Autor: Guerra, Adrián. 
 Arespacochaga, en el pleno de ayer en el Ayuntamiento. 
 "Se agravia a Madrid"  :   
 Y añadió: "La capital está siendo abandonada discriminatoriamente". Román San Juán pidió que diputados y senadores tomen conciencia de la problemática de la ciudad "ejerciendo la democracia de hecho". 
 Pueblo.    29/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Arespacochaga, en el pleno de ayer en el Ayuntamiento

"SE AGRAVIA

Y añadió: "La capital está siendo abandonada discriminatoriamente"

Román San Juan pidió que diputados y senadores tomen conciencia de la problemática de la ciudad

"ejerciendo la democracia de hecho"

protestó ante el hecho de que la Prensa conociese mociones y ruegos antes que los propios concejales.

Se "ahogó" la bomba-Velayos sobre irregularidades urbanísticas

SI se exceptúan algunas —pocas— intervenciones de concejales (González Velayos, San Juan, Felisa

Martínez y poco más), la máquina de escribir tiene que confesar que el Pleno ordinario celebrado ayer por

el Ayuntamiento de Madrid llegó muy poco más allá de lo intrascendente y casi, casi, rutinario. Uno diría

que hasta el bostezo, que es lo que le va a las discusiones bizantinas y sin relieve. Por no tener, el Pleno

no tuvo —cosa rara en los últimos tiempos— ni manifestación previa en la plaza de la Villa, ni brevedad

—dos horas para muy poco—, ni apenas oyentes en la tribuna pública. Hubo —eso sí— múltiples

referencias a la Prensa, quizá porque los concejales llegan al conocimiento de muchas cuestiones a través

de los medios informativos; y una moción notable de Román San Juan en torno al olvido de que es objeto

Madrid por parte de sus parlamentarios; una defensa de Felisa Martínez respecto a los intereses vecinales

en la Vaguada del barrio del Pilar, y uña moción casi silenciosa de González Velayos, pidiendo «mea

culpa» para posibles infracciones urbanísticas. El resto, bizantinismo. Eso, tras un orden del día previo,

visto y no vista en quince minutos.

Con casi media hora de retraso, dio comienzo ayer, en el Ayuntamiento, la sesión ordinaria del Pleno

correspondiente al mes de octubre: Con un número de ediles que rozaba el topé del «quorum», se vio un

orden del día de 27 dictámenes, aprobados en su totalidad. Entre ellos, recibió el consenso del Pleno la

aprobación provisional del plan parcial de ordenación «Orcasur», tal cual habían concluido Ayuntamiento

y vecinos en sus conversaciones al respecto, y habiéndose desestimado algunas alegaciones, entre ellas,

una de Renfe.

Dentro de los dictámenes de la Comisión de Hacienda. Rentas y Paitrimonio, recibió «luz verde» de

modo inicial la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de derechos y tasas por recogida

domiciliaria de basuras y otros servicios del Departamento de Limpiezas, que pasa al trámite de

información pública. Asimismo, se aprobaron también inicialmente las modificaciones de las ordenanzas

reguladoras de obras en la vía pública y de uso de galerías municipales para paso de tuberías y otros

elementos de diversa índole. González Velayos se congratuló de que fuese realidad, a través de estas

ordenanzas, la solución a una problemática que el habia denunciado hacía tiempo. Y, ya dentro de otras

comisiones se aprobaron la modificación de estatutos de la Empresa Municipal de Transportes; la

ratificación del proyecto de contrato de préstamo entre esta empresa y el Banco de Crédito Local, por un

importe de 400 millones de > pesetas, destinados a la adquisición de bienes de equipo para el bienio

1975-76; las nuevas tarifas para los servicios de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios —G. Velayos

y Llantada hicieron constar su voto en contra—; la convocatoria de concurso público para instalación y

explotación de una cafetería en el Centro Cultural de la Villa, y el proyecto de reglamento ai que se

habrán de someter las instalaciones de depósitos de combustibles líquidos y gases para los edificios.

Respecto a este último punto. González Velayos rogó que, al inferir tal reglamento en las ordenanzas

antes aprobadas, su vigencia cese al entrar la de aquéllas. Y con tal adición quedó aprobado el dictamen.

Dos mociones por trámite de urgencia presentó la Alcaldía. Y ambas quedaron aprobadas por la

Corporación. La primera, relativa a un aumento en el salario del personal de transporte y reparto de carnes

del Matadero Municipal, en 0,50 pesetas por kilo/canal, que entrará en vigor el próximo día 1 de

noviembre. La segunda, en cuanto a la ratificación de un acuerdo de la Comisión de Gobierno, por la que

se aprobó la estructura tarifaria de la EMT y líneas periféricas de concesión municipal.

