Congreso Interprovincial del Cooperativismo de Viviendas. 
 Socialización del suelo contra la especulación     
 
 Diario 16.    07/12/1977.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Congreso Interprovincial del Cooperativismo de Viviendas

Socialización del suelo contra la especulación

MADRID, 7 (D16). — La socialización del sudo, como medida definitiva y resolutoria de los males

múltiples que inciden en la especulación, figura entre las conclusiones del Congreso Interprovincial del

Cooperativismo de Viviendas de la Región Centro, celebrado días pasados.

Los representantes de las cooperativas de Madrid, Segovia, Avila y Toledo, acordaron también "atender

preferentemente a la humanización del urbanismo y de la vivienda, en busca de la armonía en los

asentamientos humanos".

>(Las cooperativas —recogen las conclusiones— son un medio para propiciar la autogestión económica,

encaminada a la construcción de viviendas y su correspondiente equipamiento. A tal fin, debe de

reconocérseles el derecho a. la adjudicación de terrenos de propiedad o gestión pública."

Proyectos

Alfonso Vázquez Fraile, presidente de la Unión Territorial dé Madrid, manifestó a D16: "En 1978

tenemos el proyecto de edificar 8.515 viviendas en Madrid. Destaca la promoción de núcleos integrados

cooperativos, dotados de toda clase de servicios, sociales y comunes. Los prin-

cipales son: el polígono 38 de la avenida de la Paz, en avanzado periodo de preparación y el de Tres

Cantos."

Sobre la confusa legislación que en principio regulaba la nueva modalidad de viviendas sociales, dijo: "Se

han introducido positivas modificaciones. Sin embargo, tanto las cooperativas como los promotores se

encuentran con el escollo insalvable de no encontrar suelo urbanizado para este tipo de viviendas, ya que

la repercusión de los terrenos es mucho más elevada de la que establece la legislación y, en definitiva, de

la que puede soportar un hogar para una familia de trabajadores."

Lacra especulativa

La lacra de la especulación —añadió Vázquez Fraile— no solamente hace inviable la promoción de

viviendas sociales, sino también la construcción de viviendas para familias de clase media. La tendencia

generalizada es pedir la socialización del suelo urbano, como remedio ante la difícil situación planteada, a

pesar de los complejos trámites técnico-administrativos y económicos que comporta, pero "a grandes

males, grandes remedios".

"Este mal no ha sido extirpado por los procedimientos legales establecidos. La propia Administración

incumple y retrasa la ley. Por ejemplo, el reglamento para la aplicación de la ley sobre el Régimen del

Suelo y la Ordenación Urbana, que tenía que haber aparecido en enero pasado. Las soluciones que

aparejaba, aunque tímidas, eran positivas."

El presidente de la Union Territorial de Cooperativas de viviendas insiste en la necesidad de cumplir los

plazos que marca la ley vigente en materia de suelo y ordenación urbana. "Hay que ser inflexibles en su

aplicación. Además se debe promulgar una nueva ley, que contemple con sinceridad la problemática

planteada y arbitre soluciones efectivas y rápidas."

Madrid, ilusionada esperanza

"Por lo que respecta a la provincia de Madrid —añadió— tenemos una ilusionada esperanza en la Actur

de Tres Cantos-ciudad modélica, programada para más de 100.000 habitantes, a la que concurrirán

promotores mercantiles y cooperativas."

Las 526 cooperativas de viviendas que existen actualmente en Madrid han construido en la capital y en la

provincia 150.762 viviendas. "Es lógico —dice Vázquez Fraile— que hayan surgido algunas dificultades.

La Unión Territorial hace lo imposible para evitarlo, pero en ocasiones no lo conseguimos porque somos

un órgano federativo, sin carácter decisorio para resolver tal o cual acción."

Los fallos

"Virgen de la Esperanza —segunda y tercera fase de Villaverde—, integrada por afectados de una quiebra

de una sociedad mercantil, no fue del agrado de la Unión que se constituyera en cooperativa. Ya entonces

argumentamos las dificultades con que iban a tropezar y, desgraciadamente, así ha sido. Si se ríos hubiera

escuchado, esos varios cientos de familias ya tendrían sus hogares, en las mismas condiciones que los

otros 9.000 afectados en el resto de España."

Sobre el techo del coste de la vivienda manifestó que "la posibilidad de ponerle freno al incontrolado

aumento tiene dos aspectos. Uno, cortar la especulación, ordenando urbanísticamente nuevos terrenos

para que —en virtud de la ley de la oferta y la demanda— el precio bajara automáticamente. Otro,

abaratar los costos de . edificación".

"Es necesario utilizar sistemas de normalización y modulación en los elementos constructivos y emplear

procediminetos de prefabricacion industrializada. Mientras sigamos con los sistemas de construcción

artesanales, los precios serán prohibitivos."

Finalmente sobre el congreso recientemente celebrado, señaló: "También estudiamos la necesidad de

participar en la elaboración de nuevas disposiciones, la construcción de viviendas rurales, la formación de

los socios, la nueva normativa jurídica del cooperativismo, la necesidad de unión del movimiento

cooperativo y la celebración de un congreso del cooperativismo español."

 

< Volver