Autor: Úbeda, José Luis. 
 La ocupación de pisos en San Blas. 
 Apoyada por grupos políticos  :   
 Mientras tanto el delegado de la Vivienda, señor Tutor se niega a hacer declaraciones: "Aún no estoy nombrado". 
 Arriba.    24/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Lo ocupación de pisos en San Blas

APOYADA POR GRUPOS POLÍTICOS

Mientras tanto, el nuevo delegado de la Vivienda, señor Tutor se niega a hacer declaraciones: >Aún

no estoy nombrado>

Todos sabemos que Carlos Tutor es el nuevo delegado provincial de [a Vivienda, al menos así nos lo informaron. Hemos intentado recurrir a él para que nos hablase del tema de las viviendas desocupadas, pero miren por donde ésta ha sido su respuesta:

-Lo siento, pero no le puedo hablar sobre ningún terna porque todavía no soy el delegado provincial.

Todavía no me han dado el nombramiento. Lo siento, pero no estoy al tanto de esos temas porque aún no soy el delegado.

Y nos ha dejado sin declaraciones.

Ahora vayamos a la otra vertiente. La de la ocupación de los pisos en San Blas y del lío que hay en el barrio con el asunto.

-¿Quién quiere un piso?

Estas palabras se oyeron en la tarde del sábado en la colonia "Francisco Franco-, y se dijeron en una concentración que convocó la Joven Guardia Roja, aunque luego se dijera que:

-Nosotros no tenemos que ver nada con ningún grupo político ni vecinal. Somos vecinos y ayudamos a la lucha de ios vecinos.

Pero parece ser, según se nos ha informado, que luego hubo una discusión de tipo político, sobre quién apoyaba esas reivindicaciones.

Y mientras tanto siguen las ocupaciones de pisos y el ambiente de malestar entre los vecinos. Y esos "vecinos que luchan por los vecinos" dicen:

-El que necesite un piso que se apunte y nosotros le informaremos de los que están vacíos. Y el que sepa de pisos vacíos que nos lo diga, que así podrán servir para quien lo necesite.

Hasta ahí todo más o menos bien, aunque con !a "pega- que nos apuntaron algunos vecinos:

-Esto requiere una información previa sobre la falsedad o verdad de la desocupación de esos pisos y sobre lo necesidad de quien lo necesita. Las cosas no se pueden hacer tan precipitadas.

Pero claro, hay quien no necesita de esas informaciones y se fía de los grupos de "independientes" que recorren el barrio. Luego vienen los problemas, que si la Policía, que si el desalojo, que si el juicio en Las Salesas. A todo esto, los independientes dicen:

-Si te buscas un buen abogado que le apoye, nos. otros te señalamos un piso

vacío. Claro que pedimos la ayuda de los demás vecinos para evitar que alguien eche a los nuevos ocupantes. Que si es preciso duerman en la calle, pero que nunca dejen solos a los ocupantes.

Y el domingo por la tarde intentaron realizar una pequeña fiesta para celebrar la ocupación de algunos pisos, aunque el asunto no resultó como esperaban y la audiencia fue mínima.

Y mientras tanto, todo el lío sigue y el Ministerio sin dar una respuesta y sin delegado provincial. En fin, que esto puede acabar "como el Rosario de la Aurora", según se comenta. J. L. UBEDA

 

< Volver