señorea Mendoza y Pool para que Interrumpieran BUS quehaceres por

unos instantes. Se nos volvió a decir que no, porque estaban esperando una conferencia telefónica.

Volvimos a insistir en la urgencia del asunto, ya que podría Ir al próximo Consejo de Ministros, pero la

decisión de ambos directivas no varió. Fuimos informados de que, previo aviso, el señor Pool podría

tratar el teme cualquier día; eso el antes no envía una carta "puntualizando" informaciones a las que todos

estamos acostumbrados.

Los accionistas, ante la idea >te de desprivatización, no están de acuerdo con que se eleven las tarifas. "A

ver si cuando se deshagan de nosotros—dijeron—, «1 Gobierno es capaz de mantener las seis pesetas del

billete ordinario." El malestar que hoy existe entre estas veinticuatro mil personas se debe a que, años

atrás, la mayoría Invirtieron sus ahorros en hacer del Metro un servicio digno parla Madrid. Muchos de

estos accionistas minoritarios son, Incluso, trabajadores de le empresa, que, «n su día, participaron

modestamente en las acciones de su Compañía. "Son ahorros empleados & base de trabajo a cuyos

beneficios ahora no nos quieren dar opción."

LA OPINION DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

En general, se tiene la idea de que "les están tomando el pelo"; Algunos, como el presidente de la

comisión de los doce, señor Barbolla, oree lo toma la propia Compañía, aunque ésta ha manifestado,

según dijeron los accionistas, que "están a la espera de las proposiciones del Gobierno". Otro accionista,

el señor Marín, afirmó: "Es una maniobra capitalista de gran altura. Se quieren quedar con cincuenta y

cinco kilómetros de red por dos perras gordas." En cualquier caso, estas personas insisten que a ellos se

les dé lo que justamente les corresponde, porque se trata de unos pequeños ahorros que invirtieron a costa

de su trabajo y su esfuerzo.

Como nuestros lectores saben, los Accionistas pidieron una subida de tarifas de tres pesetas para e1 billete

ordinario, una subvención de mil millones de pesetas para poner en marcha los proyectos existentes y otro

crédito estatal a largo plazo de otros mil millones de pesetas, mientras que mantenían su deseo de

continuar como accionistas. La Junta Superior de Precios ha aconsejado una subida de dos pesetas, pero

es «1 Consejo de Ministros quien tiene la palabra.

Por su parte, diversos partidos políticos (PSOE, PC, PT, ORT y PSP) se muestran opuestos a una subida

de tarifas que repercute en el desarrollo inflacionista; desean llamar la atención de las ¡autoridades

públicas para que no se tome una decisión precipitada; urgir la creación de una comisión de investigación

de la situación en que se encuentra la Compañía y resaltar la necesidad de una comisión de estudio, con

representación de los partidos, que elabore posibles alternativa» al transporte en el área de Madrid.

María Isabel SERRANO

 

< Volver