Caso de no ser aceptada tal estructura de tarifas, se pide una compensación económica aprobada por el

Gobierno. A tal efecto, se elevan tales peticiones de revisión de tarifas al Ministerio del Interior. ´

El concejal De la Viña se refirió a la congelación de tarifas de que fue objeto 1a EMT. cuando fue

aprobado un aumento de las mismas para el resto de España —con la excepción atmbién de Barcelona—,

congelación que ha supuesto para la Empresa Municipal un aumento en su déficit de 1.100 millones de

pesetas. «En consecuencia —dijo—, hoy se pide el incremento de tres pesetas que ya debería estar

vigente.»

Llantada se mostró «sorprendido» por el hecho de que mociones como éstas no hubiesen llegado al

estudio previo de los concejales, y en base a este criterio, solicitó la no declaración como «de urgencia»,

para que pasase a la comisión correspondiente. Después, ante las claras razones del propio alcalde y del

teniente de alcalde Del Moral, hubo de darse por satisfecho, porque el tema venia de lejos y era harto

conocido. Había errado por completo, Antes, durante el debate, Arespacochaga habla significado, usando

palabras del propio Llantada en su intervención, que el tema «no era catastrófico», pero que sí podía

calificarse así el incremento del déficit de la EMT, -porque el Gobierno no nos ha dejado aumentar las

tarifas». Y concluyó: «La empresa tiene problemas para pagar sueldos y hacer frente a lo que reclaman

los acreedores. Nos ahoga el déficit de la EMT. Y eso sí que es urgente.»

Se esperaba la «bomba»-González Velayos en el capítulo de ruegos y preguntas. Algo así como una

auténtica petición de «mea culpa» por parte del Ayuntamiento para presuntas infracciones urbanísticas

pasadas. Pero el concejal, metido a San Pedro, avisó con los truenos, al mandar a la Prensa un día antes el

contenido de su moción, y el alcalde le esperaba con el paraguas presto. Por eso, cuando se levantó, le

dijo: «Si es lo que hoy publica la Prensa, lo conocemos. ¿Quiere que se dé lectura a la moción?» Y

González Velayos plegó velas y aplicó árnica: «Que quede claro que no me refiero a actuaciones de la

actual Alcaldía, sino a otras pasadas, anteriores incluso a mi llegada a la Corporación, en 1974.»

Arespacochaga afirmó que el ruego pasase a la comisión informativa al efecto, «con el buen deseo d« que

se hagan públicas las infracciones». Y Buceta

El tema que se esperaba «bomba» no lo fue tanto, por lo de los truenos, y Román San Juan se aprestó a

presentar una moción importante. En resumen, señaló que Madrid está olvidada por sus parlamentarios

elegidos, que no hacen honor al voto recibido. «Se degrada —dijo— en servicios y prestaciones que se le

imponen, sin que sus representantes conozcan la problemática qué le acosa.» Y dio datos, cifras en mano,

de las necesidades en diversos campos. Un montante de unos 158.000 millones. «Son cifras elocuentes —

concluyó—, que deben conocer senadores y diputados, pasando alguna vez por esta casa y haciendo valer

una democracia no sólo de derecho, sino también de hecho.» Arespacochaga apoyó sus palabras,

refiriéndose a la agravante situación de la economía municipal y a\ la necesidad de hacer partícipe al

Gobierno de ella: «Porque se está agraviando a Madrid, una capital abandonada discriminatoriamente.»

Ezequiel Puig Maestro-Amado, Roberto Reyes y Llantada abundaron en el tema.

Felisa Martínez también se enteró por la Prensa del escrito de COPLACO al alcalde, interesando la

paralización de obras en la Vaguada del barrio, del Pilar que señaló como necesidad para el barrio, tal y

como los vecinos desean. Apuntó posibles soluciones, y pidió un estudio de volúmenes para ´la zona. Y

COPLACO se llevó el «palo» municipal, glosado por mi compañero Marlasca en su «Luz intermitente»,

También avisó Felisa ´de una posible «entrada en violencia» de los. vecinos de El Pardo, que, dentro del

término de Madrid, tiene autobuses de concesión de Obras Públicas, con precios elevados, y atacó a

Cortina, delegado de Relaciones, por su «alternativa a los centros cívicos», presentada a los vecinos antes

que a los concejales. Felisa también lo supo por la Prensa

Y finalmente, llegó el bizantinismo interminable, a costa de la limpieza del carrilbus. de una vieja moción

de Llantada, aprobada y no llevada a efecto, sobre contenedores para basuras, y de las calles peatonales.

Lo de casi siempre, a lo que se unieron «cepos» y grúas. Entre discusión y discusión, Roberto Reyes

rompió una lanza por los propietarios de casas ocupadas, en. las que se ha actuado con un error de

criterio, y pidió que el Ayuntamiento interviniese en este asunto, que, según Arespacochaga, puede

derivar en una auténtica «ley de la jungla».

Adrián GUERRA

 

< Volver